El pacto de la vergüenza

por Pedro Iniesta Ruiz

 

Domingo, 13 de marzo de 2022. En España tenemos una derecha franquista. Nuestro país nunca terminó la Transición porque no se juzgaron los crímenes de la dictadura, por eso hoy sus herederos glosan listas políticas y sacan pecho de pactos que nos avergüenzan, que nos duelen, que nos repugnan.

Castilla y León es ya el laboratorio político de Feijóo y Abascal, quienes pretenden que los castellanos y leoneses sean sus cobayas en un intento repulsivo de retroceso democrático.

Estos días, Mañueco, que hace las veces de marioneta de la extrema derecha, explicaba, no sin dificultad y altas dosis de ridículo, que van a promover una inmigración ordenada. Imaginamos ese orden, los africanos en áfrica, los latinos en Latinoamérica, los europeos en Europa y, claro, Dios en todas partes.

Aunque de la misericordia divina queda algo menos en el nuevo vicepresidente de Castilla y León, Juan García Gallardo, conocido por algunos de sus tweets, que recaban frases para la posteridad como: “Mi último follower es una puta, o eso parece. No sé qué hacer, tengo miedo” ; “En la circular hay un jamaicano con los dientes negros al que le huele el aliento a seis metros de distancia…”; “Vale más la pena bailar Abba con mi abuela que vosotros reggaetón con 20 guarras, feos” ; “Me parece una gran idea recuperar a Raúl para la Eurocopa. Hay que heterosexualizar ese deporte repleto de maricones”.

Este corolario de estupideces propias de un animal asilvestrado resume perfectamente el ideario que han venido a implantar: machismo, racismo y homofobia. Por eso quieren imponer el pin parental, para que su analfabetismo se extienda a los castellanos y leoneses, porque saben que metiendo sus manos sucias en la educación de nuestros hijos podrán llenar sus cabezas de prejuicios e intolerancia.

La derecha europea, que sí está civilizada, lamentaba con estupor este pacto con Vox. Se sienten engañados y traicionados, porque en las democracias que nos rodean se combate a la extrema derecha y en la nuestra se le dan sillones en el gobierno. Y es que de esto va también ese pacto infame, de repartir puestos, de perpetuarse en las instituciones y de gobernar violentamente contra la gente.

Por eso llamo a los demócratas a la movilización, tenemos que responder ante cualquier amenaza fascista con la fuerza pacífica de nuestras reivindicaciones. Tenemos que gritar en las calles que a las mujeres no se las somete, y que la violencia que sufren no puede ser borrada o banalizada. Tenemos levantar la voz por nuestros hermanos extranjeros, a quienes quieren poner en la diana para que sufran el estigma del odio que les profesan los ignorantes. Y, por su puesto, tenemos que proteger a nuestros hijos, para que no sean la moneda de cambio de gobernantes que razonan como los asnos.

La izquierda no puede ni debe permanecer en silencio porque está en juego la libertad, porque está en juego la democracia. Lucharemos y venceremos. Nos vemos en las calles. No pasarán.

Acerca de La Mar de Onuba 5103 Artículos
Revista onubense de actualidad, cultura y debate, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. - Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.