ENTREVISTA – Marcos Gualda, portavoz del Partido Trochodadaísta: “Nosotros lo podemos hacer peor”

“Nuestra primera acción será invitar a la Reina a que tape las balsas de los fosfoyesos”.

“Más trocho que un bocadillo de lentejas”. Es el ejemplo con el que Manuel Garrido Palacios, recientemente galardonado con la llave de la Casa de los Artistas de la SGAE, explica en su Diccionario de palabras de andar por casa (Huelva y su provincia) que una trochería es algo mal hecho y peor razonado. De alguien trocho, que es “un individuo que dice o hace trocherías. Desordenado en el hablar, vestir, mentiroso”. Cuando lo circunscribe al uso dado en Huelva capital matiza, y define al trocho como “fabulador”, que visto por la RAE, sería “una persona con facilidad para inventar cosas fabulosas, o inclinada a ello”. De los dadaístas, el movimiento vanguardista surgido durante el horror de la Gran Guerra, como se llamó a la Primera antes de que empezáramos a numerar los cruentos enfrentamientos armados internacionales, se decía negaban todo ideal artístico y que reivindicaban las más irracionales formas de expresión.

Con estos mimbres surgió en Huelva el movimiento trochodadaísta, y que cada uno saque sus propias conclusiones sobre de qué va esa vaina, que en los países latinoamericanos se entiende como “una cosa no bien conocida”. En fin, que entrevistar al portavoz del inminente Partido Trochodadaísta, que amenaza con concurrir a las próximas elecciones municipales y aspirar a la Alcaldía de Huelva, no parece, en principio, una tarea fácil, pues no sabe uno si va a tener enfrente  a alguien que va a quedarse contigo. Porque volviendo al diccionario onubense de Garrido Palacios, quedarse con alguien es “engañar tan hábilmente que el engañado hasta es capaz de dar la cara por el engañador”.

Lo que sí es seguro es que la futura candidatura municipal habrá escuchado lo que ocurre en la calle. Y no necesariamente por una cuestión de compromiso político, sino porque detrás de Marcos Gualda (ojo, ¡spoiler!) se encuentra, nada más ni nada menos, que Superoidor, el súper héroe local de grandes orejas, que no orejeras, al que las redes sociales han hecho famoso por sus ya conocidos “Oído en la calle”, que desvelan esa idiosincrasia tan onubense que se oculta detrás de cortas y ocurrentes expresiones. Más recientemente, Superoidor  ha transcendido su influencia local al haberse erigido en portavoz nacional de las personas con “frenillo” y capitanear una severa cruzada contra la erre que, en Huelva, incluso les llevará en los próximos días a pedir que se cambie el nombre de la calle Rascón. Pero esa es otra historia.

El caso es que Superoidor/Marcos Gualda  acudió a la entrevista con La Mar de Onuba tras ‘desfacer’ sabrá Dios qué entuerto lingüístico y, con las prisas, olvidó transmutar sus grandes orejas y ocultar su doble identidad. Lo sentimos, pero así es el periodismo. Y del primer encuentro con la prensa del candidato in pectore del Partido Trochodadaísta surge necesariamente, este primer titular en exclusiva: “Desvelado el misterio, Superoidor es Marcos Gualda”.

UNA TROCHERÍA QUE VA MUY EN SERIO

“Esta es una trochería que va muy en serio,” dice Gualda, portaoídor del nuevo partido. “Estamos muy ilusionados y pretendemos transmitir esa ilusión a toda la ciudadanía, haciendo de caja de resonancia de nuestro discurso a una parte muy importante de esa ciudadanía onubense más moderna, más vanguardista… Y también incidir en los problemas generales que vemos, no en la sociedad onubense, sino en la propia sociedad española  en general. Hay una crispación que se traslada a la ciudadanía que nosotros queremos atenuar y mostrar que se puede gestionar desde la tranquilidad, desde el sentido del humor y desde la escucha a los ciudadanos”.

