El apocalipsis ‘populista’ y ‘extremista’ también llega -«posiblemente»- a Huelva: PP y Cs vaticinan el entierro de los planes de infraestructuras tras la investidura de Sánchez

Mauel Andrés González y Julio Díaz, líderes provinciales de PP y Cs.

Julio Díaz (Cs): “El conglomerado de partidos extremos que ha apoyado al PSOE está en contra del túnel de San Silvestre, el AVE o la protección de nuestras costas”.

Manuel Andrés Pérez (PP): “Posiblemente queden en el olvido”.

El catastrofismo expresado por los partidos de la derecha ante la inminente formación del Gobierno de coalición ente PSOE y Unidas Podemos (sustentado, para el PP, en “quienes quieren destrozar el país, y quienes han apoyado a la [extinta] banda terrorista ETA”, y, para Ciudadanos, por quienes anteponen “intereses identitarios y excluyentes acentuando las diferencias entre españoles”) se ha extendido también a los líderes de la derecha de la provincia de Huelva.

Manuel Andrés González, presidente de los populares onubenses, y Julio Díaz, portavoz provincial de Ciudadanos, coincidieron este miércoles en extender el «temor» que aseguran «sentir» por los proyectos de infraestructuras pendientes de realizar en la provincia; entre ellos, el desdoble del túnel de San Silvestre, la línea ferroviaria de alta velocidad, o hasta la conservación de nuestro litoral.

Así, por tierra, mar y Twitter, los populares, difundieron ayer la idea de que “con este Gobierno de Sánchez el trasvase y el AVE caerán en el olvido”, tras asegurar que “ayer fue un día triste» para España y Huelva porque se ha investido a un presidente con el apoyo de quienes quieren destrozar el país y de quienes han apoyado a la banda armada de ETA”. Para el líder provincial del PP, que convocó a los medios de comunicación en el apeadero de tren de la capital, “las nuevas políticas de este Gobierno de PSOE y Unidas Podemos pondrán en peligro miles de empleos y de proyectos importantes para la provincia de Huelva”.

“Desde que el anterior Gobierno del PP, con Mariano Rajoy al frente, inaugurara esta estación de tren un mes antes de la Moción de Censura de Pedro Sánchez, no se ha vuelto a hablar de la llegada del AVE a Huelva”, aseguró González, quien motivó sus temores por el futuro de la alta velocidad para Huelva en el cierre de las taquillas  de las estaciones de tren de La Palma del Condado, Calañas y Jabugo-Galaroza, “en las que ya no se pueden comprar billetes desde el uno de enero”. Asimismo, los populares esgrimieron que la Ley del Trasvase aprobada hace más de año y medio en el Congreso de los Diputados no contó con el apoyo de Unidas Podemos, “hoy en coalición con PSOE en el Gobierno de España”. Sobre las políticas en cuanto a agua e infraestructuras, el PP de Huelva aseguró que, “posiblemente», queden en el olvido, «porque una parte de los que conforman el Gobierno no estaban de acuerdo con que estas obras vinieran a la provincia de Huelva”.

Para el PP, “Huelva sale perdiendo con este Gobierno de Sánchez e Iglesias, frente a los que salen ganando como Cataluña y el País Vasco que recibirán importantes inversiones y concesiones a los independentistas”.

Por su parte, desde Ciudadanos Huelva se emitió un comunicado en el que se asegura que “el pacto de Sánchez con los populistas y extremistas de izquierda y derecha pone en riesgo las infraestructuras comprometidas para Huelva”. El portavoz provincial de Ciudadanos y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, habló del “riesgo que corren las infraestructuras comprometidas por el Estado con Huelva tras el pacto de Gobierno de Pedro Sánchez con nacionalistas de izquierda, como el BNG y ERC, y derecha, como el PNV, independentistas y populistas que no miran por las necesidades e intereses de la provincia, y sí por sus intereses identitarios y excluyentes acentuando las diferencias entre españoles”.

Díaz también se refirió a las obras necesarias para la ejecución del trasvase de agua, tales como el desdoble del túnel de San Silvestre y otras infraestructuras hidráulicas, “ante las que la extrema izquierda se ha mostrado siempre contraria y belicosa, pese a que son determinantes para Huelva», o a la llegada de la alta velocidad a Huelva que, en su opinión, “son proyectos que se quedarán parados con el silencio cómplice del PSOE de Huelva”.

En el comunicado, el parlamentario naranja onubense mostró su “preocupación” por la ruptura del consenso en torno a los valores de igualdad, solidaridad y libertad entre las comunidades autónomas que consagra la Constitución”, puesto que “la investidura, a tenor de lo escuchado estos días en el Congreso, puede desembocar en privilegios de unas comunidades frente a otras y en la ruptura del equilibrio territorial y la igualdad de los españoles”. Díaz también sostuvo que «las cesiones de Sánchez al independentismo las  tendremos que pagar los andaluces y todos los españoles, mientras maltrata a Andalucía”.

De esta forma, las dos fuerzas de la derecha onubense (no hubo, al menos ayer, comunicado del partido de ultraderecha), han coincido en presentar un panorama que, en su «opinión», que fue lo que ayer expresaron los líderes de ambas formaciones, opiniones, dibuja una Huelva que perderá las inversiones ya comprometidas con nuestra provincia. Un auténtico apocalipsis para el futuro de las infraestructuras onubenses. Posiblemente.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.