Del lugar de la sanidad en este mundo de pactos imposibles

Un buen esquema conceptual no cambia las respuestas, sino las preguntas, porque cambiar las respuestas es una evolución, pero cambiar la pregunta es una revolución”.

J. Wagensberg

José Luis Pedreira Massa

En estas épocas de pactos se ha utilizado el Ministerio de Sanidad para establecer un pacto, al grupo político al que se lo ofreció lo desdeñó porque decía que no tenía competencias, que todo estaba transferido a las Comunidades Autónomas. Es cierto, pero es una verdad a medias, por lo que establece una media verdad con muchas imprecisiones y no pocos desconocimientos por parte de quien así se expresaba.

Siguiendo a mi profesor de metodología, el Prof. Wagensberg voy a intentar cambiar las preguntas: ¿Cuál es el planteamiento general de la Sanidad hoy desde la perspectiva progresista? ¿Qué tareas específicas se esperan hoy como prioridad sanitaria? ¿Son o no una tarea de un Ministerio con competencias?

Planteamiento General

Mucho se habla de las excelencias de la Sanidad española y es cierto que las tiene, pero desde hace 8 años con la gestión de recortes del pp han pasado cosas que han impactado de forma muy relevante a la sanidad. En los sistemas de evaluación de sistemas sanitarios con los indicadores internacionales estábamos en el puesto 7-8 de los países del mundo, en estos últimos 7 años se ha descendido 10 puestos ¿qué ha pasado?

1º El sistema sanitario español, el SNS, está muy prestigiado internacionalmente, pero sobre todo con tres estrategias concretas que ocupa el primer lugar de forma inequívoca: Atención Primaria de salud, Sistema MIR de formación de postgraduados y el Sistema Nacional de Trasplantes.

2º Las políticas de la derecha han situado al SNS en un claro riesgo, pues del 6,8% del PIB lo descendió en 7 años al 5,9% del PIB. Un ejemplo metafórico de esa tensión, de ese riesgo aconteció con todas las goteras e inundaciones en varios hospitales madrileños con ocasión de la reciente gota fría. Se ha llegado a esta situación por tres factores:

  • Incremento de políticas economicistas, centradas en los costes directos y no en la relación coste-beneficio que es de capital importancia en la sanidad.
  • Incremento de conciertos y externalizaciones a la asistencia privada, con todas sus consecuencias e impacto en la calidad asistencial y el incremento de los costes.
  • Disminución del gasto público en sanidad (imagen especular entre estos dos factores). Ver la figura adjunta, se comprenderá de forma clara, el gasto público en sanidad decrece, mientras que la facturación de hospitales privados se incrementa, casi en una imagen especular del descenso del gasto público. Recordar que la gestión privada NUNCA se ha demostrado más eficiente que la gestión pública.

3º Deficiente conceptualización por parte de la izquierda política de la sanidad, más que falta de conceptualización diría olvido, por dejación o continuismo, se ha dejado llevar por la inercia, pero la inercia hace que se incremente el rozamiento y termina parándose. Por ello se precisa RECONCEPTUALIZAR y FORTALECER, desde la perspectiva de la izquierda, este concepto de la sanidad de cara a los retos futuros:

  • Superar la corta y limitada visión, casi en exclusiva, de contemplar el gasto sanitario como el dato fundamental a evaluar de la política sanitaria, eso lo hace la derecha política. El Ministerio de Hacienda no puede ni debe ser el gestor de la sanidad pública.
  • Trabajar con, desde y para los determinantes de salud, que no son algo abstracto, sino algo concreto, en la figura adjunta se expresan los principales determinantes de salud y su peso porcentual en la salud calculado para España: un 40% para los estilos de vida; 30% para los factores genéticos y biológicos; 15% para el ambiente socio-cultural; 10% para los cuidados asistenciales de salud y el 5% restante le corresponde al contexto físico en el que nos desarrollamos y vivimos.

