De pin-pan pun…y la censura educativa

por José Luis Pedreira Massa

No hay descanso. Verdaderamente lo va a tener muy crudo este gobierno, le van a llegar golpes por todos los sitios y desde todos los lugares y si no hay tema, se lo inventarán, la cosa es que haya ruido, bullicio…

Esta semana ha sido un tema cogido por los pelos desde la agenda voxiferante. La exigencia de los filofascistas en la Comunidad de Murcia para aprobar los presupuestos, salpica a la política del conjunto del Estado. Es muy curioso pararse a pensar un poco la situación creada, luego veremos los contenidos y, en último término, las vías de salida.

Tema estrella: lo que voxiferantes llama “pin parental” y que yo denominaría censura educativa, solicitud de educación a la carta o me lo salto porque yo lo valgo.

Primero hay que analizar la pertinencia del tema en el momento actual: el partido filofascista lo ha puesto en la agenda del debate porque ha querido, oficialmente no está en la agenda actual ni lo ha planteado el gobierno en este momento. Es un tema recurrente que este partido filofascista saca de su mochila sea el feminismo, los temas LGTBI, los chiringuitos… todo es reiterativo y recurrente. Muy cansino. No resulta un tema pertinente, en el momento actual, porque no está programado el estudio de la ley de educación nueva o un pacto educativo estatal.

¿Qué pretende el partido filofascista? Tener protagonismo, poner en primera línea su programa y obligar a hablar de él a todos, sobre todo a los medios de comunicación que, con el predominio actual de ideología conservadora de los administradores de los medios, harán de altavoz de forma conveniente.

Desarrollo de la cuestión: a la provocación filofascista han entrado al trapo los del pp, la razón es que necesitan a los filofascistas para aprobar los presupuestos en Murcia, Andalucía y Madrid y han puesto como condición obligatoria que  este tema debe estar claro. Si los filofascistas exponían el tema, los del pp hacían sobreactuación con gran exageración, en un discurso más que curioso y que les valía para todo, en un afán por blanquear, incorporar y defender los planteamientos filofascistas en este como en otros temas.

Base legal: Una vez más cacarean pero se les olvida decir dos fundamentos legales de primera magnitud: el Tribunal Constitucional declaró que no podía haber un rechazo a contenidos docentes programados por motivos de “conciencia”, que los contenidos docentes debían regirse por el principio de igualdad, esta sentencia se emitió como consecuencia de la oposición de la derecha a la asignatura de Educación por la Ciudadanía. Pero en este caso la cuestión tiene su guasa, resulta que la ley de referencia es la LOMCE, que fue promulgada por el ministro de educación de la wertgüenza del pp, que introdujo la necesidad de incorporar temas de educación de sexualidad, de género, del papel de los hombres y las mujeres en la sociedad. Parece que el pp desconoce hasta sus propias leyes, las aprueba pero no se las lee y claro, pasan estas cosas.

Elementos del debate: la pertenencia de la infancia y el retorcer la constitución cuando y donde interesa. Dos temas de gran interés y de mucha trascendencia.

En cuanto al primer tema, la pertenencia de la infancia, la cuestión está muy claro a nivel internacional desde la declaración internacional de los derechos y deberes de la infancia, aprobados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 1989, que firmó España y desarrolló la Ley correspondiente conocida como Ley 1/96. En estos preceptos se reconoce a la infancia como sujetos activos de formación, educación y como ciudadanos de pleno derecho a recibir una información y formación integrales en todos los aspectos del ser humano y que lo deben asegurar los poderes públicos. El partido filofascista lo tiene claro y boicoteó la declaración institucional del día Internacional del niño y negó su apoyo, de forma explícita, a la Declaración Internacional de los derechos de la infancia. Ahora va cogiendo cuerpo y razón tan inusual postura.

Hasta el Papa Francisco dice que las figuras parentales son custodios de la infancia, pero no son propietarios de sus hijos. Esto tiene un gran interés, abre un gran debate incluso jurídico, sobre los conceptos y funciones de la patria potestad y de la guarda y custodia, que son funciones claves pero no predeterminan el concepto de posesión y pertenencia en exclusiva. De hecho la patria potestad puede ser suspendida y la guarda y custodia puede ser delegada, en determinados casos de maltrato infantil o de abusos sexuales en la infancia.