El eje sobre el que girará la filosofía de esta nueva formación política es el Humor, cualidad que implantaremos en la gestión municipal, convencidos de que con este procedimiento optimizaremos los recursos públicos y mejoraremos el bienestar de los onubenses a través de una nueva conciencia de la vida”. ¿Esto cómo se come?

Es muy fácil Por ejemplo a través de la confluencia con los otros partidos políticos y otras corrientes. Creemos que se pueden encontrar filosofías en común y maneras de aunar esfuerzo para que al final sea el ciudadano el que se beneficie de la acción municipal.

Aunque sois un partido nuevo, no sois precisamente unos “desconocidos”, pues el núcleo duro del PT lo formáis un grupo de personas, no muy amplio, pero ya conocido como el movimiento trochodadaísta, que confluye principalmente en las actividades de la 13 y que ahora se transmuta en partido político. ¿Qué es el Partido Trochodadaísta?

Es una plataforma de ciudadanos, profesionales de distintos ámbitos, amantes de la cultura, del humor, de la ciudadanía, del pleno contacto diario entre las personas. Somos técnicos, especialistas en sus áreas. Hay una enfermera, una profesora de químicas en secundaria, hay un profesor de inglés, una trabajadora social… o yo mismo que soy gestor cultural. Gente muy cualificada profesionalmente, que hacemos en nuestra vida diaria política. Desde el momento en el tú eliges ponerte un pantalón u otro, ya estás haciendo política. O el que te pones unas orejas de plástico, o una nariz de goma, haces política. Nos vemos plenamente capacitados para llevar esto a buen puerto. Muchos además tenemos experiencia también municipal en instituciones y, sobre todo tenemos  la pasión de servir al ciudadano. Todos servimos ya al ciudadano, y nos parece un paso plenamente natural. Y todos somos ambiciosos y queremos lo mejor para nuestra ciudad. Tenemos hijos, y somos responsables. Vemos un escaparte ahora mismo que es propicio parada este paso.

Ese escaparate os llevará tener una visión de la ciudad.

Nosotros vemos que la gestión que está haciendo en los últimos años es muy positiva, que se está haciendo bien. Pero nosotros lo podemos hacer peor.  Esa es la filosofía del partido trochodadaísta.

Es una garantía, sin duda. 

Por eso nos vamos a ofrecer a todo el mundo, a la Corporación actual, al resto de partidos políticos, a nuestros simpatizantes que ya se están manifestando poco a poco en las redes sociales, y pronto  comenzaremos el proceso de afiliación e iremos presentando los siguientes pasos y dando a conocer al equipo de trabajo,. No venimos a estorbar a nadie, todo lo contrario, venimos a sumar esfuerzos a crear concordia. Como te digo, todos tenemos nuestras profesiones y lo hacemos por amor al arte, por amor a Huelva y por amor a remar en común.

Todo eso suena muy bien, Marcos. Pero… ¿cuál es el proyecto?

Es pronto. No me atrevo a lanzar unas líneas estratégicas. Como te digo todavía estamos conformando los equipos. Hay que verla masa social con la que contamos. Lo que tenemos claro es que debe ser una extensión de lo que venimos haciendo en nuestra vida profesional y pública. Hacer una ciudad moderna, abierta, que sea visitable, que sea exportable, invertir en infraestructuras de comunicación que creemos indispensables…

Pero lo que os une, principalmente, son vuestras ambiciones culturales. ¿Debe ser la cultura el motor de esta ciudad?

Bueno, la verdad es que eso lo está haciendo muy bien la Corporación actual…

Me vas  a perdonar, pero sois un poco “raritos” en esto. No es normal ver una candidatura que se presenta diciendo que los que están ahora lo están haciendo muy bien.

Sí eso es lo novedoso. La nuestra es una mano tenida a toda la ciudad. A los políticos, a las empresas, a los ciudadanos… Nosotros no tenemos nada que ganar, más que la satisfacción de ganar más que ayudar a los onubenses. No hay otra historia. Y si vemos no que no vamos a ser útiles, pues nos retiramos antes de presentarnos y ya está.  Nos queda un año y vamos a estar pulsando las sensaciones de la gente y las nuestras propias. Si nos aceptan, pues encantados.

