Cantó Romera reta al gerente de la AIQBE a «ir juntos a la Fiscalía y ver quién miente» sobre la radiación de los fosfoyesos

 

La red social Twitter echa humo estos días a cuenta de un artículo publicado por el digital Moncloa.com que desvela las mediciones que acreditan que los fosfoyesos de Huelva presentan una radiación seis veces superior al Nivel de Referencia del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El informe de Lainsa indica los niveles de referencia en los fosfoyesos negros en la zona 3 de las balsas de fosfoyesos

Aunque el digital madrileño titulaba su pieza como Nuevas mediciones: Huelva supera por seis la radiación recomendada, lo cierto es que la información hace referencia a datos obtenidos por la empresa Lainsa en octubre de 2012 (comprobados en Julio de este mismo año por Mesa de la Ría) «tan alarmantes como antiguos, ya que los fosfoyesos negros, causa de la radiación, han estado presentes en el vertedero durante décadas». Se conocen como fosfoyesos negros a la suma de los fosfoyesos vertidos durante décadas por la empresa Fertiberia junto a otros residuos peligrosos como los ácidos arsenicales con mercurio, vehiculados ilegalmente mediante un bypass en la tubería del efluente FESA 6, con un caudal de 1.200 metros cúbicos/hora. «Los resultados obtenidos son preocupantes», asegura Moncloa.com.
«El Doctor en Geologia, y miembro de Mesa de la Ría, José Manuel Cantó ha seguido esta problemática durante años», añade el digital. Cantó «explica que la empresa de fertilizantes Fertiberia ha añadido casi dos millones de toneladas de esos ácidos a los fosfoyesos durante nueve años (entre 1988 y 1997), a razón de 225.000 metros cúbicos por año. La reacción química hizo el resto. Y de ahí nacieron los fosfoyesos negros causantes de tanta radiactividad y con un elevado contenido en metales ajenos a los fosfoyesos y procedentes del otro residuo peligroso vehiculado junto a ellos, los denominados «ácidos débiles» en el Plan Corrector de Vertidos.

La respuesta del gerente de la AIQBE

La publicación de Moncloa.com ha generado un encendido debate en la red social Twitter, en la que ayer y hoy han podido leerse opiniones que muestran, por un lado, la preocupación de algunos internautas por la información desvelada, y, por otro, la de quienes consideran que se trata de informaciones alarmistas que no responden a la realidad de las balsas de fosfoyesos.

Y entre ellas, ha destacado -una vez más- la del gerente de la Asociación de Industrias Químicas y Básicas, la organización que representa los intereses de la industria pesada onubense. Rafael Romero, un habitual en la plataforma de los 280 caracteres y protagonista de, cuanto menos, curiosos debates sobre las «bondades» para con Huelva de las fábricas del polo químico, cuestionaba las aseveraciones de Cantó Romera y negaba la mayor, poniendo en duda que haya habido «mezclas ilegales», «residuos peligrosos» o «reacciones», lo que ha llevado a su interlocutor a retarle a acudir juntos a la Fiscalía y ver «quién dice la verdad y quién miente».

El reto, al menos en principio, no ha sido aceptado por el gerente del Aiqbe, quien sostuvo en un tweet que «ya hemos debatido en TV, hemos hablado personalmente y por teléfono, miles de horas en Internet. Y ahora que el CSN te deja en evidencia ante el bulo que has lanzado hace poco pues te sientes mal, te comprendo y no haré sangre».

Cantó Romera, que ha negado a esta revista haber mantenido «miles de horas» de debate con Romero, no se amilanó y respondió con dureza insistiendo en el reto al gerente: «No solo eres embustero, sino además cobarde con mayúsculas. No narres mas cuentos y vamos juntos a la Fiscalía. El problema para ti es que sabes que yo digo la verdad y la demuestro, y eso te da miedo a niveles de acongojarte».

¿Aceptará finalmente el reto el gerente de la Aiqbe? Habrá que estar pendientes de Twitter para conocer la respuesta.

Comunicado de Mesa de la Ría

Ante las noticias aparecidas en algunos medios de comunicación de Huelva en las que se afirma que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) descarta problemas de radioactividad en las balsas de fosfoyesos, basándose en un informe oficial del CSN de 2018, desde Mesa de la Ría han querido «aclarar varias cuestiones».

«En primer lugar», dice el comunicado de MdR, «dicho informe no entra a valorar en ningún momento los problemas de radioactividad de los fosfoyesos, ya que solo indica que entre las actuaciones realizadas por este organismo oficial está la de haber participado en el proceso de declaración de impacto ambiental del proyecto presentado por Fertiberia para la clausura de las balsas de fosfoyesos de Huelva”.

«En segundo lugar», continúa el comunicado, «el CSN no ha enviado ninguna notificación a los medios informando sobre la cuestión particular de Huelva, ni ha hecho declaraciones al respecto».

Miembros de Mesa de la Ría caminando sobre los fosfoyesos negros de la parte norte de la Zona 3, la más contaminada, para realizar mediciones radiológicas y confirmar los datos de Lainsa. La foto está tomada el 30 de Julio de este año.

Mesa de la Ría sostiene que «estamos ante una burda manipulación informativa de quienes intentan defender el proyecto de Fertiberia de tapado de los fosfoyesos, posicionándose en contra de la opinión general de la gente de Huelva, que en numerosas ocasiones ha mostrado su rechazo unánime. Además, esta organización denuncia que tergiversar palabras que no ha dicho el CSN de forma interesada se acerca a un presunto delito».

«Lo cierto es que a fecha de hoy», finaliza Mesa de la Ría, «lo único que el CSN ha declarado recientemente es que existen seis zonas de España con problemas de radioactividad, de las cuales dos estaban en las marismas cubiertas y envenenadas de fosfoyesos por Fertiberia, a escasa distancia de Huelva. Una realidad que ha sido medida in situ recientemente, llegándose a realizar mediciones que demuestran que se está produciendo una contaminación por radioactividad que supera en seis veces la que permite la legislación actual en las zonas donde se concentran los fosfoyesos negros, y en más de 65 veces lo permitido en los lugares donde se vertieron las cenizas procedentes de Acerinox, contaminadas con el isótopo radiactivo Cesio-137″.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.