Doñana 1998 cobraba a las trabajadoras por vivir en “contenedores con goteras” y “no les ha pagado”, según una denuncia presentada ante la Inspección de Trabajo

  • Amenazas y prostitución: En una grabación se puede escuchar a un hombre amenazar con enviar vídeos sexuales a las familias de las trabajadoras en Marruecos.

  • Otro vídeo recoge las imágenes de las goteras en los contenedores donde viven las trabajadoras.

  • 131 trabajadoras de la finca aseguran a la Guardia Civil que las denuncias de acoso sexual por sus compatriotas son “falsas” y fueron instigadas por el SAT “a cambio de papeles”.

  • Las exigencias para acceder a un contrato en la campaña de la fresa onubense serían consideradas inconstitucionales en España.

La Mar de Onuba ha tenido acceso a la denuncia presentada el pasado lunes ante la Inspección de Trabajo de Huelva contra la empresa Doñana 1998, en la que las ocho comparecientes aseguran “actuar en nombre de otras cien trabajadoras de las que tenemos nombre completo y número de pasaporte”.

En el escrito todasdenuncian que “no tienen copia del contrato de trabajo, No se les ha pagado, No viven en condiciones dignas (se les cobra por vivir en un contenedor con goteras) [VER VÍDEO], Se han modificado todas la condiciones que se les dijo en origen, Han recibido insultos y sufrido abusos, Se han intentado impedir que denunciaran, Se les ha hecho firmar papeles que no saben lo que firmaban (sin nadie que les informase) y que se les hacía trabajar lesionadas sin recibir asistencia médica”.

Algunas de estas trabajadoras aseguran que el pasado  fin de semana la empresa pretendió embarcarlas de regreso a Marruecos sin haber finalizado el  periodo para el que habían sido contratadas, que ellas creían de tres meses, habiéndose cumplido sólo uno, y que el empresario les dijo que sólo les pagaría una vez que estuvieran en Algeciras para subir al barco que les llevaría de vuelta a su país de origen.

Respecto de las condiciones de trabajo que les aseguraron disfrutarían antes de venir a España, las trabajadoras afirman que eran las contenidas en un documento de la Agence Nationale de Promotion de l’Emploi et des Compétences (ANAPEC) (al que ha tenido acceso La Mar de Onuba y que  que se reproduce en esta página), en el que puede leerse entre, otras cosas, que las seleccionadas disfrutaran de  un contrato de 3 meses con un periodo de prueba 15 días, cobrarían un salario base de 39-40 €/día por jornadas laborales de 6,5 horas con medio hora de descanso y un día de descanso semanal, y que tanto la vivienda como el transporte entre vivienda y lugar de trabajo serán facilitados por el empleador.

En el encabezamiento del documento, además del logotipo de Anapèc, puede leerse: “·Asociación de Agricultores Españoles. Contrato de trabajadoras agrícolas temporales”.

Para acceder a los contratos, y según este documento, las mujeres debían cumplir los siguientes requisitos: tener entre 18 y 45 años, tener hijos dependientes con menos de 14 años, vivir en zonas rurales y gozar de buena salud.

Fuentes jurídicas consultadas por La Mar de Onuba han asegurado a esta redacción que esas exigencias tienen un claro tinte discriminatorio, y que en España serían consideradas inconstitucionales.

CONTENEDORES CON GOTERAS

Respecto de las condiciones de las viviendas, que las denunciantes describen como un “contenedor con goteras”, ayer mismo la web Punto Crítico colgó en un canal de Vimeo un vídeo en el que pueden observarse lo que relatan las trabajadoras:

Respecto de la acusación de que el empresario les cobraba por la vivienda, el propio responsable de Doñana 1998 admitió hace unos días que cobraba a la strabajdoras 1 euro diario en concepcto de luz.,agua y gas.

Acusaciones de prostitucion y amenazas

En otro vídeo publicado también en el canal de Vimeo de Punto Crítico se puede ver y escuchar a un hombre, al que las denunciantes identifican como un responsable de la finca Doñana 1998, que “el problema son las quieren las casas para prostitución. Tú, esta y dos más”.

El hombre añade que “este es el problema, que están las cámaras. Toda la noche tiqui tiqui tiqui . Todo grabado,. Esto va para Marruecos, para las familias”, les amenaza.

Otras 131 trabajadoras de la finca Doñana 1998 aseguran a la Guardia Civil que las denuncias de acoso sexual  de sus compatriotas son falsas y fueron instigadas por el SAT “a cambio de papeles”

Imagen de la denuncia publicada hoy por Huelva Información

131 trabajadoras marroquíes de la finca Doñana 1998 ha presentado un escrito en el que afirman  que las compañeras que han interpuesto demandas por presuntos abusos laborales y sexuales en la finca Doñana 1988 lo han hecho “obligadas” por parte “de unos hombres”, en referencia los representantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores, “a cambio de papeles para quedarse en España” y “cobrar los tres meses del visado”.

Según consta en la denuncia, adelantada este viernes por Huelva Información,  las 131 mujeres aseguran que “es totalmente falso que sus jefes hayan maltratado, acosado o abusado sexualmente de ninguna trabajadora”.

La firmantes también dicen el escrito que la polémica por las informaciones aparecidas en los medios de comunicación están suponiendo “un problema con nuestros familiares, que pueden negarnos para los años próximos poder volver a trabajar en esta empresa o en cualquier otra”.

Preguntadas sobre cómo saben que estas mujeres estaban obligadas, han asegurado en la denuncia que “unos hombres, al igual que les han ofrecido a las otras quedarse en España, también se los ofrecieron a ellas”, así como que reconocerían a estos hombres “sin género de dudas”.

En cuanto a la empresa fresera, estas mujeres han remarcado que “no hay ningún tipo de problema, que están muy bien y contentas con todo, con el módulo, el sueldo y el trabajo no existiendo abuso ninguno”.

El responsable de Doñana 1998 acusa al Sindicato Andaluz de Trabajadores de orquestar una “campaña de difamación” contra su empresa

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.