¿Arrancamos «el coche de Borja»?

Agustín con hijo Borja, estudiante de 3º de ESO

Piden ayuda para unos vecinos sin empleo de Aracena a los que un accidente de tráfico ha dejado sin un vehículo imprescindible para los desplazamientos de su hijo de 18 años, síndrome de Down y estudiante de 3º de ESO.

«Quienes queramos unirnos para volver poner en marcha el coche de Borja, podemos ingresar nuestra aportación en la cuenta ES93 2100 7237 1101 0005 6346». 
Imagen
por Perico Echevarría

Agustín e Isabel están pasando lo que todos conocemos por una mala racha. Demasiado larga. Pasados los 45, son padre y madre de tres hijos. El padre y el hijo mayor, de 24 años, buscan trabajo. Isabel se dedica de forma permanente a la familia, sobre todo por Borja, el segundo hijo, de 18 años y síndrome de Down, que requiere ayuda para su movilidad, y que acude junto a su hermana María, de 15 años, al IES San Blas de Aracena, donde ambos cursan 3º de ESO… y «está en la otra punta del pueblo». 

Agustín e Isabel son un matrimonio de clase obrera, personas humildes, «a los que la vida ha sonreído en pocas ocasiones». Empezaron a trabajar desde muy jóvenes. Han trabajado en el campo, en la hostelería, en la obra… Allí donde hubiera faena remunerada que hacer, por dura que esta fuera. Pocas veces han disfrutado de aquello que se llamó «estabilidad laboral y económica». Si acaso, en aquellos años locos de la construcción, pero ya se sabe cómo acabaron. Para todos.

En el otoño de 2019, el hijo mayor lideró la apertura de un negocio familiar de hostelería con el capital reunido entre todos con mucho esfuerzo y sacrificio. Un fogonazo de esperanza abruptamente cegado, como tantos, por la pandemia de Covid, el estado de alarma y el fatal confinamiento. Hace unos meses tuvieron que darse por rendidos. Demasiados gastos y pocos ingresos ante tanta inestabilidad e incertidumbre. Otra vez «la crisis». Paro, pocas y escasas ayudas, precariedad laboral…

Así quedó «el coche de Borja»

Otra vez la vida de siempre. El otro día, Borja tenía que haber sido intervenido en un centro hospitalario de Huelva. Pero el coche que conducía su padre sufrió un fatal accidente -sin daños personales, menos mal- y quedó inutilizado. Un viejo Audi superviviente del siglo XX, que Agustín había comprado hace apena dos semanas, a fuer de ahorrar donde no hay, para mejorar sus expectativas laborales y, sobre todo, para hacer más fácil al joven Borja sus idas y venidas al instituto para continuar sus estudios. Y también para sus frecuentes citas médicas en la capital. Era «el coche de Borja».

Me comenta una conocida de Aracena que Agustín, Isabel y sus hijos son gente muy apreciada en el pueblo. Buenas personas, fuertes, responsables, amables y muy trabajadoras, «a las que la vida no les ha ofrecido buenas oportunidades”. Junto otras personas de la localidad y de Zalamea la Real, de donde Agustín es originario, gente que saben lo que es pasar por la mala racha permanente que esta resultando ser el siglo XXI, se han decidido a reunir dinero para arreglar el coche. 

Quienes queramos unirnos para poner en marcha el viejo Audi de Borja y su familia, podemos ingresar nuestras aportaciones en la cuenta ES93 2100 7237 1101 0005 6346 a nombre de Agustín Cabral o Mª Isabel Sánchez. Por modestas que sean. Y añado yo que si alguien o empresa saben o pueden ofrecer un trabajo con cierta estabilidad, que no es fácil ya, pero por preguntar que no quede, pues mucho mejor. 

Se lo merecen. Se lo merecen todas las personas que, no se sabe cómo, o sí, siempre se ven obligadas a aparcar sus vidas mientras otras mucho menos responsables resuelven las crisis tarde, mal y de forma poco equitativa. Desde la distancia, ajenos a la realidad.

Acerca de Perico Pan 3 Artículos
Perico Echevarría (Huelva, 1966) es desde 2016 director de la Revista onubense de Actualidad, Cultura y Debate La Mar de Onuba. Redactor y columnista habitual de Iris Press Magazine y Confidencial Andaluz. Anteriormente fue redactor jefe en Madrid de Diario Progresista, medio en el que recaló tras tres décadas vinculado a la comunicación en medios y gabinetes de prensa, destacando el de la Asamblea Andaluza de Cruz Roja Española y de la Cruz Roja y la Media Luna Roja Internacional durante la Expo'92 de Sevilla. Antes de su regreso definitivo a Huelva, participó activamente en el relanzamiento en versión digital de los periódicos El Socialista y El Obrero, cabeceras históricas de la izquierda española.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.