Y en materia de cultura, específicamente, que  es lo que me preguntabas, la verdad es que se está haciendo una gran labor. No podemos mentir a los ciudadanos. Y si tenemos participación en la nueva Corporación seguiremos ayudando en esa labor.

Si parece que ha habido un cambio en materia cultural desde el ámbito municipal con el nuevo Equipo de Gobierno.

Se ha pasado del negro a color.

¿Era la gran abandonada?              

Era la gran apestada. Y si nosotros nos presentamos es porque sabemos que hay esa buena corriente en el Ayuntamiento.

Si no ganáis las elecciones al actual gobierno seréis una oposición extraña.

Seremos una oposición inédita, pero necesaria. Se puede hacer una labor de oposición alejada de la crispación. Es lo que venimos a traer a este ambiente enrarecido, y no lo centro sólo en Hueva, sino en general.  A nosotros ya nos ha ocurrido, y tú la habrás visto, que nada más decir que nos queremos presentar y ya hay gente que nos atiza en las redes sociales y nos insulta.

Bueno, eso es que habéis empezado bien.

Sí, sí, es que va bien. Y no nos molesta. En absoluto, pero sentimos lástima por este tipo de personas, que en verdad sufren. Y bueno, nos gustaría cambiar un poco esa inercia. Enseñar que es bueno que haya un portaoídor, en vez de un portavoz, a escuchar, a conocer todas las opiniones y sobre todo hacerlo desde a mesura, desde la tranquilidad. No hace falta insultar a nadie.

Si finalmente os presentáis, tendréis que bregar también con lo malo que asola a la ciudad. Huelva es una ciudad azotada por el paro, con bastantes desigualdades. Desde un candidatura que lleva como ariete el humor ¿como os planteáis eso retos?

Desde una manera seria. El humor no está reñido con la seriedad. Todo lo contrario. Creemos que desde el buen humor se pueden acometer las cosas más efectivamente. Tú estarás rodeado como yo de profesionales que están todo el día lamentándose de su situación.

U, si te contara…

El lamento debe tener una función de desahogo en un momento dado, pero no puede anular la acción. Automáticamente hay que pasar a otra cosa, Ya eso nos referimos cuando hablamos de humor. Humor como sinónimo de eficacia. Y de ahí ser muy sensibles, por supuesto  con los problemas de los ciudadanos, en intentar atajar problemas  acuciantes como puede ser el paro o las desigualdades. Se han eliminado las clases medias, cada vez hay un círculo más pequeño de poderosos y más gente que lo está pasando absolutamente mal. Somos nuevos en esto, pero nos rodearemos de buenos profesionales en cada área, asesores, que nos ayudará a saber cómo acometer cada problema.

Un proyecto municipalista tiene que afrontar retos propios de su ámbito de actuación. Y a los votantes les interesará también qué planes tenéis en esos aspectos. Por ejemplo, la cuestión urbanística.

La ciudad hay que expandirla  y tiene que abrirse hacia el Paseo de la Ría, un pulmón pluviométrico  precioso del que nos hemos dado cuenta cuando se ha abierto y hemos visto todo lo que habíamos perdido estos años. Queremos luchar por hacer una ciudad más saludable y habitable. Solventar los problemas medioambientales… Lo que está pidiendo la ciudadanía.

Fosfoyesos.

La primera acción será invitar a la Reina a que tape las balsas de los fosfoyesos.

¿Y el Recre?

El Recre es un problemón. Y es un sentimiento. Algunos de los fundadores del Partido Trochodadaísta fuimos también fundadores del Peña Espinete, y eso es importante reseñarlo, en la época de Luzardo y Azugara. Ya entonces hacíamos política, porque decidíamos si el confeti que tirábamos debía ser rosa o azul. Fueron grandes debates en los que nos íbamos curtiendo en nuestro futuro político.

