Coronavirus, aliado del medioambiente

Antes de que la pandemia del coronavirus ocupara cada titular, hace meses lo hacía la emergencia climática.

Parecía imposible, pero, en medio de las muertes y la crisis, tanto sanitaria, como económica, el Covid-19 ha traído un efecto colateral positivo para el planeta: en las ciudades ha disminuido la polución debido a la reclusión y a la minimización de las actividades comerciales.

CHINA 

Ya se pudo ver en China, donde los expertos han asegurado que las medidas para frenar la expansión del virus lograron reducir en un 25% las emisiones, el consumo de carbón bajó un 36% y las cancelaciones de vuelos en el país también tuvieron un impacto global.

La NASA publicó una foto comparativa en la que se podía ver una imagen satelital de los primeros 20 días de enero y otra del 10 al 25 de febrero. La reducción de la contaminación en el gigante asiático se convertía, de esta manera, en algo indiscutible.

EUROPA

Lo que estaba pasando en China, solo era un preludio de lo que sufrirían otros países, tanto para bien como para mal.

Con el tiempo, Europa pasó a ser el epicentro del coronavirus y, como consecuencia de la oleada de medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia, también ha reducido la contaminación y ha hecho hasta lo imposible: ver las aguas de Venecia casi cristalinas.

Las imágenes publicadas por la Agencia Espacial Europea muestran una bajada significativa de las concentraciones de CO2 en ciudades europeas como París, Milán o Madrid.

Con el tiempo, Europa pasó a ser el epicentro del coronavirus y, como consecuencia de la oleada de medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia, también ha reducido la contaminación y ha hecho hasta lo imposible: ver las aguas de Venecia casi cristalinas.

FUENTE: NASA

Las imágenes publicadas por la Agencia Espacial Europea muestran una bajada significativa de las concentraciones de CO2 en ciudades europeas como París, Milán o Madrid.

La capital madrileña es uno de los ejemplos de cómo empezó a cambiar el aire desde que empezó el confinamiento. Durante los primeros días, el Sistema de Vigilancia de Calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid calificó con el índice «muy bueno» la calidad del aire de los cinco distritos de la ciudad.

¿Y DESPUÉS DEL CONFINAMIENTO?

Sin embargo, muchos son los que aseguran que este descanso del medioambiente solo durará hasta que termine la reclusión. De hecho, los niveles de contaminación van a volver de una manera peligrosa, ya que se va a pasar de «nada» a «todo» en un instante, lo que se denomina el efecto rebote.

Es cierto que, debido al esfuerzo que debe hacer la sociedad para contener el brote, ha nacido una conciencia de colectividad y una responsabilidad social que ha sido claramente visible, por ejemplo, en las muestras de gratitud hacia el personal sanitario.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.