El coronavirus se hace con el norte de Italia

Este lunes, se han confirmado dos víctimas mortales más en Italia por el Covid-19. Se trata de dos hombres octogenarios de Lombardía, epicentro del coronavirus en el país. Las otras tres muertes también se han producido en la zona norte del país: una mujer en la provincia de Cremona, un hombre de 78 años de Padua y otra mujer de 77 que estuvo en Codogno y que dio positivo en la prueba del virus tras su muerte. 

El número de contagios supera los 150 en las regiones de LombardíaVénetoEmilia RomañaPiamonte y Lazio. Tres de las grandes ciudades que se han visto afectadas han sido Milán, Venecia y Turín, que han tenido que dar un vuelco a su rutina diaria. Se ha cancelado la actividad escolar, las ferias y uno de los carnavales más conocidos del mundo, el veneciano; también se ha echado el candado a varios establecimientos, como bares, teatros o discotecas.

Es el primer país de Europa en el que se instala el coronavirus de tal que manera que se ha convertido en el tercer país del mundo en tener el mayor número de afectados por el coronavirus, detrás de China y Corea del Sur.

DESCONOCIMIENTO DEL ORIGEN 

Sin embargo, Italia se enfrenta a un gran dilema: todavía no se sabe cómo llegó el coronavirus a Italia. La infección llegó al país y, en poco tiempo, se produjo una rápida expansión. Está siendo un poco complicado llevar el control de la situación, ya que las autoridades todavía no han encontrado al paciente cero, es decir, a la primera persona en contraer la enfermedad.

Dar con el origen del foco es uno de los principales objetivos del Gobierno italiano. En un principio, se pensó que el paciente cero podría ser un italiano de 38 años, que cenó con un amigo que había estado anteriormente en el gigante asiático. Posteriormente, el Instituto Superior de Sanidad negó esta hipótesis y ahora se baraja el supuesto de que el brote podría haberse originado dentro de un hospital.

ZONAS ROJAS  

Lombardía y Véneto, los lugares donde hay mayor número de contagios, se han pasado a denominar «zonas rojas». En ellas, se ha impuesto la obligación de no entrar ni salir de estos distritos para evitar la expansión de la infección durante, al menos, 14 días. Así, lo hacía saber el Gobierno italiano el pasado sábado con la emisión de un decreto ley.

De la misma manera, el transporte público tampoco podrá realizar paradas en estas denominadas «zonas rojas» para evitar la dispersión de las personas.

TRES MESES DE CÁRCEL 

El Gobierno ha dejado claro que estas medidas no son recomendaciones, sino obligaciones. Medio millar de agentes de los cuerpos de seguridad estarán dispuestos en más de 40 puntos de control para controlar que las personas cumplan las medidas impulsadas. Quien no lo haga, se tendrá que enfrentar a penas de hasta tres meses de cárcel y 200 euros de multa.

HISTERIA COLECTIVA

Igual que el virus, el pánico en el norte de Italia se ha expandido de manera frenética. En muchos supermercados de Lombardía y Véneto, los desinfectantes y las mascarillas se han agotado en cuestión de horas. Sin embargo, la histeria no solo se ha dejado ver en estas regiones, las más afectadas por el virus, sino que en ciudades como Milán también se han agotado todo este tipo de productos, además de agua y comida.

Otros han aprovechado la desesperación y muchos usuarios han denunciado la inflación de algunos productos, ya que en pocas horas se ha visto cómo se han disparado sus precios, sobre todo, vía on line.

 

Acerca de La Mar de Onuba 3528 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.