De investiduras calurosas

Congreso de los Diputados de España con escaños vacíos
José Luis Pedreira Massa

Por fin llegó el día del debate de investidura para el candidato a la Presidencia del Gobierno, D. Pedro Sánchez Pérez-Castejón, a la sazón Secretario General del PSOE y propuesto por el Jefe del Estado el Rey Felipe VI.

El hemiciclo del Congreso estaba a rebosar de congresistas y senadores. Llenazo de las grandes ocasiones. Un calor tremendo ambiental y humano. Flores amarillas acompañaban a algún grupo de diputados y diputadas. En las tribunas de invitados la familia del candidato, compañeros y compañeras de otras CC.AA. Se barruntaba que iba a suceder algo nuevo o inesperado o sorprendente o… vaya vd a saber.

Entrada del candidato, fotógrafos, flashes y montonera de profesionales de la fotografía. La Presidenta del Congreso llama a iniciar la sesión y se abre con la lectura del Real Decreto de nombramiento del candidato presidencial, firmado por el Rey y la Presidenta del Congreso. Ya ha llegado el momento, el candidato asciende las escaleras para acceder a la tribuna de oradores, gesto serio y decidido, en la mano derecha la carpeta engrosada por los folios de la intervención. Saludo rápido a la Presidenta del Congreso, disposición de la carpeta en el atril, beber un sorbo corto de agua… se inicia un discurso que desgranará un programa de gobierno durante 1h y 50 min, leído, en su mayor parte, con ritmo lento, entonando con pulcritud en algunos epígrafes, así los casi 40 folios.

El discurso básicamente sorprende, más que un discurso de investidura pareciera un discurso académico, tanto por la estructura como por la terminología empleada y la secuencia seguida.

Se inicia el discurso con una introducción de contexto corta y directa, dedicada al contexto de la participación democrática, tras ello se dedica a exponer una contextualización actual de la acción política como el cambio del artículo 99 de la Constitución para evitar el colapso tras la elecciones en el nombramiento del nuevo Presidente del Gobierno, sigue con retos nuevos que se han modificado en el presente y modificarán en el futuro relaciones laborales y, por lo tanto, de colectivos sociales de trabajadores. Ante estas situaciones actuales y nuevas les plantea la posibilidad de constituir un nuevo gobierno para abordar situaciones que son realidades en la actualidad y no solamente retos para el futuro.

Tras ello plantea una apartado dedicado a la enumeración-planteamiento de los problemas básicos a los que se debe hacer frente: el paro lo señala como problema “estructural” y, por ello, una preocupación de primer orden, su abordaje debe ser promover un empleo con dignidad que pueda sostener un sistema público de pensiones.

El segundo campo de desarrollo lo sitúa en la “revolución digital y tecnológica” que afecta tanto a la cantidad y calidad del empleo, como a la fiscalidad. Señala el impacto en la libertad individual de las nuevas tecnologías, sobre todo en lo referente a la propiedad y control de la información generada. Impacto en calidad del empleo, la evasión fiscal y vulneración de los derechos humanos a la privacidad y al honor personal.

Un tercer punto lo refiere, el candidato, a la emergencia climática, la contaminación y al liderazgo que están tomando los jóvenes en la defensa de este contenido.

El cuarto grupo se dedica al problema de la “igualdad real” entre hombres y mujeres, con referencia fundamental a los crímenes machistas como una lacra social, por lo que invita a no banalizar esta situación. Ya que “la desigualdad es un problema de dignidad, de derechos humanos y de progreso social”.

Como elemento de enmarque de la desigualdad está la desigualdad social con una población de 8 millones de españoles en situación de exclusión social y con el 27% de los niños y niñas en grado de pobreza infantil. Formula una gran pregunta “¿Alguien piensa que un niño malnutrido, con déficits escolares y carencias de todo tipo puede desarrollar un proyecto de vida libremente?”. Este tipo de desigualdad mina la calidad de nuestra democracia.

