Ecologistas en Acción exige a la Junta de Andalucía que paralice la tala de pinos en la zona del incendio de Almonaster la Real

Las personas que viven en la zona han hecho saber a la organización ecologista que están viendo cómo son talados numerosos ejemplares sanos y otros que apenas fueron afectados por las llamas, estando además en plena época de reproducción de la mayoría de especies animales.

Si no se sigue el modelo de restauración desarrollado en Doñana, las más de 15.000 hectáreas del incendio de Almonaster quedarán desnudas sin arbolado, con importantes consecuencias de erosión, de pérdida de paisajes, además de la desprotección de los animales silvestres.

Martes, 23 de marzo de 2021. Ecologistas en Acción ha recibido el aviso de diversos vecinos de las aldeas afectadas por el incendio de Almonaster la Real de que están siendo talados incontables pinos que se salvaron del gran incendio forestal que afectó a 15.278 hectáreas, según fuentes oficiales, a finales de agosto del año pasado. Como se aprecia en las imágenes y vídeos tomados por ellos mismos, los ejemplares están verdes y sanos o ligeramente afectados por las llamas, por lo cual, la organización ecologista, exige a la Junta de Andalucía que sean paralizados estos trabajos de forma inmediata.

Los avisos se refieren especialmente a la tala de pinos en la zona ubicada entre Puente Vergel y el área recreativa Puerto Cantina, si bien se ha tenido conocimiento de otras zonas donde está ocurriendo lo mismo, como Coto La Mora y el entorno del pantano del Olivargas, en el término municipal de Almonaster la Real.

En todo caso, la normativa vigente establece la prohibición de la alteración o destrucción de los hábitats de las especies silvestres, así como sus lugares de reproducción y descanso. Por ello, especialmente desde el 15 de marzo, debido a que las especies silvestres están en pleno periodo de reproducción, hay que evitar las molestias y daños que se pueden producir con los trabajos forestales a los animales. Las talas y demás trabajos forestales en los hábitats que no se quemaron conllevarían a esta altura del año una pérdida de poblaciones con la consecuente merma en la biodiversidad, que dañaría directamente la calidad de vida en las zonas rurales afectadas.

Ecologistas en Acción, organización incorporada a la Comisión Científico-Técnica para la restauración de la zona incendiada, insta también a este grupo de trabajo a la revisión de la planificación de limpieza, delimitando las zonas a actuar y marcando el arbolado a pie de campo, uno a uno. Al igual que en la restauración de la zona incendiada en Doñana en 2017, donde se pudo aprender la considerable eficacia de este procedimiento, la organización ecologista recomienda no talar los pinos con menor afección, sino dejarlos para comprobar su evolución, cortando únicamente los ejemplares calcinados.

Ya hemos asistido recientemente a un lamentable episodio de corta de arbolado que también se salvó del incendio de Almonaster la Real, pues más de 200 encinas han sido taladas para una escombrera minera, y aún está siendo investigada la responsabilidad de tal destrucción.

Ante estos episodios insuficientemente justificados de eliminación de árboles que no fueron afectados de muerte por el incendio forestal, se hace necesario evitar la prevalencia del interés comercial en la madera, que podría estar empañando los trabajos de restauración de la zona incendiada y poniendo freno a la recuperación ecológica y social.

FUENTE: Ecologistas en Acción

El Gobierno destina 1,3 millones a recuperar 1.200 hectáreas en la zona arrasada por el incendio
La Delega del Gobierno en Andalucía, Sandra García, atiende durante su visita a los trabajos de recuperación en la zona incendiada de Almonaster la Real

La delegada del Gobierno de España en Andalucía, Sandra García ha visitado este martes el municipio de Almonaster la Real (Huelva) para supervisar los trabajos que el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico desarrolla para la recuperación de 1.200 hectáreas afectadas por el incendio del pasado verano, a los que destina 1,3 millones de euros.

El incendio declarado el pasado mes de agosto en la sierra de Huelva arrasó unas 18.000 hectáreas de Almonaster la Real, Zalamea la Real, El Campillo, La Zarza Perrunal, Valverde del Camino y El Cerro del Andévalo, y obligó a evacuar a unos 3.000 vecinos.

Sandra García ha recordado que este «desastre forestal» afectó a cerca de 18.000 hectáreas, lo que «obligó a coordinar una acción de emergencia de todas las administraciones, en las que el Gobierno de España puso en activo cinco medios aéreos y una base terrestre, así como efectivos del Segundo Batallón de Intervención en Emergencias (UME) y Guardia Civil».

«Ahora toca trabajar para recuperar el suelo y conseguir que la zona arrasada se vea lo menos posible afectada por la erosión», ha indicado la delegada, por lo que ha hecho referencia a las dos actuaciones declaradas de emergencia y ejecutadas por la Subdirección General de Política Forestal y Lucha contra la Desertificación del Ministerio sobre 1.200 hectáreas.

Sandra García ha detallado la evolución de los trabajos agrupados en dos actuaciones, una ejecutada por Tragsa y otra, adjudicada de emergencia a la empresa Orthem servicios y actuaciones ambientales S.A.U.

La primera de ellas comenzó en octubre de 2020, con seis meses de ejecución y un presupuesto de un millón de euros, «si bien se vio afectada por la situación de pandemia y también por las intensas lluvias registradas en la zona durante los meses de enero y febrero, lo que ha obligado a ampliar hasta finales de abril el plazo de ejecución de las obras».

Estos trabajos consisten en actuaciones de protección contra la erosión hídrica mediante la creación de barranqueras de madera y piedra que minimicen la pérdida de suelo y permita la pronta implantación de especies vegetales, así como la aplicación de tratamientos selvícolas en la masa arbolada para prevenir la proliferación de plagas en masa forestal no afectada por el incendio.

En cuanto a la segunda actuación, que se ejecuta mediante un contrato de emergencia por importe de 300.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses, los trabajos están prácticamente finalizados y próximos a su recepción tras ejecutarse los mismos trabajos de control de la erosión y tratamiento selvícola en otra zona del incendio.


Ecologistas en Acción de Huelva alerta del riesgo de sobreexplotación y de contaminación del acuífero Aroche-Jabugo y del Chanza

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.