El alcalde de Vélez Málaga, Antonio Moreno (PSOE), sanchista reconvertido y hooligan del candidato Espadas, lanza tuits con fotos del alcalde de Sevilla con curas y monjas porque quiere que la gente sepa que es “bético y católico” (?)

El perfil de un hombre de izquierdas que tuitea Moreno del alcalde de Sevilla es una foto de Espadas con unas monjas y otra viajando en autobús. Patético, por muy mamporrero político enamorado que se sienta el regidor malagueño: “Espadas es humanidad. Es de tod@s sin excepción [corazoncito]”.

El equipo de campaña del alcalde de Sevilla piensa que lo mejor a destacar de este hombre que ha vivido durante 31 años del dinero público, 20 de ellos de la Junta, es hacer notar que es católico practicante y del Betis. Lo más en Sevilla, claro, pero ¿en el resto de Andalucía? ¿Será premonitorio?.

Viejo militante del ya extinto PA: “Hubiese sido impensable hace años, cuando la conciencia política todavía existía, que un alcalde de Sevilla hubiera aspirado a ser presidente de la Junta. ¿Se imagina uno a Alejandro Rojas Marcos cuando era alcalde que se hubiera atrevido a presentarse?”.

El alcalde de Vélez Málaga, Antonio Moreno Ferrer, del PSOE, es ahora un sanchista reconvertido (siempre ha sido de Susana Díaz) y hooligan extremo del candidato Juan Espadas a presidir la Junta de Andalucía. Candidato que está inmerso actualmente en esa pelea barriobajera con Susana para ver quién gana las primarias internas del partido y es la persona que opta por el PSOE a la presidencia de la Junta en las próximas elecciones autonómicas. Este alcalde de Vélez Málaga, terriblemente enamorado de la personalidad de Espadas, lanza patéticos tuits con fotografías en las que su colega de Sevilla sale con curas y monjas porque quiere que la gente sepa que es “bético y católico” (?), que es lo que le han dicho desde Sevilla que haga. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

Jueves, 27 de mayo de 2021. El perfil que el alcalde Moreno lanza a las redes de un hombre de izquierdas como se supone que es el alcalde de Sevilla, es una declaración de amor platónica y dos fotos. En una se ve a Espadas con unas monjas, para demostrarnos que todo “Juan Espadas es humanidad” (y católico, claro)  y otra viajando en autobús, para demostrarnos que “Es de tod@s sin excepción” (?). Hay que destacar esa @ para hacerse el moderno y no renunciar a sus posibilidades, y un corazoncito al final de amor incondicional hacia ‘su’ candidato. La verdad es que es muy patético todo por muy mamporrero político enamorado que se sienta el regidor malagueño: “Espadas es humanidad. Es de tod@s sin excepción [corazoncito]”.

El alcalde de Vélez Málaga es de esos políticos que sin dignidad ninguna han cambiado la chaqueta de Susana por la chaqueta de Espadas, y, claro, como buen converso tiene que demostrar que es más espadista que el propio colega sevillano. Sus tuis son patéticos en sí mismos, no hace falta referenciarlos a un momento exacto. Él sigue las directrices del equipo de campaña de Sevilla. ¿Esto será premonitorio de lo que ocurrirá si este señor gana las primarias y la Junta, que se inventará el centralismo democrático autonómico y se cambiará cada provincia por Sevilla y Sevilla, al final, por Madrid, como ha ocurrido ahora con el nombramiento de Espadas directamente desde el centro de España?