El último punto se refiere  a Europa, cómo fortalecerla a la par que se mantienen los valores que la fundamentan. Atacan a Europa quienes nunca creyeron en ella, pero Europa tiene la llave para afirmarse en el campo tecnológico, económico y en el cambio climático.

Afrontar estos desafíos es clave para entender que, por primera vez en la historia, España los afronta en primera línea. Para lo que el candidato realiza un repaso de cómo estaba España en 1.975 en estos temas y cómo se ha transformado en estos años, reconociendo las dificultades que hemos tenido que ir superando.

El candidato propone iniciar una “segunda gran transformación” de nuestro país. En este orden lo basa en hacer que la Educación llegue al 5% del PIB, independientemente de los cambios políticos, ya que la educación es el primer gran baluarte para un cambio social en profundidad.

En el siguiente apartado del discurso se plantean las medidas que propone el candidato para hacer frente a los retos que ha expresado con anterioridad.

La revolución tecnológica origina un doble reto: modernizar los tejidos productivos y actualizar los sistemas educativos, incluyendo la formación continuada, lo que conlleva a una actualización de los marcos laborales y las redes de protección social que configuran el estado del bienestar. Todo lo que comporta una serie de cambios legislativos en el orden de las relaciones laborales y el mercado de trabajo, así como en el campo de la protección social con diez propuestas concretas propuestas por el candidato.

En lo tecnológico cabe potenciar acciones de I+D+i y la digitalización también de las PYMES. Se proponen acciones específicas para el testamento digital y el asentamiento de la ciberseguridad. En el plano de la educación se crearán nuevas titulaciones y campos de formación en todo lo referente a la tecnología y la digitalización, tanto en el campo de la Formación Profesional, como en el campo universitario.

En el campo de la transición ecológica se aboga por asegurara un modelo económico sostenible, reconociendo que la vanguardia en esta lucha está en el segmento poblacional más joven. Ubica la importancia de regular la movilidad en las ciudades y lucha por un aire más limpio y la sensibilización por la enorme sequía que padecemos. Por ello se compromete al desarrollo de energías “limpias”.

La igualdad entre hombres y mujeres pone en el primer punto de mira el abordaje de la violencia machista, tanto en asesinatos como en los casos de violencia sexual. Luego se sitúa la brecha salarial y el acceso al mundo laboral así como el romper los techos de cristal que aún existen.

De la mano de la igualdad es preciso el reconocimiento real de la diversidad sexual y de género, con la prevención de los delitos de odio y las leyes de no discriminación.

La desigualdad social comporta el abordaje de la pobreza de la población, de la pobreza infantil y el desarrollo de políticas de infancia y juventud adecuadas. En este campo volver a impulsar la Ley de dependencia.

Retomar la defensa del Sistema Nacional de Salud para recuperar los recortes acontecidos durante la crisis.

La acción para favorecer la integración territorial, incrementando los niveles de autonomía, van a favorecer acciones tendentes a recuperar la España vaciada, facilitando infraestructuras, servicios públicos y reconocimiento al campo y al sector agroalimentario.

En cuanto a Europa es preciso fomentar una Unión sólida y decidida, para abordar la política migratoria eficaz así como las políticas de cohesión en el conjunto de Europa. En este campo expuso algo de singular interés y aplicación al estado actual del debate en España: “¿Qué es más útil? ¿Ejercer una soberanía pequeña e inútil desde el aislamiento? O ¿ser parte de un espacio común, compartiendo soberanía para enfrentar desafíos que nos desbordan como país? En esta disyuntiva la respuesta es clara: compartir, no dividir, integrar no aislar”.

El último apartado del programa se refiere a las acciones de defensa de la paz, de regeneración democrática, de mejora del sistema judicial y de otras acciones complementarias de tipo social y político.

En total el candidato propuso 60 medidas concretas y clasificadas en campos novedosos de avance político y social.

