Crisis en la Casa Real: Felipe VI retira la asignación a su padre y renuncia a su herencia

Felipe VI, segundo beneficiario de la fundación que recibió 100 millones de Arabia Saudí.

Zarzuela revela que el Rey supo de la fundación Lucum hace.

Juan Carlos I ha designado abogado.

La Casa del Rey ha anunciado que Felipe VI ha renunciado a la herencia de su padre, Juan Carlos I. El Rey renuncia «a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona», según un comunicado emitido este domingo por La Zarzuela.

El comunicado responde a las revelaciones publicadas por el diario británico The Telegraph que sitúan a Felipe VI como beneficiario de las fundaciones Zagatka y Lucum. Esta última es investigada por recibir una supuesta donación de Arabia Saudí de 65 millones de euros. El actual Rey tuvo conocimiento de ella en marzo de 2019 a través del despacho de abogados representa a Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

En el caso de Zagatka, la Casa Real sostiene que Felipe I desconocía la fundación, pero que igualmente renuncia a ella a todo relación o beneficios obtenidos de ella. Añade que, en abril, el Rey Felipe compareció ante notario para manifestar que había dirigido una carta a su padre para que «si fuera cierta su designación o la de la Princesa de Asturias» como beneficiarios de la Fundación Lucum, la dejase sin efecto, «manifestando igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad».

El comunicado de La Zarzuela también informa de que Felipe VI ha retirado al Rey emérito la asignación que tiene fijada en los Presupuestos de la Casa de S.M. el Rey.

El Rey, segundo beneficiario de la fundación que recibió 100 millones de Arabia Saudí
El Rey mantuvo supuestamente su vínculo con la fundación hasta que esta fue clausurada en septiembre de 2012.

Las últimas revelaciones sobre el presunto patrimonio oculto de Juan Carlos I apuntan directamente a su hijo Felipe VI, quien como segundo beneficiario de la fundación que creó en 2008 el rey emérito para ocultar un supuesto regalo de Arabia Saudí por valor de 100 millones de dólares, según ha revelado este sábado The Telegraph.

Los fondos habrían permanecido en una cuenta suiza hasta septiembre de 2012, cuando el rey Juan Carlos transfirió los últimos 65 millones de dólares (41,6 millones de euros) a su «amiga íntima» Corinna Larsen.

Según The Telegraph, aunque en un inicio se había publicado que Juan Carlos I era el único beneficiario, en los estatutos de Lucum aparece Felipe VI como segundo beneficiario y como el encargado de velar por el resto de la familia en el caso de heredar la fundación.

Al frente de la fundación figuraban el abogado Dante Canonica y el gestor Arturo Fasana, ambos con oficina en territorio helvético. La fiscalía de ese país ha descubierto que el beneficiario de esa mercantil y, por tanto, verdadero titular del depósito bancario fue Juan Carlos I.

Ahora, la Fiscalía Anticorrupción aguarda información tras haber remitido una comisión rogatoria a Suiza para conocer formalmente la investigación que la justicia helvética. Anticorrupción aún mantiene abiertas unas diligencias por un presunto delito de cohecho internacional en la construcción del AVE a La Meca y sus compañeros del país centroeuropeo sospechan que ese podría ser precisamente el origen inicial de los fondos que acabaron en manos de Corinna Larsen.

Acerca de La Mar de Onuba 3697 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.