El juez Serrano prestó dinero de la ayuda de Industria a un promotor moroso

El juez en excedencia Francisco Serrano, dos veces candidato de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, concedió un préstamo de 200.000 euros al promotor Manuel Gavira Gómez tan solo un mes después de que su empresa Bio Wood Niebla recibiese 2,48 millones de euros del Ministerio de Industria, según un informe policial incluido en el sumario del caso de posible fraude de subvenciones destapado por infoLibre.

Serrano y su socio se concertaron para obtener de manera fraudulenta ayudas públicas a través del programa de ayudas Reindus del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para levantar una nueva fábrica de pellets en Niebla (Huelva), la cual nunca llegó a ponerse en marcha.

 
El 22 de diciembre de 2016 les fue ingresada la subvención de casi 2,5 millones de euros en una cuenta de Targo Bank y un mes después, el 23 de enero de 2017, se hizo el préstamo a Gavira. El 20 de marzo de 2017 la cuenta fue cancelada.

Tras la cancelación de la cuenta de Targo Bank, el dinero fue a parar a dos cuentas de Ibercaja: 1,4 millones de euros a una cuenta y 651.000 euros a otra.

Los 438.000 euros restantes, según la Fiscalía Superior de Andalucía, fue empleado por Serrano y Pelegrín en diversas operaciones como préstamos a terceros, retiradas de efectivo y pago de facturas, ninguna de ellas relacionada con la finalidad para el que fue concedido el préstamo. A pesar de que el proyecto no se ejecutó, el dinero no fue devuelto a Industria.

El préstamo a Gavira se formalizó mediante un cheque bancario de 117.500 euros y una transferencia de 82.500 euros, unas cantidades coincidentes con deudas del constructor a una persona física y una empresa, destinatarios finales del préstamo concedido.

Según el informe policial, el promotor inmobiliario y destacado moroso ha sido detenido tres veces por la Guardia Civil, en dos ocasiones en octubre de 2014, por blanqueo de capitales y falsedad documental, y en otra en julio de 2017, por estafa.

En marzo de 2019 fue condenado por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo a 30 meses de prisión y a cinco multas por un total de 7,77 millones de euros por delitos contra la Hacienda Pública.

Además, el constructor debe más de 40 millones al fisco y desde 2016 su empresa Promaga figura en la lista de morosos de Hacienda como deudor de casi 72 millones de euros. Dicha empresa llegó incluso a tener una orden de búsqueda internacional emitida por un juzgado de Ecuador por una deuda de 8 millones de dólares con el Banco Ecuatoriano de Vivienda.

Tal y como adelantó El País en junio, la pena de prisión impuesta a Gavira por el Supremo ha sido sustituida por la Audiencia de Madrid por servicios a la comunidad.

Gavira ha reconocido el préstamo concedido en 2017 y ha asegurado que devolvió el dinero a los seis meses pero que aún continúa pagando intereses a Bio Wood Niebla.

El constructor atribuye el préstamo a Javier López, colaborador del despacho de Serrano, aunque, según el atestado policial, no fue López el que prestó el dinero sino Bio Wood Niebla.

Gavira, quien cifra su actual deuda con Hacienda en 48 millones, afirma que ahora necesita financiación para hacer «viviendas populares, de tipo social» y que el primer dinero que gane va para Hacienda.

Acerca de La Mar de Onuba 3528 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.