Se puede resumir en un tuit de Juan Carlos Cabrera, mano derecha de Juan Espadas en el Ayuntamiento de Sevilla, el perfil que quieren dar de su alcalde para toda Andalucía. Toda Andalucía. Lo cual es para pensárselo. Publica dos fotos de dos encuentros del regidor sevillano con el obispo de Sevilla, el cardenal Amigo, con el siguiente texto: «Así es Juan Espadas, el hombre tranquilo. Nacido en el Hospital de las Cinco Llagas de Sevilla criado en un barrio obrero, estudiante aplicado de los Salesianos. Bético y católico practicante», y añade: “Sin rubor. #ElCambioParaGobernar@EquipoEspadas”. Es un texto recogido de esa gran revista de modas Vanity Fair según se explicita en el tuit: “Vía @VanityFairSpain”. La traducción del nombre de esta prestigiosa publicación especializada en bodas, moda, alta sociedad, lujo y buen vivir es ‘Feria de la Vanidad’. ¿De verdad que no tenían otro medio que le haya hecho la pelota a Espadas para publicar un texto laudatorio? Sí, la verdad es que todo es bastante patético y cateto.
El equipo de campaña del alcalde de Sevilla piensa que lo mejor a destacar de este hombre que ha cobrado su sueldo durante 20 años de la Junta de Andalucía y que nunca en toda su vida ha trabajado en una empresa privada, es hacer notar que es católico practicante y del Betis. Lo más en Sevilla, claro, pero ¿en el resto de Andalucía? ¿Así será siempre? ¿Seguirán confundiendo Sevilla con Andalucía? ¿O peor aún, Sevilla con Madrid? Como dice un viejo militante del ya extinto PA: “Hubiese sido impensable hace unos años, cuando la conciencia política todavía existía, que un alcalde de Sevilla hubera aspirado a ser presidente de la Junta. Se imagina uno a Alejandro Rojas Marcos cuando era alcalde que se hubiera atrevido a presentarse a presidente?

Una historia. Juan Espadas: ni cambio ni renovación

Espadas o su futuro fue ayer. Los socialistas críticos que defienden cambio y renovación en el PSOE de Andalucía ya tienen candidato a la presidencia de la Junta: Juan Espadas, alcalde de Sevilla. El problema es que Espadas ni es cambio ni es renovación. El candidato a presidente andaluz ya trabajaba en la Junta en 1990, cuando Susana Díaz tenía 16 años. Su primer cargo: jefe de gabinete del presidente de la Agencia de Medio Ambiente (1990-1994). Su futuro empezó en 1990, hace 31 años, Su futuro fue ayer y no lo será mañana.

El candidato que promueven los críticos del PSOE y que lleva esos 31 años en la cosa pública, se mantuvo durante dos décadas de 10 años cada una, claro, 20 en total, en empleos en los gobiernos de los presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. En el PP, en términos generales (ahora está la cosa muy liada en las filas del partido de derecha extrema para hablar por todos), gusta la posibilidad de que Espadas sea el rival de Moreno Bonilla en las próximas elecciones. Entre su extenso pasado y su condición de alcalde de Sevilla, que despierta muchos recelos en el resto de Andalucía (AQUÍ), los populares parecen creer que tienen la campaña hecha.

Directo desde la facultad a la Junta de Andalucía

Jurando como consejero

Como se puede comprobar en su biografía, publicada en la página web del Ayuntamiento de Sevilla (AQUÍ), Espadas pasó directamente de la Facultad de Derecho, donde se licenció en 1989, a la Junta de Andalucía, donde fue nombrado Jefe de Gabinete del Presidente de la Agencia de Medio Ambiente en 1990. [Chascarrillo: cuando el renovador Espadas ocupó su primer cargo en el Gobierno andaluz su futura rival en las primarias del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, tenía 16 años y todavía estaba en el instituto].

Tras ese primer cargo como Jefe del gabinete del presidente de la Agencia de Medio Ambiente, Espadas ocupó otros muchos: jefe del gabinete del consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía; jefe del gabinete del consejero de Educación y Ciencia; secretario general de Planificación de la Empresa Pública de Gestión Medioambiental (EGMASA); director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía; viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía 2004-2008 y consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y presidente de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA). En total, veinte años en los que estuvo presente de una u otra forma en todos los gobiernos presididos por Manuel Chaves y en el primero que presidió José Antonio Griñán.

