A prisión el presunto causante del incendio en el que perdió la vida el joven Toufik Alasal

El presunto causante del incendio residía en el asentamiento, y fue «expulsado» junto a otras personas por los propios chabolistas. Ayer regresó con intención de volver a levantar una infravivienda, por lo que  fue denunciado a la Benemérita, que procedió a su detención.
La Autoridad Judicial ha decretado prisión incondicional y sin fianza para el presunto autor del incendio en el asentamiento de Palos de la Frontera (Huelva) el pasado sábado día 14, en el que el joven marroquí de 23 años Toufik Alasal. Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a esta redacción la información adelantada exclusiva en las redes sociales de esta revista.

Otras fuentes consultadas han asegurado a La Mar… que se trata de un varón de origen subsahariano que, hasta el mismo día del incendio, había residido en una de las chabolas del asentamiento. La detención se produjo la noche del lunes, tras una denuncia telefónica realizada por los propios residentes en las infraviviendas.

Las mismas fuentes aseguran que el día del luctuoso incendio, el detenido y otras personas habían mantenido una fuerte discusión tras haber pasado toda la tarde bebiendo en el asentamiento. Actitud que desagradaba al resto de habitantes del campo de infraviviendas, que, muy mayoritariamente,  profesan religiones en las que se rechaza el  consumo de alcohol y drogas. Tras el incidente, tuvo lugar el incendio, a cuyo causante habrían identificado los otros habitantes entre los protagonistas de la discusión anterior. Otro de los participantes en la misma, al parecer una mujer, también es relacionada con un incendio producido hace dos meses. Tras el del pasado día 14, y la muerte del joven Alasal, los implicados fueron «invitados» por sus propios compañeros y compañeras a abandonar el asentamiento, bajo amenazada de ser denunciados a las autoridades por su presunta relación en la muerte del joven marroquí.

Aún así, el detenido regresó la noche del lunes al asentamiento con la intención de volver a levantar una chabola en la que vivir. Y tal y como se le había advertido, los habitantes del campo de infraviviendas llamaron a la Guardia Civil y pusieron en conocimiento del Cuerpo la información que conocían. Sólo un rato después, el señalado como presunto causante del incendio era detenido por los agentes de la Benemérita. Permanece a la espera de una decisión judicial sobre su situación.

El fallecido, Toufik Alasal, un joven marroquí de 23 años que llevaba alrededor de un mes viviendo en el asentamiento, había llegado a España en una patera rescatada en el mar hace sólo tres meses. Tras haber permanecido unas semanas bajo custodia del Estado español, quedó libre y «sin papeles», y se desplazó a Huelva, donde había sido informado de que que es fácil encontrar un trabajo en el campo, aun en situación irregular.

«Ahora estamos más tranquilos» (actualización)

Algunos habitantes del asentamiento han expresado en la tarde de este lunes su agradecimiento a la Guardia Civil por tras la detención la noche anterior del presunto causante del incendio en el que murió Toufik Alasal, tras conocer a través de La Mar de Onuba, que dicha persona permanece detenida en dependencias judiciales. 

«Ahora nos sentimos seguros», han manifestado a través de un mensaje de audio enviado por WhatsApp a esta redacción. «Anoche no pudimos dormir, porque toda la gente del asentamiento tiene miedo de esa persona, pero ahora estamos más tranquilos».

«Queremos dar las gracias a las personas de seguridad» [por la Guardia Civil], finaliza el mensaje.


Las recetas de la Junta contra los asentamientos chabolistas de Huelva: rehabilitación de viviendas y un millón en subvenciones a entidades locales

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.