El diputado De Quinto pide cuatro años de cárcel para tres trabajadores de Coca-Cola por protestar durante su boda

La movilización de trabajadores ocurrió en 2017 frente a la catedral de Cuenca, donde se casaba el entonces vicepresidente de Coca-Cola.

El diputado de Ciudadanos Marcos de Quinto, ex vicepresidente mundial de Coca-Cola, pide mandar a prisión cuatro años a tres trabajadores de Coca-Cola de Fuenlabrada por una protesta laboral el día de la boda del multimillonario político.

El diputado acusa a los empleados de un delito de injurias, otro de coacciones y un delito contra los sentimientos religiosos y les pide, además de esos años de cárcel, 4200 euros de multa para cada uno de ellos. Además, De Quinto reclama del pago conjunto de una indemnización por daños y perjuicios, «incluidos daños morales», de 6.000 euros.

Esta movilización de trabajadores ocurrió en 2017 frente a la catedral de Cuenca, donde se casaba el entonces vicepresidente de Coca-Cola. Unos 80 trabajadores se congregaron frente a la catedral y corearon consignas como «Fuenlabrada productiva», «Marcos de Quinto, terrorista» y «Que viva la lucha de la clase obrera».

La protesta era debida al conflicto laboral por el ERE de Coca-Cola en la planta madrileña de Fuenlabrada mientras De Quinto era Vicepresidente de la multinacional. El Supremo anuló el despido colectivo en 2015, pero el enfrentamiento entre la plantilla y la multinacional no se resolvió hasta finales de 2018. Cinco años de conflicto que dejaron multitud movilizaciones de los trabajadores.

Desde Coca-Cola en lucha denuncian esta vergonzosa situación y lanzan un mensaje a a la formación naranja: «¿Estas son las sacrosantas libertades que dicen defender los liberales de Ciudadanos


Artículo publicado bajo Licencia Creative Commons de

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.