El día en que John Lennon cumplía ochenta años

Cuando Mark David Chapman apretó cinco veces el gatillo frente al edificio Dakota de Nueva York el 8 de diciembre de 1980, asesinó a uno de los músicos más grandes de la historia, al símbolo de la irreverencia, a la estrella del espectáculo y al artista talentoso que se convirtió también en activista decidido.

Como suele suceder con los grandes cuando mueren, el fin de la vida física marcó el inicio del mito, y John Lennon se convirtió, desde entonces, en una de las estrellas más homenajeadas en el olimpo universal de la música.

Así lo demostraron los millones de personas que alrededor del orbe guardaron diez minutos de silencio el 14 de diciembre de 1980 en honor al líder de la famosa banda Los Beatles, quien invitó a imaginar un mundo sin fronteras con todas las personas viviendo en paz.

Si aquella terrible noche el asesino no hubiera disparado, hoy probablemente estaríamos conmemorando el cumpleaños ochenta del artista. Tal vez su fructífera obra, que dio origen a ese fenómeno mundial conocido como beatlemanía, hubiera sumado nuevas piezas para goce de sus seguidores.

Pero, aunque desde aquel día los millones de amantes del cuarteto de Liverpool vieron rotas sus esperanzas de ver reunido nuevamente al grupo, ni Chapman ni nadie les pudo quitar la magia de las canciones, esas en las que John se enfrenta al establishment, pide una oportunidad para la paz y recuerda, constantemente, que todo lo que se necesita es amor.


Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.