Es difícil que el actual movimiento crítico del PSOE de Andalucía consiga colar como renovador y candidato del cambio a quien ha ocupado durante 20 años cargos en los sucesivos gobiernos andaluces. Tendrá mucha experiencia y será muy servicial, que es lo que piden por lo visto desde Madrid, pero no tiene nada de renovación. Y en cuanto al cambio, ya se sabe, estos menesteres en política son en realidad un quítate tú para ponerme yo, por mucho que lo quieran pintar bonito.

De consejero con Chaves

A quién se ponga a hacer cuentas le sorprenderá que Susana Díaz solo haya tenido experiencia de gestión en la Junta seis años. Sí, seis años. Como consejera de Presidencia, primero, 2012-2013, y como presidenta, después, 2013-2019. Ya está. Parecen que han sido dos mil o tres mil por lo que se ha movido o se le ha agunatado, pero en total son seis años mal contados. Demasiadas apariciones en los medios por mil razones diferentes hacen que a sus 44 años la quieran renovar por alguien de una generación todavía más vieja. Algo muy curioso pero que se entiende porque la lucha de estos críticos en realidad la alienta y la empuja la vieja guardia del socialismo andaluz de toda la vida. Son los que fueron y han dejado de serlo que quieren volver a ser. Solo hay que leer los nombres de los que apoyan la movida en las provincias.

Al PP le gusta un candidato con un pasado pesado como Espadas

Juanma Moreno y Juan Espadas

En el PP se frotan las manos ante la posibilidad de que Juan Espadas sea el rival de Juan Manuel Moreno Bonilla en las próximas elecciones andaluzas. Entre su pesado pasado y su condición de alcalde de Sevilla, que despierta muchos recelos en el resto de provincias andaluzas, la derecha espera tranquila la campaña. Moreno Bonilla lo elogia ahora (AQUÍ), pero Espadas ya tiene alguna pista de los ataques que le pueden venir desde la derecha por su pasado.

Espadas formó parte de Consejos de Gobierno de la Junta de Andalucía que aprobaron ayudas de los famosos ERE. El PP ya ha utilizado este argumento para atacar con dureza al alcalde de Sevilla: “Espadas se benefició políticamente de ese gran monstruo de generación de corrupción que ha sido el PSOE de Andalucía y asentó su carrera en base a gobiernos que acudían a las elecciones dopados por una red clientelar. En esa mesa del Consejo de Gobierno que Espadas compartía con Chaves y Griñán hay miembros que, si bien no les alcanza la responsabilidad penal y jurídica, están afectados por la responsabilidad política y ética de haber formado parte de un sistema que ha defraudado y ha generado posiciones de ventaja electoral al PSOE. Espadas estaba allí, ocupó todo tipo de cargos en la estructura de la Junta de Andalucía” (AQUÍ).

Espadas con su mujer

Más recientemente, el alcalde de Sevilla ha visto como  la comisión parlamentaria que investiga el fondo de corrupción que reinó en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE) ha citado a su esposa, María del Carmen Ibanco, que entró a trabajar en dicha FAFFE dos meses antes de las elecciones municipales de 2007 (AQUÍ).

La derecha mediática ha situado a Espadas en diferentes ocasiones en el centro de su diana. Por el presunto enchufe de su mujer en la FAFFE (AQUÍ); por la investigación de unas subvenciones que supuestamente autorizó en el marco de la trama de Isofotón (AQUÍ) y hasta por sus amistades con siete altos cargos socialistas condenados en el caso de los ERE. Todo esto podría decirse que parece un aperitivo de lo que le puede venir encima a Espadas si finalmente es elegido candidato del PSOE de Andalucía.

