“El mar no es una cloaca”, Greenpeace advierte al Polo Químico frente a la Ría de Huelva

Activistas de Greenpeace de nueve países diferentes, a bordo del buque Esperanza, han denunciado, frente a las balsas de dragados de la ría, dentro del Paraje Natura de Marismas del Odiel, la contaminación en la ría de Huelva con el despliegue de una pancarta de 50 metros con el lema “El mar no es una cloaca”.

A esta gran pancarta, han sumado otras que portaban en mano con los mensajes “Marismas sin contaminación” y “El Parque Natural no es una cloaca” para exigir que “los lodos tóxicos de las balsas de dragados se descontaminen y se trasladen a un lugar adecuado y que se ponga fin a la destrucción de este espacio protegido”.

“No podemos tolerar la contaminación de entornos naturales únicos en el mundo, las balsas son ilegales y las administraciones no pueden seguir ignorando esta gravísima situación; su desidia es responsable de la cloaca tóxica en la que se ha convertido la ría de Huelva”, ha denunciado Paloma Nuche, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, quien ha añadido que “estas balsas son ilegales, ya que están situadas en dominio público marítimo-terrestre, contienen materiales tóxicos y contaminantes acumulados en el fondo de la ría de Huelva y se han construido dentro de la reserva de la biosfera Marismas del Odiel, lo que ha sido denunciado ante Bruselas por vulneración de directivas europeas”.

Según Greenpeace, la contaminación “procede de la actividad industrial del polo químico, donde importantes industrias han arrojado durante años a las marismas multitud de elementos tóxicos y peligrosos que ahora se acumulan en la ría y terminan saliendo a mar abierta” y sostiene que a esta contaminación contribuye especialmente la presencia de las balsas de fosfoyesos de Fertiberia.

Ha acusado a la Junta de Andalucía y al Gobierno de permitir que Huelva y sus habitantes “convivan con el mayor vertedero de residuos industriales tóxicos y radiactivos de Europa, a escasos 500 metros de sus casas y dentro de un Parque Natural”.

Mesa de la Ría felicita a Greenpeace por la acción en defensa de la costa de Huelva
El colectivo ciudadano Mesa de la Ría de Huelva viene denunciando desde hace ocho años a las administraciones españolas y europeas las obras de balsas de dragados que el Puerto construye dentro de los Lugares de interés Comunitario de la Reserva de la Biosfera Marismas del Odiel, en el espigón Juan Carlos I, contra la legalidad vigente.

Por todo ello, agradece que Greenpeace haya sido el primer colectivo en sumarse a la reclamación de la pérdida continuada de habitats de la ría de Huelva, durante su campaña ‘destrucción a toda Costa’. “La acción realizada esta mañana por el colectivo de Greenpeace ha puesto de manifiesto que las balsas de rellenos de dragado del puerto en las Marismas del Odiel son la expresión clara de que la ría de Huelva sigue siendo un vertedero para la administración andaluza, sin que el ecocídio de los fosfoyesos en las marismas del Tinto haya supuesto la más mínima lección aprendida”, asegura un comunicado de MdR.

La posición de Greenpeace en defensa de la Ría de Huelva es el resultado del trabajo conjunto de ambos colectivos desde hace meses. Las obras de la balsa nº4 para el relleno de dragados que el puerto construye ilegalmente, se ubican, dentro del LIC Marismas del Odiel, en un espacio declarado reserva de la Biosfera, sin que el puerto haya evaluado ambientalmente la existencia de tales protecciones surgidas de directivas europeas.

Las diversas denuncias a la Junta de Andalucía sobre la ilegalidad urbanística y ambiental de tales balsas de contención de residuos tóxicos “han sido sistemáticamente silenciadas por la consejería del ramo, dirigida por el onubense José Fiscal”, según Mesa de la Ría. El colectivo asegura que la Junta, “en vez de actuar contra la ilegalidad denunciada, pretende modificar la ley para legalizar todo lo construido de manera ilegal por el Puerto”.

Según un borrador de Proyecto de Decreto, la administración andaluza “pretende descatalogar espacios protegidos modificando el PORN del Paraje Natural Marismas del Odiel”, lo que ha sido denunciado por Mesa de la Ría al Parlamento Europeo. MdR considera que “la costa protegida no es lugar de vertederos, y sin oponerse al dragado, sino a la ilegal gestión de los residuos que se realizan, viene proponiendo al propio puerto que los residuos extraídos de la ría se reutilicen y minimicen mediante la puesta en marcha de una industria de descontaminación de suelos que además genere empleo verde en el área metropolitana de Huelva”.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1346 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X