La derecha y la extrema-derecha-extrema han elevado sus voces de forma dramática y sobreactuada con frases grandilocuentes de “no metan sus manos” o el adoctrinamiento, dos temas de singular importancia: quienes han metido mano han sido los sacerdotes y religiosos pederastas y han sido encubiertos por la propia institución y por algunas familias. Lo del adoctrinamiento, ni les cuento: se cantaba el cara al sol, había que cumplir con la cuaresma y la asistencia a misa, la obligatoriedad de la enseñanza religiosa católica en exclusividad (hasta época muy reciente), se sesgaba la información sexual basándola desde la culpa y las fobias diversas. Nadie nos preguntaba nada acerca de nuestra satisfacción con la educación recibida y las familias guardaban silencio cómplice, la mayoría de las veces.

La familia es fundamental para la educación de valores, de línea de vida, de respeto, de formas sociales. Pero el sistema educativo es el que nos trasmite la información sobre las enseñanzas concretas en todos los temas, no solo de matemáticas o historia o lengua, sino de la vida de relación y de la educación afectivo-sexual. Sí, sobre la educación afectivo sexual también porque la sexualidad no es solamente biología de la procreación, sino que incluye los contenidos afectivos, emocionales y éticos, como dice el Prof. Félix López de la Universidad de Salamanca.

Esta educación sexual o afectivo sexual debe realizarse en la escuela en todos los niveles escolares, así lo señala la Sociedad Española de Sexología y otras sociedades científicas, fue asumido por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Sanidad como un reto al que había que dar una salida formativa prioritaria, con contenidos científicos contrastados y con una metodología pedagógica basada en la educación para la libertad, como decía Paolo Freire.

¿Porqué una salida educativa prioritaria en la educación afectivo sexual? Muy sencillo, el acceso indiscriminado y desbocado a internet desde los teléfonos móviles de última generación es una realidad de nuestra infancia y adolescencia. Un estudio de la Universidad del País Vasco nos muestra que la edad de acceso a un móvil está en torno a los 9-10 años y que en un 70% el primer móvil es un smarphone directamente. Esta nueva cultura digital de nuestra infancia y adolescencia ha hecho un hiperconsumo de dos conductas de riesgo: el juego on-line (hablaremos de ello) y el superconsumo de pronografía.

El consumo de pornografía hace que la información sobre la sexualidad sea de muy mala calidad, confundiendo sexualidad con genitalidad, alo que se añade todo tipo de distorsiones como la acción en grupos y la conducta agresiva en el seno de la relación sexual. Esto no es educación sexual, pero es lo que está ocurriendo en la vida real. La educación sexual se transforma en un consumismo de acciones de consumo de sexo inundado de machismo con desprecio hacia la pareja. Eso no es sexualidad, sino animalidad y es carente de todo contenido acerca de la comunicación, de la relación, de la interacción afectivo emocional de la sexualidad, que origina una práctica de la sexualidad humana y ética.

Frente a esta distorsión informativa, se hace precisa la aportación sensata y con contenidos reales de una correcta educación sexual que no sea un par de conferencias, sino que responda a un programa concreto, riguroso y evaluable. Esto debe estar incluido en el curriculum de las enseñanzas regladas de forma transversal, en todos los niveles de la enseñanza, lo que le aportará rigor pedagógico y progresividad en los contenidos, más allá del biologicismo y llegando a temas como la elección de la figura de amor, los tipos de respuesta sexual humana, la orientación e identidad sexual, el respeto mutuo y la sensibilidad de la vivencia sexual que le aporta el perfil ético a esta información educativa, haciendo que pase de mera información a verdadera formación.

El magistrado Joaquím Bosch es muy claro: “La polémica del veto parental esconde su finalidad. Es un ataque a la educación pública, por su eficacia en la difusión de los valores constitucionales y por favorecer la igualdad social en todos los sentidos. Todo muy molesto para quienes defienden el elitismo educativo y social. La censura educativa es solo una excusa de desprestigio, para articular un discurso falaz de que la enseñanza pública adoctrina ideológicamente. Pero somos muchos los progenitores orgullosos del esfuerzo de nuestro profesorado para promover valores cívicos constitucionales”. Claro, convincente y lleno de razones.

No es posible poner censura en estos temas porque la reducción al absurdo haría que otros padres vetaran idiomas, o temas de matemáticas o temas de historia… Los temarios de la enseñanza son oficiales y el acceso del profesorado se encuentra legislado de forma adecuada, con el respeto a los principios constitucionales de capacidad, mérito y competencia y luego en el desarrollo de los contenidos concretos del temario rige la libertad de cátedra.

Son los principios democráticos y constitucionales, los gritos realizados por la derecha y los filofascistas son inadecuados, inapropiados, demagógicos y alejados de la realidad científica y técnica actual.


José Luis Pedreira Massa, Don Galimatías en La Mar de Onuba, es Vocal del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Psiquiatra y psicoterapeuta de infancia y adolescencia. Prof. de Psicopatología, Grado de Criminología (UNED).

Huelva en La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 3045 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.