El pulmón de la ciudad

por  

Centenares de ciudades del mundo han aceptado y entendido que luchar contra el cambio climático no es una elección sino una obligación.

De hecho, en esta ardua tarea de salvar al medio ambiente, muchos países ya han impuesto férreas leyes y medidas para concienciar a la ciudadanía en materia de ecología.

Además, en muchos de ellos han creado aplicaciones e iniciativas para motivar a los ciudadanos a que cambien sus hábitos y se sumen al modelo de vida sostenible que permitirá, a futuros, tener un mundo mejor y una mejor calidad de vida.

Justo para conseguir este modelo de sostenibilidad en las ciudades, hay una figura que cada vez es más habitual en los planes de remodelación de las grandes y pequeñas ciudades del mundo: los bosques urbanos.

¿Cuál es la función de estos bosques de ciudad? ¿Por qué se les considera el pulmón de las metrópolis?

IMPRESCINDIBLES EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Según un estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los planificadores urbanos de las grandes urbes del mundo no deben, bajo ningún concepto, prescindir de los árboles y zonas verdes en las ciudades debido al gran impacto que tienen en la disminución de dióxido de carbono en ellas.

Para mantener esta recomendación se han creado los llamados bosques urbanos.

Los bosques urbanos son, en sí mismos, espacios verdes construidos por el hombre para favorecer un ambiente sano en las ciudades, en las que la gran variedad de flora y fauna permiten disminuir en gran medida los niveles de contaminación tan altos que se registran en las urbes.

Es decir, los bosques urbanos son los perfectos aliados para regular los microclimas urbanos y filtran la contaminación del aire.

De hecho, cada vez son más los países que se suman a la implementación de los bosques urbanos ya que se les considera unos elementos imprescindibles en la lucha contra el cambio climático.

Otro objetivo que tienen los bosques urbanos es el de habilitar zonas verdes en las que el aire que se respire sea, en su mayoría, puro. De este modo, los bosques urbanos podrían establecerse como los mejores espacios para realizar deporte, y además pueden llegar a convertirse en puntos claves para la reactivación económica de muchos lugares, debido a la amplia oferta de posibilidades que estos bosques ofrecen.

Además, los bosques urbanos son uno de los 17 objetivos marcados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que se han marcado diferentes países del mundo.

Algunos de los bosques urbanos más conocidos son, por ejemplo, el Bankside Urban Forest de Londres o el Pittsburgh Urban Forest, ambos en Reino Unido.

Por otro lado, la capital de España, Madrid, se encuentra trabajando en un ambicioso proyecto que tiene como objetivo levantar uno de los bosques urbanos más grandes de Europa que llevará por nombre Bosque Metropolitano. 

Dentro del Plan Madrid 360º, el Bosque Metropolitano tiene como objetivo convertirse en el nuevo pulmón verde de Madrid.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.