De la carta a los Reyes Magos

por José Luis Pedreira Massa

Queridos Reyes Magos:

Hace mucho tiempo que me informaron de vuestra verdadera identidad, pero he de decir que siempre quedaron en mi vestigios de ilusión y esperanza de mi infancia. No puedo olvidar ni el caballo de cartón piedra de color grisáceo, ni el coche Citroen-tiburón de metal color azul oscuro, que se ponía en marcha por fricción de las ruedas contra el suelo, ni el fuerte con todas las figuras de indios y vaqueros de goma endurecida y pintados…tardes y tardes me entretenía en la habitación contigua a la cocina de la casa de mis padres en la Calle Mayor de Palencia, justo arriba del mítico bar Miami. Eso era real, me lo trajeron los RR.MM en años sucesivos, qué importa quienes fueran, fueron los RR.MM., vosotros, sin duda alguna.

Os decía que el tiempo fue alejando mi creencia en vosotros, incluso mi esperanza se iba diluyendo en un pozo de sinsabores terrenales y de realismo nada mágico. Quedaba el recuerdo y la metáfora del tiempo, pero sin apenas chispa que prendiera el fuego de la ilusión, salvo la pequeña fogata de ese recuerdo infantil en mi pensamiento de otrora que me embelesa de cariño y de ternura, aún hoy.

Han transcurrido varios años desde que os escribí mi anterior carta que, por cierto, no fue muy satisfecha. Pero era lo que tenía escribiros la carta, unas veces se veían satisfechas nuestras demandas y en otras ocasiones perduraba ese sentimiento mezcla de decepción por lo no recibido y de deseo persistente para volverlo a solicitar.

Hemos llegado hasta hoy, en mi senectud vuelvo a escribiros una carta porque los tiempos que corren así lo requieren, al menos así lo pienso. La utopía es el motor para progresar con objetivos de cambio.

Quisiera que a los nuevos gobernantes les pongáis en los zapatos un poco de tolerancia mutua, capacidad de diálogo, trabajo honesto pensando en la gente y sus dificultades reales. Que puedan desarrollar sus intenciones con capacidad e interés por mejorar lo existente.

Sería importante que dotéis de un bozal a tanto garrulo con cargos y que solamente saben oponerse a todo sin aportar una alternativa realista y seria, que han demostrado que mientras han desarrollado su mandato han empobrecido más a la población y beneficiado a los poderosos. Ahora solo saben que berrar, que gritar, que insultar que alarmar, por eso el bozal será un regalo útil y pertinente.

A los diputados y diputadas del congreso es importante que tengan las luces suficientes para avanzar en estos tiempos de cambio, por ello un flexo con luz led será oportuno.

Un termómetro sería un buen regalo para fra-casado y sus huestes, con el fin de medir su temperatura de enfado permanente, no vaya a ser que se quemen de tanto ardor.

A los correligionarios de la “montapollos” les queda menos trayecto que un telediario. Sus propuestas están vacías, solo pueden hacer slogan sin sentido pero sin contenido político alguno. La sociedad está aprendiendo de la insensatez de estas propuestas, así que para esta mujer tan…tan…pues le pido una trompetilla para poder oir mejor, un sonotone puede ser muy complejo, así que una trompetilla es suficiente.

A voxiferantes… nada. Un saco (o dos o más) de carbón, ya está.

A los machistas circulantes se merecen una patada en el culo, pero puede sonar muy poco literario, por ello basta con solicitar su desaparición, estén donde estén porque en la población son un cáncer tremendo, pero en las instituciones son un veneno que se infiltra, un ácido destructor. Os pido una razón de exterminio intelectual, educativo y social para tanto machista y defensor de la cultura patriarcal.

Claro que existe la violencia machista contra las mujeres, debemos conocerlo, por ello un kilo de conciencia social y de género para todos, no nos vendría mal.

