Cocina sin prisas

por Nico Ferrando

 

En estos tiempos de franquicias, comidas rápidas y cocinas fusionadas, encontrar un lugar con los platos de toda la vida (sí, los que hacía la abuela), cocinada sin prisas y por manos expertas es algo noticiable.  Si encima está en un barrio popular y el precio acompaña es para lanzar vítores al viento. Y esto es lo que me encontré en este pequeño rincón de la calle Arroyo de Sevilla, cerca de la estación de Santa Justa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A fuego lento es el nombre de este bar creado por dos Juanes, el cocinero Juan Manuel Aguilar (Juanma), verdadero artista de unos fogones que cuida con mimo, y Juan Antúnez (Juani), quien domina una barra donde nunca faltan unas sonrisas. Una experiencia bastante recomendable.

Probablemente puedas comer tortillas de camarones similares a las que hace Juanma en algún otro lugar, pero apuesto sin temor a que no las encontrarás mejores, al menos yo no he sido capaz. Los garbanzos con langostinos -como diría mi amigo Javier Polo- están para hacerles una novena, las pavías de bacalao, los arroces caldosos que hacen todos los fines de semana…

Difícil encontrar mejor cachopo al sur de Asturias (“afú que cachopo” lo nombran en la carta). No quiero seguir, porque recitaría la carta al completo y va a parecer que tengo algún interés en promocionar este bar. Sólo decir que si además te gusta el vino, como es mi caso, vas a encontrar siempre recomendaciones de originales vinos españoles a precios contenidos que maridan bien con las tapas y platos de este local, gracias a la colaboración que mantienen con otro negocio local de Sevilla, la enoteca: Lama la Uva.

Eso sí, el nombre del bar no está puesto por capricho, es un lugar al que ir sin prisas y sin ganas de meterla. El microondas no existe en esa cocina, solo los fogones y el horno de toda la vida. Pruébenlo, se sorprenderán, la buena comida a muy buen precio también va por barrios y este lugar está entre dos de los más históricos de Sevilla, El Fontanal y San José Obrero.


Ubicación:

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.