Género Sentido: «El pin parental de la ultraderecha condena a niñas y niños a no escuchar que tienen derecho a ser como son»

El colectivo trans de Huelva exige al Gobierno que impida el veto parental de la ultraderecha

Lo único que consigue el llamado pin parental (veto parental) promovido por la ultraderecha parlamentaria es “no fomentar una educación basada en el respeto y la tolerancia hacia la diversidad”. Así lo ha recordado en un comunicado el colectivo de personas trans de Huelva organizado en torno a Género Sentido, organización que ha rechazado “los idearios de grupos ultraconservadores en nuestra educación”, y ha exigido que esta “siga basándose en los principios de igualdad y respeto hacia cualquier ser humano”.

La implantación del veto parental supone condenar a las niñas y los niños a «no escuchar el mensaje de que tiene derecho a ser como es», y a desconocer que ese derecho está protegida por la legislación estatal. Para Género Sentido, el modelo educativo de la ultraderecha también condena a las población LGTBI a «no verse representad en su cuaderno de texto, en sus héroes, o en su día a día»,

«Lacras sociales como el acoso escolar (bullying), que llega a sufrir más del 40 % de la población LGBTI durante su infancia, tan solo pueden ser erradicados a través de la formación”, sostiene Género Sentido, que ha asumido en Huelva las reivindicaciones de las personas transexuales, uno de los colectivos en el punto de mira de la ultraderecha, que hace bandera de su cruzada contra lo que denomina despectivamente «ideología de género», y que rechaza las leyes que reconocen el derecho a la propia identidad y desarrollo de todas las personas.

En su comunicado, Género Sentido exige que la Educación en España esté inspirada en la recomendación 2002/12 del Comité de Ministros del Consejo de Europa, que señala “claramente” que su objetivo es promover una sociedad libre, tolerante y justa y que contribuya a defender los valores y principios de la libertad, el pluralismo, los derechos humanos y el imperio de la ley, que son los fundamentos de la democracia y por ello las actividades curriculares deben incluir los contenidos correspondientes para garantizar estos principios”.

EL VETO PARENTAL DE LA ULTRADERECHA

El veto parental es una normativa que la ultraderecha pretende imponer en aquellas comunidades autónomas cuyos débiles gobiernos dependen del apoyo parlamentario de los diputados de Vox, como Andalucía, Murcia o Madrid… para que los padres sean obligatoriamente informados por los centros educativos sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a “cuestiones morales socialmente controvertidas” (en el argumentario de la reaccionaria formación ultra), como la sexualidad, la diversidad o cuestiones de género.

Vox pretende llevar a norma un supuesto derecho de los padres a excluir a sus hijos de dichas actividades, para lo que ha lanzado a través de sus redes sociales una campaña de bulos, patrañas (fake news) y vídeos manipulados para denunciar lo que la ultraderecha denomina “adoctrinamiento en ideología de género” o “incitación a la pederastia”, y atraer apoyo social a sus extemporáneas demandas. Una de las consecuencias de esa la falsaria campaña ha sido la suspensión de la cuenta oficial de Twitter de la formación.

Acerca de La Mar de Onuba 3702 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.