EL CERMI solicita ampliar el permiso de maternidad para mujeres con discapacidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha solicitado al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que amplíe el permiso de maternidad para las mujeres con discapacidad.

El CERMI señala que la legislación no considera ninguna especificidad favorable para que las mujeres con discapacidad, a pesar de tener mayores dificultades y un apoyo más intenso, que puedan necesitar durante el embarazo y en las primeras semanas tras el alumbramiento, esté reflejado per se.

Asimismo propone que se amplíe en 4 semanas el permiso genérico de 16 semanas reconocido por razón de maternidad a un total de 20 semanas.

Esta medida solicita que sea adoptada para las empleadas públicas mediante la reforma del estatuto del empleado público así como a las del plan general de la Seguridad Social. De ser así, el CERMI asegura que a las mujeres con discapacidad les permitiría avanzar en el apoyo efectivo al derecho a formar una familia y a tener descendencia; un hecho que está reconocido en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, que fue firmada y ratificada por España.

Al hilo de esta petición también la Fundación CERMI Mujeres destaca la importancia de las organizaciones de mujeres con discapacidad para que logren la igualdad de derechos.

La verdadera igualdad de oportunidades tanto de las niñas como de las mujeres con discapacidad es que existan políticas públicas y que sean amparadas por mujeres, añaden.

Desde la Fundación CERMI Mujeres saben que las incapacitaciones son más numerosas en mujeres que en hombres, pero es una decisión que además, deja a esa mujer sin capacidad para denunciar en una comisaría, para manejar su propia cuenta corriente, y tampoco les permite votar. Curiosamente, añaden, una mujer esterilizada es más vulnerable a la violencia de género y a sufrir agresiones que una que no lo está. Aún siguen existiendo prejuicios en esta materia, y muchos padres temen que su hijo baje el rendimiento escolar si tiene algún compañero con discapacidad. La educación inclusiva será un trabajo de todos para que los niños se crien juntos y de mayores aprendan a convivir.

En el resto de materias, tanto en formación, en los sueldos como en las oportunidades para encontrar empleo, las mujeres con discapacidad encuentran muchos problemas a los que hay que añadir cuando decide ser madre; el embarazo y posteriormente la crianza del hijo en los primeros meses de vida; un hecho que sin duda es distinto, requiere mayor esfuerzo y debe contemplarse con el aumento del permiso  tras el parto.

Patrocinadores de La Mar de Onuba