Asesinado en Kerbala el novelista iraquí Alaa Mashzoub

por Jesús Cabaleiro Larrán.
El escritor iraquí Alaa Mashzoub, de 50 años, fue asesinado a tiros en Kerbala, una de las ciudades santas chiíes, la noche del sábado 2 de febrero de 2019, acribillado por trece balazos cuando salía de un evento literario e iba en motocicleta hacia su domicilio.
El miembro del sindicato de escritores local Nawfal al-Hamadani declaró que varios colegas de Mashzoub corrieron al hospital al enterarse de la noticia, pero el novelista ya había fallecido. El hecho ha conmocionado a los círculos culturales de Irak que convocaron una manifestación de protesta el domingo 3.

El sindicato de escritores y la Unión de Escritores de Irak han condenado el asesinato. Ambas organizaciones criticaron a las autoridades por la falta de seguridad de los intelectuales. El escritor Ali Lefta Said señaló que las palabras de Mashzoub eran “libres, honestas y hermosas” mientras otro escritor, Ahmed Al Bader, manifestó que su voz “no será silenciada oculta por las balas y los ataques de los corruptos”.

El novelista Ahmed Saadawi –ganador del premio internacional de ficción árabe 2014- apuntó que era “un verdadero cobarde quien dispara a una persona que solo escribe palabras y sueños. Vergüenza de los asesinos… y de las autoridades a menos que sean encontrados y juzgados de inmediato”. También expresó su condena el escritor iraquí afincado en España desde 1995 Muhsin Al Ramli.

El ministro de Cultura, Abdul Amir El Hamdani, declaró que la vida cultural de Irak había perdido a uno de sus personas clave, mientras el miembro de la Comisión de Derechos Humanos Ali Bayati sostuvo que se quiere implantar el terror entre los iraquíes para restringir su libertad de expresión.

Por su parte, el hermano de Alaa Mashzoub, Kassem, dijo que cualquiera que se pronuncia contra la corrupción puede ser una víctima por ejercer la libertad de expresión.

Alaa Mashzoub estudió Bellas Artes en la Universidad de Bagdad obteniendo posteriormente el doctorado. Colaboró con la prensa local y publicó cuentos y novelas.

Había publicado veinte libros, entre ellos, la historia de Kerbala, su ciudad natal, en dos partes, así como un compendio de su historia cultural. También escribió sobre la minoría judía iraquí en 2017. Por este motivo era muy conocido en la ciudad cuyos barrios históricos desempeñaban un papel central en su obra.

Escribió también un poemario en 2008, crítico con la intervención extranjera en Irak y el papel de los ayatolás, así como otros trabajos como ‘El caos en la nación’ (2014) que fue seleccionada como una de las más destacadas en la feria del libro de Abu Dabi y ‘Crimen en Facebook’ (2015).

Obtuvo varios premios locales y regionales tanto como escritor como cineasta. Fue galardonado por el documental ‘Puertas y ventanas’ y el premio literario Catar de ficción árabe.

Había criticado tanto al ISIS como a las milicias chiítas proiraníes así como la corrupción del Gobierno, no teniendo miedo de abordar temas tabú tanto políticos como religiosos. Su última crítica fue el pasado 17 de enero al ayatolá Jomeini y su paso por Kerbala.

En 2018 han aumentado los crímenes políticos en Irak, especialmente de opositores y críticos del gobierno. Así, se puede citar el asesinato en septiembre de 2018 de la bloguera y modelo Tara Fares, de 22 años, al que siguió escasos días después el de la activista de derechos humanos Soad Al Ali.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.