Desactivando el racismo y la xenofobia ante el virus de desinformación

En el contexto de la actual crisis causada por la COVID-19, estamos asistiendo a una cantidad sin medida de (des)información, donde todos los días llegan diferentes mensajes a nuestras redes sociales más cercanas de distintas acciones acometidas ante la pandemia, que en muchos casos generan una peligrosa desinformación que puede acarrear problemas importantes para la salud y la crispación social. Prueba de ello son los mensajes que han propiciado ingestas de lejía y/o sus sucedáneos por parte de la población o algunos ataques y comportamientos de confrontación entre vecinos y vecinas por el uso de un lenguaje incluso bélico por parte de representantes políticos y algunos medios de comunicación.

En este sentido desde Fundación Cepaim se asiste con gran preocupación ante esta situación y ve como esta dificulta aún más su labor social, en la que se hace evidente que más que nunca la población en su conjunto debe estar unida para superar estas situaciones difíciles y en algunos casos extremadamente complicadas que vienen parejas a un aumento de las situaciones de vulnerabilidad de una población, en muchos casos, ya de por sí mala ante la crisis actual.

En esa dirección, el aumento de bulos racistas y xenófobos que se propagan a través de la desinformación dirigida contra las personas migrantes y refugiadas ha provocado y está provocando un agujero aún mayor en la situación de estas personas. Por todo ello, a través de la Plataforma Desactiva.org, Fundación Cepaim gracias al equipo de personas expertas y aliadas con los objetivos de la plataforma, está prestando especial atención a estos bulos y propiciando herramientas para desactivarlos dentro del proyecto que se lleva a cabo con gracias a la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones – Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria y el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.

Ahora, más que nunca, es necesario #Desactivar los bulos, las fake news y los discursos de odio que propician la discriminación racial. Ante el aumento de cuentas creadas para llenar las redes de odio y desinformación, el equipo del proyecto Desactiva continúa con su trabajo con el objetivo de hacer de las redes sociales, sobre todo en estos tiempos en las que son nuestro medio de relacionarnos con el exterior, un foro de reflexión y debate constructivo que fomente una sociedad intercultural, donde la diversidad es una fuente ineludible para combatir esta crisis.

Para ello, después de un estudio en redes de las informaciones falsas más compartidas, y de preguntas que están haciendo llegar diferentes personas desde sus perfiles en redes sociales a la Plataforma Desactiva, el racismo y la xenofobia, el equipo de profesionales está aportando su trabajo para difundir fuentes fiables y contrastadas que puedan rebatir estos bulos y frenar la cadena de desinformación.

Preguntas más frecuentes, informaciones falsas, bulos y estereotipos

Dentro de esas preguntas más frecuentes durante esta crisis sanitaria, donde hemos visto cómo el virus de la xenofobia y el racismo también ha aumentado y ha campado a sus anchas por redes sociales, encontramos que una de las informaciones falsas más compartidas es que este virus lo portan o ha sido propagado por las personas de origen chino o asiático. Estas informaciones han desencadenado actos discriminatorios e incluso algunas agresiones contra ellas en España.

En concreto en la plataforma desactiva.org han formulado esta pregunta ‘¿Qué personas propagan el virus Covid-19?’, su respuesta puede ayudar a desactivar los bulos sobre la realidad de la procedencia de las personas que un inicio contagiaron el virus y sus territorios de origen donde se hace evidente que se trata de una cuestión de ámbito geográfico global y en el que ahora, con un virus totalmente desconocido por todo el mundo, se encuentran evidencias de que hay cepas propias de cada zona geográfica repartidas por todos la geografía española y mundial. Siendo cada vez más evidente tras el seguimiento genético del virus en cada territorio que la propagación inicial, principalmente, provino por personas de estos territorios europeos que se contagiaron en países asiáticos y luego propiciaron a la vuelta a sus países de origen este contagio entre su población y no de la población inmigrante residente de procedencia asiática.

Para no caer en el fomento de la desinformación y no contribuir a crear alarma social es muy importante consultar fuentes fiables. Esto, que puede parecer obvio pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que la desinformación difundida por redes sociales viene, a veces, de perfiles que están constituidos como medios de comunicación e incluso de dirigentes políticos nacionales.

En desactiva.org puedes encontrar una sección dedicada exclusivamente a ‘Fuentes Fiables’ en la que se pueden consultar datos de fuentes primarias y contrastadas. En este sentido, se formuló una pregunta en la plataforma donde se hace una recopilación de las páginas en las que se puede extraer información para difundir durante la pandemia. ‘¿Dónde puedo consultar información fiable sobre Covid19 o información sanitaria de calidad?’

Por otro lado, según un diagnóstico previo en redes y las preguntas recibidas en la plataforma, existe cierta incertidumbre o se tergiversan informaciones que tienen que ver con las actividades y el papel de las personas migrantes en relación con su contribución a la sociedad en los distintos ámbitos de esta crisis. Por eso, es importante recordar que durante esta crisis sanitaria se han visibilizado oficios que antes permanecían en un segundo plano o estaban del todo invisibilizados. Este es el caso de las labores agrícolas (trabajo en el campo, almacenes, recolección de alimentos o logística de distribución de los mismos) y de las labores de cuidado (Internas en hogares al cuidado de personas mayores, niñxs y tareas de limpieza). Todas ellas que durante la crisis que hemos vivido en el actual Estado de Alarma se han visibilizado como fundamentales para nuestra subsistencia y que son, en su mayoría, llevadas a cabo por personas migrantes, hombres y mujeres, que ocupan estos puestos hasta ahora más desvalorizados en el mercado de trabajo español y por tanto precarios. A pesar del carácter cíclico del sector agrícola, según los datos del Instituto Nacional de Estadística en el primer trimestre de 2020, el 20,65% de las personas que trabajan en este sector son extranjeras. Se puede leer y compartir esta respuesta ampliada en la pregunta `¿Contribuyen las personas migrantes a mejorar esta situación de crisis sanitaria por Covid19?´ en desactiva.org.

Acerca de La Mar de Onuba 3430 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.