Cañamero cifra en más de 100 millones de euros el fraude a las arcas públicas y a los trabajadores en el sector de los frutos rojos onubenses

El líder sindical y ex parlamentario de Podemos Diego Cañamaero, en una imagen de archivo tomada en el Congreso de los Diputados (Fuente: Twitter)

·         70 millones corresponderían a salarios y complementos no pagados

·         30 millones a cotizaciones a la Seguridad Social

·         5 millones a la Hacienda Pública.

El sindicato ha presentando más de cien denuncias en las últimas semanas en las delegaciones provinciales de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de varias provincias andaluzas por violación de derechos fundamentales de los trabajadores agrícolas.

UPA Huelva cuestiona a Cañamero y le insta a que «recapacite, porque no vamos a tolerar esta persecución para uso personal que usted le esta haciendo al sector de los frutos rojos de Huelva». 

La patronal de los pequeños agricultores onubenses ofrece al líder sindical en una carta abierta «la oportunidad de retractarse y hablar lo que estime oportuno, pero sin generalizar al sector», 
por Perico Echevarría

 

 

Huelva, 4 de junio de 2020. 105 millones de euros. El ex parlamentario de Podemos en el Congreso de los Diputados y destacado miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha puesto cifra este jueves al fraude a los trabajadores del campo y a las arcas públicas españolas que, según el líder sindical, se comete cada año en empresas productoras de frutos rojos de la provincia de Huelva.

Según los cálculos dados a conocer por Cañamero en un vídeo difundido ayer por el SAT, las 11.000 hectáreas de cultivo de berries onubenses pueden generar anualmente 9 millones de jornales, empleando para ello hasta 90.000 jornaleras (80%) y jornaleros (20 %). La mayoría, personas temporeras desplazadas a Huelva desde países del Este Europeo como Bulgaria o Rumanía, donde aún no se ha implantado el euro como moneda oficial, y el salario pagado en España supera con creces al recibido en sus países por el mismo trabajo. Otras de origen africano, a las que hay que sumar cada año a más de 10.000 mujeres marroquíes contratadas en origen para las campañas de recolecta de fresas, moras, frambuesas o arándanos. Y también los jornaleros y las jornaleros de origen andaluz, buena parte de la propia provincia de Huelva.

Cañamero sostiene que una considerable parte de los 9 millones de jornales que generan las campañas de frutos rojos no se reflejan en las nóminas y no se cotizan a la Seguridad Socia, lo que supone una merma de ingresos de uno 30 millones de euros. El líder sindical añade otros cinco millones euros dejados de percibir por la Hacienda Pública en conceptos de retenciones no realizadas de IRPF. Por último, añade a la suma total del presunto fraude generalizado otros 70 millones de euros en dinero no pagado a los trabajadores por horas extraordinarias, días de descanso o complementos salariales recogidos en el Convenio Colectivo del Campo de Huelva. En total, hasta 105 millones de euros defraudados al Estado y a los trabajadores del campo, según el también ex alcalde de El Coronil (Sevilla).

«Se sabe que este fruto cuando está en plena maduración se tiene que recolectar diariamente, incluyendo los domingos y los festivos», asegura Diego Cañamero en el vídeo, «pero eso no quiere decir que no se les pague a esos trabajadores y esas trabajadoras los días de fiesta o las horas extras, al igual que no se pagan otros conceptos como el kilometraje, los días de lluvia, el desgaste de herramientas, etc.».

Sin mejoras en los asentamientos de jornaleros tras el demoledor informe del Relator de la ONU

En el vídeo, compartido más de 2.250 veces en la red social Facebook a la hora de publicar este artículo, Cañamero también recuerda las indignas condiciones en las que se ven obligados a vivir miles de trabajadores agrícolas en los asentamientos chabolistas de Lepe, Moguer, Almonte y otras localidades freseras, derivadas de la falta de vivienda de alquiler u otras alternativas habitacionales para estos jornaleros y jornaleras. Un problema que supera ya las dos décadas desde que manifestó sus primeros síntomas. «El Relator de la ONU», dice Cañamero haciendo referencia al demoledor informe sobre la Pobreza y los Derechos Humanos en España elaborado por el enviado de Naciones Unidas Philip Alston, «ha declarado que se parecen más [los asentamientos chabolistas de trabajadores] a un campo de refugiados que a un lugar de trabajo, y esto lo ha dicho cuando sólo ha estado tres días en Huelva. ¿Os imagináis si recorriera todos los asentamientos y todos los tajos de trabajo de la provincia?», pregunta el líder sindical.

Por último, Diego Cañamero asegura que la Administración Pública y los empresarios «tienen la obligación ética y moral de acabar con esta ilegalidad tan vergonzosa. Para que cuando lleguen estos frutos a los mercados europeos, podamos decirles a sus consumidores que han sido recolectados por unas manos a las que se les han respetado todos sus derechos y se les ha conservado su dignidad».

Según informó el pasado miércoles en una rueda de prensa celebrada en Huelva el secretario nacional del SAT, Óscar Reina, la organización sindical ha presentado más de 100 denuncias ante la Inspección de Trabajo de varias provincias andaluzas, tras conocer de primera mano las condiciones de miles de trabajadores en diferentes campañas agrícolas activas en la actualidad, como las del ajo en Córdoba, la aceituna en Jaén, los frutos rojos en Huelva o los invernaderos de Almería. En todas ellas se acusa a las empresas denunciadas de ignorar los derechos laborales, sociales y salariales firmados en los diferentes convenios colectivos del campo andaluz, así como de vulnerar derechos fundamentales de los trabajadores. También numerosos casos de personas migrantes sin papeles que, según el sindicato, son explotadas en los campos andaluces.