  • La sanidad constituye una inversión social real porque:
    • Recupera al trabajador enfermo, por lo que incrementa las plusvalías sociales.
    • Incrementa las inversiones (productos farmacéuticos y de tecnología sanitaria) y, como consecuencia, favorece la inversión en I+D+i, de alta especialización y coste.
    • Genera conocimientos específicos sobre los individuos y sobre las colectividades sociales.
    • Posee profesionales de elevada cualificación y muy larga formación, con salarios muy bajos en comparación con otros sectores productivos similares en titulación y con los países de nuestro entorno.

4º El Ministerio no es, para nada, un Ministerio “menor y sin competencias”, como un tanto despectivamente decía el grupo político UP. Es cierto que están transferidas las competencias a las CC.AA., pero solo las competencias gestoras directas, por lo que al Ministerio como institución le queda, al menos, los siguientes campos competenciales:

  • Buscar la financiación adecuada para el conjunto del SNS, para subir el PIB hasta los niveles anteriores a la crisis e incrementarlo al nivel de los países clave de la UE, lo ideal se sitúa en el entorno del 7%.
  • Se debe conocer que en sanidad se invierte 72.000 M de euros, lo que supone el 15% del gasto público, representando 1.559 Euros/habitante; 7 de cada 10 Euros se destinan asistencia curativa, rehabilitación y cuidados de larga duración; 11.000 M de Euros se destinan a recetas de medicinas; 7.500 M de Euros a farmacia hospitalaria y el 40% del presupuesto se dedica al pago de las nóminas de los profesionales sanitarios.
  • Funciones de coordinación general de la política sanitaria del conjunto del Estado. Este Ministerio, por primera vez en más de diez años, lo está intentando, anteriormente a este equipo ministerial solo había marasmo.
  • Incrementar el sentido de pertenencia al SNS del conjunto de los Servicios de Salud de las CC.AA. Porque el SNS es un sistema de gran eficacia (soluciona prácticamente todos los problemas de salud que se le presenta a la población y acceden a los servicios asistenciales, sea cual fuere su etiología o las precisiones tecnológicas que precisare), es altamente eficiente pues lo hace solamente con un PIB que ha oscilado del 6,5% y rebajado al 5,9% en los años de la crisis y, además, tiene una elevada efectividad para los clientes externos (salvo el descontento con las listas de espera) y una efectividad baja para los clientes internos (se ha visto muy disminuida su capacidad adquisitiva, así como la precariedad en el empleo de los profesionales).
  • Es un instrumento clave para intervenir como factor de cambio, dinamizando estrategias generales (caso de la recientemente publicada Estrategia de Atención Primaria, pero también en RR.HH, Salud Mental, crónicos, calendario vacunal…).
  • Asumir el liderazgo en situaciones claves, a veces comprometidas: estimulando la equidad y la cohesión del sistema, estimular la creación de estrategias nuevas y luego remitirlas a las CC.AA para que las apliquen y desarrollen (RR.HH., At. 1ª, SM, consumo alimentario…).

En definitiva, señores de la izquierda política hay que señalar que el Ministerio de Sanidad sigue siendo un instrumento fundamental, pero no se puede olvidar que:

  1. Se precisa un gobierno progresista ya, por el bien del desarrollo de los programas y las estrategias sanitarias.
  2. El SNS no es algo “menor”, sino que representa algo fundamental desde la perspectiva de izquierdas. Quien lo vea como algo menor no se merece gestionarlo por desconocimiento y falta de sensibilidad social.
  3. El SNS está, actualmente, en clara situación de riesgo, por lo que hay que intervenir con decisión, innovación, renovación y actualización del discurso.
  4. La sanidad representa un área de gran actividad económica, tanto en acciones directas como indirectas, pero no debe ser considerado solo un yacimiento de negocio y/o enriquecimiento, como lo considera la derecha política.
  5. La sanidad es un sistema complejo que produce conocimiento (individual y colectivamente) y aporta datos analíticos con proyección social, científica y tecnológica.
  6. La sanidad es un pilar fundamental del Estado del Bienestar, por su trascendencia y relevancia en la COHESIÓN, tanto interterritorial como social, permitiendo que los sectores sociales más pobres y menos favorecidos accedan a las últimas tecnologías sanitarias de exploración y terapéuticas, sin tener que empeñarse económicamente (como por ejemplo acontece en USA) y que justifica el concepto de “salario social” que se le otorgó desde los Pactos de la Moncloa.