Tras esta exposición se iniciaron las posiciones de los diferentes grupos parlamentarios, alguno de esos posicionamientos eran predecibles y apenas se refirieron al programa expuesto por el candidato, sino que incluían “contenidos históricos”, parecía más bien una sesión de control gubernamental de los miércoles, que un debate de investidura.

El candidato había desgranado un programa de gobierno de calidad: primero la definición y el contexto de temas y después las medidas de gobierno en cada uno de los ámbitos formulados. Metodológicamente era impecable, una exposición académica y consistente. Quien diga que no hizo referencia a Cataluña comete un error, lo hizo pero de forma contextualizada e integrada. Un pero: no dio la importancia requerida al campo de lo sanitario y la salud, sobre todo porque se sabe que es una de las políticas que más contribuyen a la cohesión social y el candidato lo resumió en un par de acciones de escaso relieve, aunque implícitamente estaba incluido en otros apartados, pero de forma dispersa y poco claro.

Los del pp y c’s salieron al ataque, cual elefante en una cacharrería, atacaron todo lo atacable pero, eso sí, sin proponer ni una sola medida y sin debatir nada del programa todo eran dolores históricos, eran males crónicos. Así que solo destacaron por su agresividad desmedida y el juego de la descalificación insustancial. Volvemos a los pactos entre extrema izquierda y los separatistas, al romper España, a la utilización retorcida e insultante del lenguaje en este caso de mister naranjito a vueltas con un “plan” y con una “banda”, hasta que al final le desearon que no se acatarrara por cómo hace campañas o que él tenía una banda de “mariachis”.

La actitud agresiva directa fue por parte de UP, una propuesta bronca y descarnada que desvelaba lo que quiso y no le concedieron y le hacía estar muy enfadado. El voto telemático evidenció su voto, aunque cambiara en aras a buscar nuevo debate. Tampoco entró a los contenidos propuestos, importaban otras cosas. No estuvo bien por las formas y el gesto contraído y de cierto desprecio hacia el candidato.

La salida de la extrema-derecha-extrema empeoró las cosas: lenguaje trasnochado y retador, descalificaciones por doquier y una violencia retenida muy importante. El candidato les obvió y les derivó hacia los componentes de la derecha, sus socios en instituciones, para que vieran lo qué decían y cómo lo decían. Fantástico que no les contestara el candidato, no merece la pena gastar ni 1 cc de saliva.

En estas salió ERC y resultó ser serio, ponderado y un equilibrio para tanto desasosiego. Dijo algo de lo suyo, era de esperar, pero en esta ocasión sin acritud y aceptando el contraste. Estimuló al acuerdo de la izquierda, lógicamente tenía su retranca. Los otros catalanes estaban fuera de juego, eso sí leyó un bonito poema.

Aitor Esteban muy bien, con sorna-seria, con chispa-seria, con claridad: no vaya el candidato de sobrado, pero a UP les recordó que la avaricia rompe el saco, debían aclarar si estaban a setas o a Rólex y es que no hay otra para que las bandas de mariachis no atorren más con harmonías desafinadas.

La portavoz socialista estuvo directa y precisa, supo señalar las razones de la situación actual y argumentar el apoyo, tendiendo puentes. De forma seria y sin insultar supo recoger aspectos con cierto humor en la devolución a mister naranjito.

Luego la prensa dictamina, califica, ve lo formal y, por desgracia, pocos analizaron el contenido de los retos para el futuro, una ocasión perdida.

La votación era esperada: el candidato no obtuvo la mayoría absoluta. Demora de 48h y todos al rincón de pensar.

Por cierto, a pensar y negociar, pero de verdad. La población se ha cansado no les pongan a prueba.


José Luis Pedreira Massa, Don Galimatías en La Mar de Onuba, es psiquiatra y psicoterapeuta de infancia y adolescencia. Prof. de Psicopatología, Grado de Criminología (UNED). Vocal del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales del Ministerios de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.