España tiene un déficit estructural de 35.000 millones y debería estar presente en la campaña electoral

La legislatura llega a su fin. El voto negativo a los Presupuestos Generales del Estado para 2019 de la derecha (Partido Popular y Ciutadants) unido al voto de los independentistas (ERC y PdeCAT) y proetarras (EH) han conseguido por la mínima adelantar las elecciones generales al 28 de abril.

Pero debería ser una obsesión de nuestra clase política y, en particular de la económica, que nuestro país tiene un déficit estructural grande, que, sin ser escandaloso, si debería preocuparnos ya que el compromiso con la UE es de reducción progresiva e incluso existe el compromiso con Bruselas es reducirlo a cero antes de la próxima recesión. ​Esto quiere decir que cada año tenemos que emitir 220.000 mill de deuda pública que hay que devolver y eso nos hace muy vulnerables a sufrir otra crisis y otro rescate como en 2012.

Nadie va a bajar los impuestos simplemente porque no hay dinero. Si los intentan bajar volverá la confrontación con Bruselas, la fuga de capitales, la recesión, la subida del paro, el rescate de la Troika y los recortes en sanidad y educación y esta vez seguramente en pensiones. La única duda es cuánto tiempo tardaría en producirse el rescate. Por eso debería estar prohibido por algún órgano electoral engañar con bajadas de impuestos absolutamente imposibles. Seamos realistas porque la realidad es muy tozuda y acabamos de salir como europeos de la mejor lección que la economía puede dar a la demagogia y al populismo.

El principal factor que debemos mantener a raya, como ahora, es la famosísima prima de riesgo. La economía española debe mantener un círculo productivo virtuoso para que las dificultades para refinanciar la deuda pública se minimicen y no se reflejen en la prima de riesgo. En abril de 2018, antes de la moción de censura, el bono a 10 años cotizaba al 1,5%., lo que ratificó la confianza del los mercados en el nuevo gobierno del PSOE. Antes de perder la votación de presupuestos y convocar elecciones el bono estaba en 1,25%, hoy tenemos la cotización en 1,15% por lo que la prima de riesgo sigue bajando.

Eso no significa que el riesgo haya desaparecido, lo que indica es que los inversores internacionales no perciben riesgo de impago de la deuda española. Pero como hemos aprendido desde 2008, los inversores no son de fiar y puedan cambiar bruscamente de sentimiento, como cambia el viento de dirección. Si un tripartito con un grupo ultra promete bajadas de impuestos…..se acabó la confianza. Se necesita generar proximidad y cercanía desde la moderación con un gobierno centrado.

El PP siempre ha hecho las mismas campañas de promesas de bajadas de impuestos pero desde una cierta racionalidad que le ha permitido gobernar en dos ocasiones aunque con subidas de impuestos. Ciudadanos comenzó como un partido reformista pero ha acabado en la demagogia fiscal. La diferencia ahora es Vox, que es más demagogo que ellos y es el que más sube en votos mientras los otros dos caen. Esto inquieta a los inversores y a las agencias de calificación.

No obstante, que el PIB crezca no significa que la economía vaya bien, como aprendimos muy bien en 2008 tras 15 años de crecimiento ininterrumpido. Igual que durante la burbuja, el empleo industrial cae y crecemos por construcción, donde el empleo creció un 11% en el cuarto trimestre del 2018. Los datos de exportaciones en diciembre volvieron a caer a niveles del pasado mes de septiembre tras dos meses creciendo. Los dos principales sectores de exportación, agroalimentario y coches, registraron caídas en 2018. No se trata de asustar, pero son sectores clave.

El sector del coche es básico en nuestra economía y el gobierno con el anteproyecto de ley de Cambio Climático sembró dudas. Es un plan que acierta en el diagnóstico y en los objetivos pero sin medidas concretas e incentivos para conseguirlos. De hecho, tras 9 meses en el Gobierno generando confusión con los coches diesel, ahora de prisa y corriendo el gobierno descubre que en los presupuestos de 2018 había una partida para subvencionar la compra de coches eléctricos y la ha puesto en marcha ahora.

En definitiva, la economía española sí genera confianza no tiene problema en financiar los 35.000 millones crónicos que generamos de déficit e incluso ir cumpliendo con reducir esta cantidad pero la confianza y los impuestos son los pilares que sustentan nuestro bienestar. Que se enteren todos los candidatos


Francisco Villanueva Navas 

Economista y periodista financiero

Twitter: @FranciscoVill87

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 2623 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.