Aceptar la diversidad de orientación e identidad sexual es la base de los derechos humanos, ser lo que somos y quienes somos en todos los aspectos y pliegues de nuestra personalidad y nuestra vida. Así que un kilo de comprensión mezclada con tolerancia no estaría nada mal.

Muchas personas están viviendo de prestado, sufriendo sin tener solución a sus padecimientos, va siendo hora que se incremente la sensibilidad social y se ensanche el concepto de libertad individual, por ello: la ley de la eutanasia sería un buen regalo.

La ciudadanía que vivimos en la Comunidad de Madrid tenemos inseguridad y malestar con una presidenta insulsa, inculta, con escasas luces y entendederas, casi prefiero esto que ser mala persona, aunque no es incompatible. Bueno, a lo que iba os pido un envase de esparadrapo para taparle la boca, es que sale a barbaridad por semana y es demasiado. Nos pone en evidencia a la ciudadanía con sus torpezas y estupideces sin fundamento, sin rigor, ni siquiera bien expuestas. Sabemos que no da para más, pero… ¿podríais quitarla y que se vaya? Por favor, por favor, porfa…

El alcalde de Madrid es otra cosa porque representa la suma de la estulticia, de la bajeza moral y mental y de ser mala, muy mala persona. Así que… que se vaya sin paliativos.

Sigo con algo delicado para Madrid capital y para la comunidad, tenemos unos gobernantes con un nivel mental bastante por debajo de la media, no ganaron las elecciones pero la suma del trifachito les alzó con el gobierno, ya sé que en Andalucía, Murcia y Castilla y León pasó igual, pero es que en Madrid está siendo lancinante, hemos pasado de la indecencia a la insuficiencia, de la corrupción a la sinrazón, del desplante al disparate, de la creencia a la insolvencia, del oprobio al odio. La ciudadanía no nos merecemos tal penitencia, nos da vergüenza que sean nuestros representantes, los aceptamos por vivencia democrática, pero os solicitamos rayos de cordura para iluminar algún grupo, anteriormente centrista, que piense con lógica formal y menos ambición personal, solo eso.

Os pido un buen escudo para preservar tres elementos claves del Estado de Bienestar que han estado muy amenazados y muy atacados: la sanidad universal, pública y de calidad; la educación integrada, inclusiva, pública y de calidad; las pensiones adecuadas y suficientes.

Una tonelada, por lo menos, de tolerancia, capacidad de diálogo, comprensión y empatía para abordar políticamente el problema catalán. Es muy difícil pero judicializando la política solo se ha conseguido que la justicia se politice y haya llegado al nivel más bajo de consideración y desprestigio internacional.

El cambio climático y sus efectos para la salud, el medio ambiente y la convivencia es un problema creciente. Pido formación y comprensión empáticas para los gobernantes y que no asuman tonterías manifiestas cuando los planteamientos científicos están suficientemente investigados, expuestos, publicados y analizados.

También pido para que la pobreza infantil sea abordada con decisión, que el acoso y el maltrato infantil desaparezca. Que el oprobio de los abusos sexuales a la infancia se aborde con seriedad y determinación.

Por cierto para los negacionistas, carbón. Para los demagogos y violentos, negro carbón. Para los fachas retornados y reaparecidos, mucho, mucho carbón. Para los belicistas, más carbón. Pero no quisiera que tengan acceso a yescas porque son capaces de encender el carbón y fastidiar más el medio ambiente.

Ya va siendo hora de acabar que viene mucha gente a casa.

Por si acaso, limpiaré los zapatos y os dejaré una copita de moscatel y otra de cava, como siempre.

P.D. Traed suerte al nuevo gobierno, la va a necesitar.


José Luis Pedreira Massa, "Don Galimatías" en La Mar de Onuba, es Vocal del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Psiquiatra y psicoterapeuta de infancia y adolescencia. Prof. de Psicopatología, Grado de Criminología (UNED).

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.