El Puerto sacará a concurso el espacio de la extinta ‘segunda fase’ en el segundo semestre de 2018

  • La Autoridad Portuaria consideró que con la renuncia de la empresa pública Mercasa decaía el compromiso de construir los tres edificios destinados a restauración, comercio y ocio.

  • La decisión se tomó en la reunión del Consejo de Administración de diciembre de 2017.

  • El espacio destinado a la segunda fase pasa formar parte del proyecto Puerto-Ciudad que elaboran la APH y el Ayuntamiento de Huelva.

La transformación del Muelle de Levante, como viene informando La Mar de Onuba, no será la prevista inicialmente, que se dio a conocer cuando se puso la primera piedra de la obra en julio de 2016. Entonces, el proyecto contemplaba dos fases para la remodelación urbanística del Muelle de Levante norte en un espacio de 35.000 metros cuadrados. De ellos, 10.100 metros cuadrados son los destinados a la superficie de la Nueva Lonja  y zonas aledañas. El resto, los 24.900 metros cuadrados conocidos como la segunda fase, iban a acoger tres edificios de restauración, ocio y zona comercial. Un edificio estaba destinado a restauración, con 1100 metros cuadrados de planta baja y 750 metros de planta alta. El edificio dedicado a zona comercial iba contar con 1100 metros cuadrados en la planta baja y 750 metros en la planta alta, y completaba la actuación un tercer inmueble, con 1200 metros en la planta baja y 665 metros en la planta alta. Los edificios contarían, además, con un total de 200 aparcamientos.

Del proyecto, como estaba concebido cuando dieron comienzo las obras, decayó toda la segunda fase cuando la empresa pública Mercados Centrales de Abastecimiento SA (Mercasa), que iba a explotar tanto la nueva lonja como la zona comercial y de ocio, comunicó a la Autoridad Portuaria, en octubre del pasado año, que ya no estaba interesada en gestionarlo. Los motivos de este desistimiento no han sido aclarados por Mercasa, que se ha limitado a informar que se produjo tras mantener conversaciones con la APH, “en un contexto de plena colaboración y entendimiento perfecto”.

La renuncia de Mercasa se llevó al Consejo de Administración de la APH celebrado el 14 de diciembre de 2017, que aprobó la extinción, “por mutuo acuerdo”, de la concesión administrativa destinada a la explotación de la lonja de pescado y los módulos comerciales. “En ese momento”, según ha manifestado la dirección del Puerto a La Mar de de Onuba, se decidió no seguir adelante con la segunda fase, “dada la ausencia de un concesionario que lo explotara”. El mismo Consejo decidió continuar con la primera fase del proyecto de la Lonja, que había sido ya licitado y se encontraba en construcción.

La extinción de la concesión con MERCASA supuso, según la repuesta remitida a esta revista, “que la APH se liberara del compromiso de construcción de esos edificios, por lo que se consideró que podía retomarse como solución más idónea la inclusión del desarrollo de esos suelos en la operación Puerto-Ciudad del Muelle de Levante, que se sacará a concurso en la segunda mitad de 2018”.

Hace unos meses, la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento iniciaron trabajos técnicos para el desarrollo de una operación Puerto-Ciudad en el Muelle de Levante, coincidiendo con los proyectos que están desplazando los tráficos portuarios hacia el Puerto Exterior y está liberando espacios en el Puerto Interior que permiten desarrollos de espacios para el uso ciudadano. En el diseño del ámbito de esta actuación no se incluyó la parte norte del Muelle de Levante, “porque estaba comprometido su desarrollo con MERCASA”. Retirada la empresa pública dependiente del SEPI y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, el Puerto decidió sumar el espacio de la segunda fase a la operación Puerto – Ciudad.

 

La Junta y el Puerto de Huelva se unen para atraer inversión extranjera a la provincia

 

 

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.