Las pinceladas específicas

Son claves de intervención directa desde el Ministerio de Sanidad e integrarse en un proyecto progresista algunas acciones fundamentales que se estimulan desde el Ministerio:

1º La influencia y cambio hacia las nuevas tecnología (incluyendo los big data en sanidad).

2º Programas de I+D+i, dotados presupuestariamente de forma adecuada y suficiente, en los temas de mayor relevancia.

3º Oncología con los nuevos tratamientos y metodologías (sobre todo en oncología pediátrica), pero evitando confusos mecenazgos fuera de la planificación sanitaria.

4º Los nuevos pacientes crónicos y pacientes con pluripatologías.

5º Salud Mental: Prioridad absoluta en retomar y reformular la Estrategia Estatal de Salud Mental:

  • Atención adecuada a los pacientes crónicos.
  • Reconocer la especialidad de Psiquiatría de la Infancia y Adolescencia, como gran eslabón con la prevención y la intervención precoz de los trastornos mentales.
  • Abordar lo emergente, que mayoritariamente afecta a la etapa de la adolescencia:
    • Acoso y ciberacoso.
    • Ciberadicción y otras adicciones (especial referencia a la adicción al juego).
    • Orientación e identidad sexual, y sus consecuencias individuales y familiares.
    • Incremento de las tasas de suicidio, sobre todo en la etapa de la adolescencia.
  • Diferenciar Psicoterapias de las paraterapias.

6º RR.HH, incluido la formación de grado, la formación MIR y, sobre todo, la formación continuada, para evitar que esta estrategia formativa se encuentre en manos, casi exclusivamente, de la industria farmacéutica.

7º Ley de Eutanasia: Muy necesaria y el proyecto que presentó el PSOE es bueno, pertinente y garantista.

8º La salud buco-dental: es muy efectista de cara a la población.

9º La relación salud y pobreza, un maestro mío, Luigi Cancrini, nos decía que el pobre termina siendo enfermo y el enfermo se termina volviendo pobre.

10º Sanidad y desigualdad, gran labor de cohesión territorial y social desde el Ministerio.

Resulta que los advenedizos suelen minimizar aquello que desconocen, esto es lo que aconteció con la Sanidad en la negociación de la investidura en el mes de julio. Los profesionales sanitarios estábamos muy preocupados con la llegada de alguien sin formación y escasa sensibilidad hacia lo sanitario.

Por ello recordé una placa que estaba en el Refectorio de la Abadía Cisterciense de Cluny: “Si llegase algún monje peregrino de lugares distantes, con deseos de vivir como huésped de este “monasterio”, y se amoldara a las costumbres que aquí encontrare, sin alterar por prodigalidad la paz del “monasterio”, y dándose por satisfecho con lo que éste le brinde, podrá permanecer aquí todo el tiempo que desee. Si por otra parte hallare en algo algún defecto, y lo hiciera notar razonablemente con humildad y claridad, el “Abad” discutiría su queja prudentemente, no sea que Dios haya enviado al peregrino justamente para tal objeto. Pero si se mostrara murmurador y contumaz durante su permanencia como huésped, se le dirá honradamente que debe partir, si no se fuere, que dos monjes fornidos, en el nombre de Dios, se lo expliquen mejor” (el entrecomillado dentro del texto es mío).

Así que Manolete, Manolete, si no sabes torear…


José Luis Pedreira Massa, Don Galimatías en La Mar de Onuba, es Vocal del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Psiquiatra y psicoterapeuta de infancia y adolescencia. Prof. de Psicopatología, Grado de Criminología (UNED).

@Jolupedrema

Lo más reciente en La Mar de Onuba

La Mar de Onuba en Facebook

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.