Contestación de UPA Huelva a la 'infamia de vídeo' de Diego Cañamero*

El vídeo difundido por el líder sindical y ex parlamentario de Podemos en el Congreso de los Diputados Diego Cañamero, cayó ayer como una bomba en la sede de la Unión de Pequeños Agricultores  y Ganaderos de Huelva. En una dura «carta abierta» (que se reproduce íntegramente  a continuación) UPA Huelva ha instado a Cañamero a que «recapacite, porque no vamos a tolerar esta persecución para uso personal que usted le esta haciendo al sector de los frutos rojos de Huelva». La patronal de los pequeños agricultores onubenses también ofrece al líder sindical «la oportunidad de retractarse y hablar lo que estime oportuno, pero sin generalizar al sector». UPA Huelva no descarta emprender acciones legales contra Cañamero si así lo aconsejan los servicios jurídicos de la organización.

A/a de Diego Cañamero Valle.

En contestación a la infamia de vídeo que ha tenido a bien difundir en sus perfiles de redes sociales, desde UPA Huelva queremos decirle lo siguiente:

1. En primer lugar indicarle que la primera ilegalidad la comete con las imágenes que difunde. Estas imágenes son del programa Reporteros de Canal Sur . Nosotros las conocemos porque gestionamos y participamos en la entrada del programa a la finca en cuestión. Aparte se puede ver porque usted ha sido tan chapucero de poner el logo del SAT encima del de Canal Sur al comienzo de las imágenes.

Carta a @DcaValle por la infamia de vídeo que ha difundido en redes sociales. ¡Basta ya de mentiras y de apropiarse de imágenes de empresarios modélicos para autobombo personal y de calumniar al sector de los frutos rojos!.@canalsur @losreporteroscs https://t.co/fr2Zk7HlFt

Esta edición del programa no se dedicó precisamente a tratar el tema al que se refiere en su vídeo, sino a todo lo contrario, al buen hacer de los empresarios con sus trabajadores durante la campaña. Ha demostrado usted poca ética y miente, porque ha tomado unas imágenes de un medio de comunicación sin permiso y las ha utilizado para encajar y difundir su discurso de odio hacia nuestros empresarios/as. Por donde usted pasa la tierra se queda en barbecho. Esperamos que @canalsurradioytv obre en consecuencia por utilizar estas imágenes sin permiso y para fines que nada tienen que ver con la intención del programa en su momento.

Quien le ha hecho el trabajo con las imágenes, o si las ha manipulado usted mismo, ha ido a elegir muy mal ejemplo, porque son de una empresa modélica dentro del sector. La mujer que aparece trabajando y cargando cajas de fresa no es una jornalera (como usted la llama) sino una empresaria que trabaja codo con codo con sus trabajadores/as, a los cuales además se ha preocupado de ayudar en todo momento dentro y fuera del ámbito laboral. Puede usted ir a preguntar cuando quiera a esos trabajadores/as, pero le recomendamos que no lo haga montado en su coche oficial, como ya nos consta que ha hecho en otras ocasiones en la provincia de Huelva, porque eso es clasista.

2. Su segunda ilegalidad consiste en que no solo contento con utilizar sin permiso las imágenes de otro medio por no tener imágenes propias (vemos ahí que a falta de pruebas tira usted de imaginación) se dedica a decir que es norma general del sector el defraudar a la Seguridad Social, en la legislación laboral y a Hacienda : “…se calcula que por más de 30 millones de euros en SS, 70 millones por no cumplir con la legalidad laboral y 5 millones en retenciones a Hacienda”, cita usted. Esta segunda ilegalidad es especialmente grave porque acusa usted de un delito al sector por estafar al Estado más de 105 millones de euros que, en caso de no probar, es susceptible de denuncia por difamación. De esto último nuestro gabinete jurídico está estudiando el caso.

3. Por último, bajo nuestro punto de vista comete usted un delito mayor que ninguno, es el de falta de ética social y política (ya que se dedica usted a esto) porque habla con frases grandilocuentes de “..lagrimas de las jornaleras con las que se podrían regar los parques y jardines de la provincia…” generalizando con el campo onubense cuando no es la realidad.

Desde UPA Huelva hemos reiterado en muchas ocasiones que hay que buscar entre todos/as una solución a los asentamientos y que quien incumpla el convenio hay que denunciarlo, pero por los cauces de la justicia. Sr. Cañamero: hay que demostrar que se es político y justificar el ser político buscando soluciones y denunciando ante la justicia si hay pruebas de ilegalidades, pero no montando un vídeo para autobombo particular soltando una sarta de mentiras. Nos sorprende que en las reuniones mantenidas con Podemos en Huelva el tono haya sido muy distinto y el discurso se ajuste más a la verdad que el suyo. Hágaselo mirar.

Desde UPA Huelva le instamos a que recapacite, porque no vamos a tolerar esta persecución para uso personal que usted le esta haciendo al sector de los frutos rojos de Huelva. Aunque el daño ya está hecho (ya le decimos que eso lo estamos estudiando) tiene la oportunidad de retirar las imágenes que con tan poco acierto y menos ética ha utilizado. Por otra parte también le damos la oportunidad de retractarse y hablar lo que estime oportuno pero sin generalizar al sector, porque eso es mentir y calumniar y eso si que es un delito del que usted si que ha aportado pruebas con su vídeo.

Carta difundida por UPA Huelva a las 20.00 horas de ayer jueves, 4 de junio de 2020.


1 Comentario

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.