El Primero de Mayo no está desfasado, no es antiguo

por Jesús M. Payán Castilla

El Día Internacional de los Trabajadores, el Primero de Mayo, donde las Organizaciones Sindicales, entre ellas Unión Sindical Obrera (U.S.O.) hemos salido a la calle para visibilizar las diferentes reivindicaciones sociales y laborales, a favor de la Clase Trabajadora, en recuerdo y homenaje a los denominados “Mártires de Chicago”.

Sin duda el Primero de Mayo de 2020, aún sin salir a las calles, tiene más sentido que nunca debido a la Pandemia del Coronavirus que está azotando al planeta.

Este 1 de Mayo hemos de reconocer el trabajo realizado en situaciones difíciles, con riesgo evidente para sus propias vidas, de las trabajadoras y trabajadores de supermercados, de los servicios de ayuda a domicilio, de las residencias de ancianos, de la Seguridad Privada, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de los Servicios de Limpieza,…. y, que duda cabe, de los profesionales de nuestros Hospitales y Centros de Salud.

Los aplausos están muy bien, pero hemos de ir más allá de ese mero gesto. Desde U.S.O. demandamos mejores condiciones laborales, más estabilidad en el empleo, dignificar y valorar su trabajo, porque ellos y ellas son los “Mártires de Chicago” de este 2020 trabajando con precariedad o falta de Equipos de Protección y con pésimas condiciones de trabajo.

Otro elemento reivindicativo ha de ser la DEFENSA A ULTRANZA DEL SISTEMA PUBLICO DE SALUD. No podemos permitir el mercadeo con la salud de las personas. No podemos permitir más privatizaciones de atención a la dependencia, ni de residencias, ni de hospitales, pues esto solo tiene como fin el lucro y beneficio empresarial.

Como dice mi amigo y compañero Manuel Zaguirre Cano: “Cualquier sociedad civilizada, cualquier Democracia digna de tal nombre, deben fundarse en esa supremacía del Trabajo Humano sobre el capital y la tecnología, sin que ello suponga la renuncia al uno ni a la otra; se trata simplemente de implementarlas e instrumentarlas al servicio de objetivos sociales y humanos superiores”

Por otra parte, esta situación que estamos viviendo por el COVID-19, nos tiene que hacer reflexionar a toda la ciudadanía, y a los Sindicatos y Sindicalistas también y con más motivo, pues nuestro futuro, como sociedad, económico, social y laboral, va a ser completamente diferente al hasta ahora conocido.

Hemos de aprender de nuestros errores para construir una sociedad más fuerte y solidaria, para poner como foco al ser humano en toda su integridad, y el Valor del Trabajo Digno como centro y fin de la actividad económica y social, por encima de cualquier otro interés partidista o mercantilista.

Por todo ello, el Primero de Mayo no está desfasado, no es antiguo. Su espíritu está vigente y es necesario, para que no nos callen, para que no nos adocenen de forma intencionada, para no ir a esa “nueva normalidad” que nos anuncian sino a una sociedad JUSTA, SOLIDARIA, sin comprometer el Estado del Bienestar y a nuestras futuras generaciones; para defender nuestro sistema sanitario público y universal, nuestra educación, nuestro sistema público de pensiones y las demás prestaciones públicas.


 es Secretario General Provincial de USO-Huelva
Acerca de La Mar de Onuba 3520 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.