¿Cosas del trochodadaísmo?

El trochodadaísmo es intrínseco al onubense, lo que pasa que nunca lo había desarrollado del todo. Lo llevaba dentro. Es como una esquizofrenia antes de tomar speed. Es como una de esas enfermedades que se desarrollan a partir de un desencadenante violento, como puede ser la muerte de un canario, un accidente de tráfico o la ingesta masiva de drogas. Pues eso es algo que tenemos. Nosotros hemos teorizado sobre ello, y lo hemos puesto en práctica, Y lo más importante es que no hemos llegado a ninguna conclusión. Y esto en con lo que la gente conecta. Con ese fracaso. Gente que está buscando desesperadamente algo, conocerla esencia del trochodadaísmo, pero no llega. Y eso es lo ilusionante. Estar en esa búsqueda en los que nos hace mantenernos activos e inquietos.

Vamos al día siguiente de las elecciones. Supongamos que obtenéis representación y de vuestro voto depende el color del próximo equipo de gobierno. ¿Cuáles serían vuestras condiciones?

No a la crispación. Por una Huelva divertida. Huelva es muy divertida. Maravillosa, muy accesible, con muchos elementos de los que disfrutar cada día, que se está embelleciendo, con una provincia a tiro de piedra que todos conocemos, tan rica y hermosa… Es una ciudad que ilusiona mucho y que pide estar en contacto permanente con los ciudadanos. Hay algo muy hermoso de esta ciudad, que es que al ser tan pequeña, se puede tener conocimiento de todos sus ciudadanos, su evolución desde que nace hasta que muere. Eso te da un conocimiento del género humano y una gran capacidad de empatizar que no ocurren en una ciudad más grande. Eso enriquece nuestras relaciones, y en ese contexto no cabe la crispación.

¿Hay una Huelva que recuperar?

Yo soy poco nostálgico. Gran amante de tango, y sin embargo poco nostálgico. Nunca miro atrás. Es un desperdicio hacerlo.

Decís que la del Partido Trochodadaísta es una candidatura consagrada al Humor. ¿No teméis que haya a quien lo haga maldita la gracia?

Ya hay gente que no se lo toma a bien. Alejandro Amenábar estrena una película y hay gente que lo odia y hay gente que lo quiere. Lo asumimos, como asumimos que es una pena que la gente se pronuncie antes de conocer un proyecto. Ya ha habido quien ha insinuado que somos de esos que vienen a llevárselo calentito. En todo caso lo que vamos a hacer es complicarnos la vida, Pero no nos importa, Somos conscientes de nuestras posibilidades y delo que queremos hacer, que es ayudar a todo el mundo y hacer una ciudad mejor.

¿Vais a llegar hasta el final?

Queremos crear esa ilusión en la gente y que finalmente tenga la opción de votarnos y de que nuestro discurso se escuche.

¿Haréis primarias?

Por supuesto. Ahora estamos ene l proceso de hace ro estatutos y captar afiliados. Repartirnos las áreas de trabajo y luego abordaremos el proceso de primarias.

¿Y tú te postulas como alcaldable?

Es lo lógico. Pero si los compañeros deciden que hay una persona mejor, remaremos igual con quien sea elegido.

Por último, a causa de esta entrevista queda al descubierto tu doble identidad. Marcos Gualda es Superoidor.

Es justo y necesario. Marcos Gualda puede ser justo, y Superoidor es necesario.

¿Cómo vas a compatibilizar ambas responsabilidades?

Lo estamos estudiando, pero te adelanto que muy pronto se va a conocer a Supemirón, y es quien me suplirá en circunstancias de emergencia. En cuanto a mi situación personal, lo desconozco, no sé aún cómo podré hacerlo. Pero si mis responsabilidades como superhéroe  me obligan, cedería el paso a otra persona para encabezar este proyecto.

Patrocinadores de La Mar de Onuba