Casado gana por goleada a Moreno Bonilla, y eso que este jugaba en casa

“Moreno Bonilla, una vez más, ha demostrado que no conoce Sevilla y por lo que se ve tampoco a su partido en la capital de Andalucía, dato este que parecen haber olvidado los nuevos gobernantes de la derecha, que se sienten más cómodos otorgándole la capitalidad virtual a Málaga”.

“Un presidente de la Junta, sin el control orgánico de su partido es, a la postre, como un barco sin velas ni motor. Teo García Egea está actuando con menos inteligencia pero con la misma mala leche que Alfonso Guerra en los 80. Pregunten a Escuredo y a Pepote”.

El conocido periodista Pepe Fernández, editor del digital Confidencial Andaluz, avisa al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, de lo que le va a ocurrir en Andalucía si sigue sin aprender la lección que se desprende del reciente rifirrafe habido para demostrar quién manda en el PP sevillano. Pablo Casado, presidente nacional del PP, apoyaba a Virginia Pérez, actual responsable del PP en la capital andaluza, y Juanma Moreno, todo un señor presidente de la Junta de Andalucía, apoyaba al alcalde de Carmona, Juan Ávila, para que le quitara el puesto. Votaron los militantes. La señora Pérez, candidata oficialista nacional, ha dejado en pelotas al candidato oficialista regional, Ávila. 

por Pepe Fernández

 

Domingo, 21 de marzo de 2021. Hasta han elegido el mismo sitio donde antaño, socialistas y comunistas libraron grandes batallas internas congresuales: LosLebreros. Allí Guerra se cargó a Caballos y el PCE liquidó a Fernando Soto. Los populares sevillanos también han librado su primer gran pulso allí.

La lucha por el poder orgánico – que no ideológico- del PP de Sevilla se ha saldado con la victoria aplastante de la candidatura auspiciada por Génova 13 o, más exactamente, Teodoro Garcia Egea en nombre de Pablo Casado, frente a Juan Manuel Moreno Bonilla que ha salido trasquilado y derrotado.

A pesar de que la televisión pública Canal Sur ha obviado esta crisis (guerra) mientras hurgaba en la de los socialistas sin venir muy a cuento y con puras especulaciones, lo sucedido en el PP sevillano debiera servir de aviso al PP Andaluz para sacar sus propias conclusiones.

La primera que, un presidente de la Junta, sin el control orgánico de su partido es, a la postre, como un barco sin velas ni motor. Garcia Egea está actuando con menos inteligencia pero con la misma mala leche que Alfonso Guerra en los 80. Pregunten a Escuredo y a Pepote.

La segunda que en Sevilla, Génova, ha decretado el continuismo. O lo que es lo mismo, condenar al PP a no levantar cabeza en una plaza con muchos escaños y donde la derecha extrema les habla de tú a tú. Todo seguirá igual. Difícilmente Virginia Pérez hará lo que no ha hecho ya.

Y la tercera es el mensaje, políticamente terrible, que lanzan a su electorado. ¿Cómo votar a candidatos propuestos con el 40% del partido en contra? La derecha extrema sevillana debe de estar dando palmas con las orejas esta mañana.

Les queda un remiendo: consensuar internamente el reparto de poder en la nueva dirección que saldrá del inminente Congreso. Pero, tras escuchar una vez más, el mensaje del derrotado alcalde de Carmona, se llega a la conclusión de que el entendimiento no es posible sin limpieza.

El mensaje de voz íntegro que, filtrado el pasado viernes, rompió un principio de acuerdo salomónico entre Madrid y Sevilla. Quien habla es Juan Ávila Carmona, el derrotado candidato apadrinado por el presidente de la Junta de Andalucía.

Desde luego no es posible llegar a acuerdos aceptables y decentes con gente a la que se ha acusado de ‘golfos’ y ‘sinvergüenzas’ por, supuestamente, contaminar el proceso de primarias. La paz es imposible y como consecuencia de ello también lo será ganar elecciones en Sevilla.

Moreno Bonilla, una vez más, ha demostrado que no conoce Sevilla y por lo que se ve tampoco a su partido en la capital de Andalucía, dato este que parecen haber olvidado los nuevos gobernantes de la derecha, que se sienten más cómodos otorgándole la capitalidad virtual a Málaga.

Visto lo visto, quizás sea recomendable recuperar de las hemerotecas los distintos manuales empleados por el PSOE en 30 años, para poner y quitar presidentes de la Junta. Porque todo apunta a que el protocolo de Génova13 se parece mucho al del PSOE de Glez-Guerra. Al tiempo.

Ah, y si hay un político en Sevilla al que no le viene nada mal lo que sigue pasando en el seno del PP, ese es Juan Espadas rumoreado y posible candidato a primarias en el PSOE de Andalucía frente a Susana Dízaz. En fin, que aquí también la procesión va por dentro.

Juan Espadas (segundo)
Acerca de Pepe Fernández 71 Artículos
Editor y director de Confidencial Andaluz

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.