El ministro Planas no cierra la puerta a una regularización de migrantes ‘sin papeles’ para solventar la falta de jornaleros agrícolas

Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, responde a La Mar de Onuba en la rueda de prensa de este miércoles.

¿Se ha planteado el Gobierno de España regularizar la situación de miles de migrantes sin papeles como medida para solventar el grave problema de falta de mano de obra que afronta el sector agrícola como consecuencia del cierre de fronteras derivado de la crisis sanitaria por la propagación del coronavirus SARS-CoV-2?
Es una cuestión que desde que se decretó el estado de alarma vienen planteando diversas organizaciones patronales y ONGs. Y no es de extrañar. Sólo en Huelva, las limitaciones al tráfico de personas entre países ha supuesto la paralización de la denominada contratación en origen, que impedirá la llegada de más de 10.000 trabajadoras marroquíes para participar en la recolecta de frutos rojos, y otros muchos miles (hasta 50.000, según los cálculos de algunas organizaciones agrarias) procedentes de países de este europeo, con el consiguiente riesgo de pérdida de cosechas no recolectadas, por no mencionar el grave perjuicio económico que está traerá aparejada.
A este respecto, y en respuesta a una pregunta formulada por La Mar de Onuba, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que el Gobierno está estudiando «qué tipo de medidas se podrían adoptar en relación con la situación del mercado de trabajo».
Planas, que mantiene sobre este asunto contactos con el Ministerio de Trabajo y con el de Inclusión Social «para encontrar una solución que fuera satisfactoria a esta situación», ha manifestado que lo que está ocurriendo en España «no es una situación inédita», ya que se da en otros países de la Unión Europea, y que «cada uno está dando una solución distinta».
El ministro ha informado que el Gobierno está siguiendo «muy de cerca lo que hace lo que hace Francia, lo que hace Alemania, lo que hace Italia…», aunque ha asegurado que «lógicamente, tenemos que adaptar y tenemos que encontrar una solución adaptada a las necesidades de España, a las necesidades de la agricultura española y sobre todo a las necesidades que tenemos en estos momentos en relación con el objetivo principal que es la lucha contra la pandemia del coronavirus».

El ejemplo de Portugal

Aunque no ha sido citado por el ministro, uno de esos países es el vecino Portugal, cuyo Consejo de Ministros otorgó el pasado viernes, con carácter temporal, «derechos de ciudadanía completos a todos los migrantes y solicitantes de asilo», dándoles acceso a la atención médica a medida que el brote del nuevo coronavirus se intensifica en el país. La medida del Gobierno luso pretende “garantizar inequívocamente los derechos de todos los ciudadanos extranjeros” con solicitudes pendientes con inmigración portuguesa, lo que significa que ya están “en una situación de permanencia regular en el territorio nacional, hasta el 30 de junio».
Una medida similar a la portuguesa supondría un alivio a la situación por la que pasa el campo onubense, que sólo en los asentamientos chabolistas diseminados en localidades cercanas a explotaciones agrícolas, reúne a varios miles de trabajadores en situación irregular, que podrían beneficiarse de una regularización extraordinaria, ya sea temporal o permanente, y que supondría, también , una mejora en su calidad de vida y, cabe destacar, un aumento de la recaudación pública por cotizaciones a la Seguridad Sociales e IRPF.

3 Comentarios

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.