El incendio de Niebla liberó en la atmósfera cientos de toneladas de humo tóxico por la combustión de residuos peligrosos

  • Mesa de la Ría afirma que “Huelva celebró ayer el Día Mundial de Medio Ambiente con una catástrofe ecológica”.

  • La incineración inadecuada de 5 litros de aceites residuales de vehículos provoca la contaminación del volumen de aire que respira una persona durante 3 años, según los expertos consultados por La Mar de Onuba.

  • El incendio, que quedo totalmente extinguido después de siete horas, obligó a desalojar a todos los trabajadores del polígono de Los Bermejales, alrededor de 2.000 personas.

  • En las cercanías había naves que almacenaban otros productos inflamables.

A las 12,40 de ayer, 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente, se produjo en Niebla, a sólo 25 kms. de Huelva, un incendio en la empresa Transvega e Hijos, dedicada a la Gestión de Residuos peligrosos (concretamente a la de aceites usados de vehículos, básicamente, aunque sin descartar otras sustancias, en la que, por causas que aún no han sido aclaradas, se produjo un fuego incontrolado que afectó tanto al interior de la nave como a los depósitos, vehículos cisterna y bidones apilados en filas de hasta cuatro en altura conteniendo miles de toneladas de los residuos que gestiona la empresa.

La columna y nube de humo negro producidas alcanzaron una altura no inferior a 500 metros, y se dispersaron en dirección este, no llegando a afectar, afortunadamente, a la Ciudad de Niebla, lo que muy probablemente habría provocado una situación de riesgo grave para la población, según la información recabada por La Mar de Onuba, ya que los aceites industriales usados en los coches son residuos peligrosos que pueden provocar graves daños medioambientales (en el aire, el agua y el suelo), si su gestión es inadecuada (vertido en el campo, eliminación por incineración incontrolada, etc.).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El incendio quedo totalmente extinguido en torno a las siete de la tarde, siete horas después de iniciarse, gracias a la intervención de los bomberos.

Sin embargo, los bomberos en Niebla han usado miles de litros de agua en su actuación para sofocar el incendio de las instalaciones afectadas, sobre un suelo no aislado, en el que esas sustancias han penetrado. El aceite usado no debe verterse en el agua ya que sólo un litro contamina hasta un millón de litros de agua.

El suelo afectado por el incendio  se ubica en el límite de un importante acuífero denominado Niebla- Posadas, de cuyo riesgo de contaminación deberían estar realizándose en este momento los adecuados controles por las autoridades competentes, según las fuentes consultadas por esta revista, especialmente dada la existencia en la zona de numerosos pozos para consumo humano y animal. Uno de los puntos  donde puede producirse una polución muy importante en este caso es en el agua subterránea, independientemente de alcanzar aguas superficiales.

Por este motivo, os expertos consultados consideran que los riesgos de este incendio en Niebla “no se limitan al recinto donde se ha producido la combustión de los aceites usados que en él se almacenaban, sino que trascienden a otros ámbitos naturales como suelo, agua y atmósfera”.

Así, el incendio que, desgraciadamente se produjo ayer en la empresa de Niebla que trabaja como Gestor de Residuos Peligrosos, “tiene mucha más trascendencia que la que se ha trasladado a la opinión pública al decir que sólo ha ardido una nave de transporte, en lo que Mesa de la Ría considera “un claro intento de esconder lo que, en realidad, debería definirse como catástrofe ecológica”.

En Niebla ardieron ayer cientos de toneladas de esos residuos, “podrían llegar a haber sido miles, algo que conviene aclarar”, según Mesa de la Ría, quien ha mostrado su preocupación por el suceso, ya que “la incineración inadecuada de 5 litros de aceite provoca la contaminación del volumen de aire que respira una persona durante 3 años”. La asociación también refiere que “los vertidos de aceite usado en el suelo contaminan no sólo el suelo, sino también las aguas superficiales y subterráneas, eliminando la fertilidad de las tierras al impedir el normal desarrollo de su actividad biológica y química”

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

La combustión de los aceites usados origina graves problemas de contaminación que es, precisamente, lo que ha ocurrido en Niebla al tratarse de un accidente incontrolado, dando lugar a gases de combustión tóxicos cargados de cloro, fósforo y azufre, entre otras sustancias.

Otro gran problema asociado al anterior es el plomo que emitido al aire en partículas de tamaño respirables afecta a la salud de los seres humanos.

Por cada 1.000 toneladas quemadas de esos aceites usados se habrán emitido 5 toneladas de plomo al aire, asegura Mesa de la Ría, que advierte de es algo que “debería estar siendo controlado por las autoridades competentes, ya que esos humos han avanzado en dirección Villarrasa, La Palma del Condado, Villalba del Alcor, Manzanilla, Paterna del Campo y Aznalcollar, y el que su concentración se diluya, no impide que ese tóxico en el aire sea respirado por las personas sin ser conscientes de ello”.

Los aceites usados que han ardido contienen cantidades de compuestos aromáticos policíclicos. Muchos de estos compuestos tienen un efecto marcadamente cancerígeno plenamente demostrado, y en el incendio han sido liberados a la atmósfera que están respirando las poblaciones aledañas

Existe una importante capacidad mutagénica asociada a los aceites de  motor usados.  La IARC,   International Agency on Research for Cancer considera que los benzo-pirenos, el benzo-a-antraceno y el criseno tienen un elevado potencial carcinogénico.

Sólo el equivalente a una lata de 5 litros de aceite usado, ha emitido una contaminación atmosférica a través de su combustión incontrolada, metales y cloro, contenidos en esos gases tóxicos  que contaminan un volumen de aire equivalente al que respira un adulto a lo largo de 3 años de su vida.

GESTIÓN DE RESIDUOS

Para controlar este tipo de riesgos, desde enero de 2007, conforme a lo dispuesto por el Real Decreto 679/2006, se creó el sistema integrado de gestión de residuos de aceites usados (SIGAUS), que se encarga de gestionar la recogida de los aceites industriales usados.

La incineración inadecuada de 5 litros de aceite provoca la contaminación del volumen de aire que respira una persona durante 3 años;

Los vertidos de aceite usado en el suelo contaminan no sólo el suelo, sino también las aguas superficiales y subterráneas, eliminando la fertilidad de las tierras al impedir el normal desarrollo de su actividad biológica y química.

Por esta razón, la Legislación española ha clasificado los aceites usados en la Ley como Residuos Peligrosos con Compuestos clorados: disolventes, PCBs y PCTs.Hidrocarburos Polinucleares Aromáticos (PNA).

La experiencia contrastada por la Comisión Europea de Regeneración permite afirmar que los productores de aceites usados, unas veces por ignorancia, otras por negligencia, y muchas para desembarazarse de otros residuos, utilizan los aceites usados como medio de evacuación de aquellos y con ello ahorran cantidades importantes de dinero que les costaría eliminarlos legalmente, aseguran desde Mesa de la Ría.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.