En Andalucía no funcionan alcaldes de grandes ciudades como líderes regionales

Espadas y Zoido

En Andalucía nunca ha funcionado la fórmula de los alcaldes o alcaldesas de grandes ciudades como líderes regionales. En el PP lo saben bien. Teófila Martínez, alcaldesa de Cádiz durante 20 años, fracasó como candidata del PP a la Junta de Andalucía en dos ocasiones: en los años 2000 y 2004, esta segunda vez perdiendo además estrepitosamente (AQUÍ).

Juan Ignacio Zoido, que era entonces alcalde de Sevilla, fue elegido presidente del PP de Andalucía en julio de 2012. Antes incluso de ser elegido oficialmente para este cargo orgánico, Zoido antepuso su dedicación a la alcaldía de la ciudad frente a la posibilidad de encabezar la candidatura del PP a la Junta de Andalucía. Pese a todo, la elección del alcalde de Sevilla como líder regional del PP no estuvo exenta de polémica y evidenció las tensiones territoriales que existen en la comunidad andaluza. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, del mismo partido que Zoido (PP), no ocultó su malestar (AQUÍ).

Siendo presidente del PP andaluz, Zoido señaló a otro alcalde, José Luis Sanz, regidor de Tomares, como posible candidato del PP a la Junta de Andalucía, pero la propuesta no tuvo el aval del entonces presidente del partido y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien eligió a Juan Manuel Moreno Bonilla como candidato y líder del PP andaluz. La etapa del entonces alcalde de Sevilla como presidente del PP de Andalucía no duró ni dos años. En definitiva, las dos ocasiones en las que el PP ha apostado por alcaldes de grandes capitales andaluces como líderes regionales han sido un rotundo fracaso.

 

Espadas ya perdió estrepitosamente unas elecciones como candidato

Precisamente, Juan Ignacio Zoido fue quien le arrebató la alcaldía de Sevilla al PSOE con Juan Espadas como candidato en el año 2011. Espadas se presentó como cabeza de cartel por primera vez para intentar mantener una alcaldía que el PSOE llevaba ostentando desde el año 1999. Sin embargo, con él de candidato el PSOE perdió 11 puntos y cuatro concejales. Pasó de un porcentaje de voto del 40,46% y 15 concejales al 29,45% y 11 concejales. El PSOE perdió la alcaldía de Sevilla con Espadas como candidato y el PP con Zoido obtuvo mayoría absoluta.

En 2015, Espadas volvió a presentarse y obtuvo un 32,14% de los votos y de nuevo 11 concejales. El PP con Zoido ganó las elecciones, pero un pacto de PSOE con Izquierda Unida y Participa Sevilla permitió a Espadas alcanzar la alcaldía. En 2019 Espadas la revalidó tras ganar las elecciones. Actualmente gobierna gracias a un pacto con Ciudadanos.

Cargos de Espadas en la Junta en los gobiernos de Chaves y Griñan (1990-2010)

    • Jefe de gabinete del presidente de la Agencia de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, 1990-1994.
    • Jefe de gabinete del consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, 1994–1996.
    • Jefe del gabinete del consejero de Educación y Ciencia, 1996–1997.
    • Secretario general de Planificación de la Empresa Pública de Gestión Medioambiental (EGMASA) de la Junta de Andalucía, 1997-2000.
    • Director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, 2000–2004.
    • Viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, 2004-2008.
    • Consejero de Vivienda y Ordenación del Terrritorio de la Junta de Andalucía y presidente de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), 2008-2010.

Otras responsabilidades en la Junta de Andalucía

    • Presidente de EGMASA (Empresa de Gestión Medioambiental S.A), 2004-2008.
    • Presidente de la Fundación ANDANATURA y vicepresidente de la Fundación DOÑANA 21 entre 2004 y 2008.
    • Vicepresidente del Consejo Andaluz de Medio Ambiente y del Consejo Andaluz de Biodiversidad entre 2004 y 2008.
    • Presidente de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía entre 2008 y 2010.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.