El onubense Cantó Romera acepta la invitación del nuevo Rector de la Universidad de Oviedo y vuelve a denunciar al ex director general de Hunosa por el plagio de su tesis

El geólogo onubense José Manuel Cantó Romera, que, tras seis años de silencios y negativas, ha logrado que la Universidad de Oviedo se haga eco de su denuncia sobre el plagio de su tesis doctoral por parte de su antiguo superior y ex director general de la empresa pública Hunosa, Claudio Álvarez, ha recogido el guante lanzado a través de La Mar de Onuba por el actual Rector de la institución universitaria, y el pasado viernes volvió a registrar su reclamación para que se investigue el caso y le sea retirado al título de doctor a Álvarez, al que Cantó acusa de haber obtenido el doctorado plagiando su tesis, defendida un año antes en la Universidad de Granada.

Como hemos venido informando en La Mar de Onuba y Confidencial Andaluz, Cantó Romera puso en conocimiento de la Universidad de Oviedo en 2012 el plagio de su tesis, y exigió la retirada del Doctorado a Claudio Álvarez, al menos hasta que este defienda ante un tribunal universitario un estudio y conclusiones de su propia cosecha, y no un texto fusilado de la tesis del onubense. Durante más de dos años, el quipo de gobierno del anterior Rector de la Universidad, Vicente Gotor, dio la callada por respuesta, hasta que en abril de 2015 decidió responder a las misivas del onubense rechazando investigar el plagio y remitiéndole a los tribunales de Justicia.

En 2018, y tras hacerse público un caso que se remonta a hace mas dos décadas, el nuevo Rector de la Ovetense, Santiago García Granda -que sustituyó a Gotor hace dos años-, invitó a Cantó Romera (a través de una carta remitida al director de La Mar de Onuba)  a volver a presentar su denuncia, y expresó la disposición de la Institución “a tramitar el requerimiento del Sr. Cantó Romera a través de los procedimientos legalmente previstos si la solicitud se dirige con carácter oficial”. Asimismo, una portavoz autorizada del Rectorado, manifestó a este digital que “cuando recibamos alguna petición o reclamación formal le daremos curso, como lo hacemos siempre”. Una vez sea formulada, la Universidad de Oviedo se ha comprometido a “recuperar toda la documentación relativa al asunto. “Su reclamación, por supuesto, será estudiada”, aseguró la portavoz, y “si fuese necesario y procedente, los servicios jurídicos [de la Universidad asturiana] actuarían tomando las medidas oportunas”.

El actual equipo de gobierno de la Universidad de Oviedo rectifica y ofrece al onubense José Manuel Cantó volver a presentar su reclamación para retirar el doctorado al ex director general que plagió su tesis

Este giro de 180º en la actitud de la Universidad de Oviedo no ha caído en saco roto, y José Manuel Cantó registró de nuevo, el pasado viernes, y a través de la Subdelegación del Gobierno de Huelva (un trámite contemplado en la Ley para dirigirse a instituciones públicas cuando uno, cuando por algún motivo, como la distancia, no puede hacerlo directamente), su denuncia contra el ex director general de la empresa pública Hunosa, Claudio Álvarez, y su petición expresa de que le sea retirado el título de Doctor obtenido, según el denunciante, de forma fraudulenta.

En conversación con La Mar de Onuba, el Dr. Cantó Romera ha expresado su agradecimiento al nuevo equipo de Gobierno de la Universidad de Oviedo, y su deseo de que el compromiso adquirido públicamente por el Rector García Granda dé como resultado la investigación que lleva reclamando más de seis años. Con todas su consecuencias.

Asimismo, el geólogo onubense ha manifestado a este digital que “el grado de Doctor es un bien jurídico en sí mismo, que debería ser celosamente protegido por la Administración de Justicia y, fundamentalmente,  por toda la comunidad universitaria. La impunidad en el fraude doctoral tendría unas consecuencias gravísimas para toda la sociedad. Ignorar esta realidad tendría efectos devastadores en el ámbito universitario”.

Cantó ha lamentado que “desgraciadamente, mi experiencia en los seis años transcurridos desde mi denuncia inicial me entristece profundamente al haber podido constatar lo que me atrevo a calificar como iniquidad universitaria sumamente generalizada en el anterior equipo de la UNIOVI, desde los representantes de la institución en sus puestos administrativos (Rectorado, Comisión de Doctorado y Dirección de Postgrados) hasta los propios profesores y doctores del Departamento de Explotación y Prospección de Minas. Esto, al menos, con el anterior equipo, del que algunos de sus componentes ya estaban en antecedentes por mis generalizados y personalizados emails, añadidos a  mi denuncia oficial por el cauce reglamentario”.

Por último, Cantó Romera ha estimado que “se ha evidenciado la presión y la capacidad de control de una gran empresa pública (HUNOSA) para mantener en silencio determinadas corruptelas académicas de una persona de alto rango en ella, pero también la conveniencia y valor de ejercer la presión mediática para enfrentarse a esas situaciones inadmisibles y contrarias a la ética que debe prevalecer en el ámbito universitario”.

Por su parte, Claudio Álvarez no ha se expresado, al menos de forma pública, sobre las graves acusaciones vertidas contra él por Cantó Romera, aunque todo parece indicar que tendrá que rendir cuentas y defender su versión de los hechos en la investigación que se da por hecho que abrirá la Universidad de Oviedo cuando reciba la denuncia registrada en Huelva el pasado viernes.

Así plagió mi tesis doctoral y… llegó a Director General

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.