Arde en Lesbos un centro de ‘One Happy Family’ tras una manifestación de rechazo a los grupos de extrema derecha que hostigan a los refugiados

132 ONG internacionales reclaman la intervención urgente de la Unión Europea «de manera humana, digna y legal».

«Los fascistas prendieron fuego, el proyecto «Una familia feliz» en Mitiline. Entre todas las actividades, era una gran escuela para refugiados y se encontraba entre Moria y Kara Tape. Hasta ahora, aparte de los nazis en el pasado, solo ISIS y los talibanes estaban quemando escuelas. Días oscuros para Europa … y para Grecia.

Pasadas las 19,00 horas de este sábado, un incendio ha arrasado en Lesbos uno de los centros de cooperación con las personas refugiadas de la ONG One Happy Family, cercano al campo de Moria en la zona de Kara Tape. A la hora de publicar esta noticia, el departamento de bomberos estaba intentando poner el fuego bajo control, pero las causas del incendio no se habían revelado.

Según el sitio web stonisi.gr, el centro social Swiss Cross One Happy Family, está a solo 10 minutos a pie del centro de alojamiento abierto del municipio de Lesbos en Kara Tepe y a 35 minutos del centro de Moria. Se trata de un lugar de reunión para refugiados e inmigrantes abierto en 2017, que gestiona ofertas de empleo y actividades a los atrapados en Lesbos.  La ONG mantiene una cafetería hookah, un cine, una biblioteca de préstamo, jardinería y una cocina social en el programa Happy Family de Swiss One, con una inversión superior a los 200,000 euros.

La isla de Lesbos acoge en campos de refugiados a miles de personas procedentes de terceros países y que buscan amparo de países en Paz, ya que huyen de la guerra, y la persecución o el hambre. En las últimas semanas, grupos de personas de extrema derecha han protagonizado manifestaciones y ataques violentos contra las personas refugiadas. También ha habido intervenciones policiales contra los propios campos de refugiados.

«Las condiciones en Grecia y en la frontera griego-turca se están deteriorando dramáticamente. Violencia por grupos extremistas de derecha contra refugiados, voluntarios y periodistas, la suspensión temporal del derecho al asilo, las condiciones inhumanas y la precariosa situación de seguridad para refugiados, voluntarios y trabajadores de las ONG están poniendo en peligro los valores democráticos y humanitarios de Europa», sostenía el pasado jueves One Happy Family a través de su página en la red social Facebook. 

La ONG se sumaba a una petición de más de 80 ONG que actúan en la isla helena y pedía una intervención urgente de la Unión Europea para poner fin la situación creada, así como el apoyo urgente de los 27 en la frontera griega y la descongestión inmediata de las islas del Egeo

Según fuentes presenciales, este sábado, una concentración  de apoyo a los refugiados y de rechazo a los movimientos ultras terminó con episodios de enfrentamiento. Los manifestantes ultras rechazan la ayuda a los inmigrantes y abogan por el cierre total de las fronteras y la devolución de las personas refugiadas en los campos de Lesbos. Los ataques violentos contra miembros de ONG comienzan a ser una constante estos días. Hoy ha ardido unos de los centros de una de las más apreciadas y transparentes.

One Happy Family

Centro de Estudios de OHF (Lesbos)

One Happy Family es un centro comunitario en la isla griega de Lesbos. Lesbos es, debido a la corta distancia a Turquía, un punto de referencia importante para las personas que huyen de las guerras y las crisis en Oriente Medio y África. Estas personas permanecen en la isla durante muchos meses, ya que el acuerdo UE-Turquía obstaculiza la continuación de su viaje a tierra firme. Debido a la grave situación de los derechos humanos en Turquía, tampoco pueden ser devueltos en la mayoría de los casos. One Happy Family acoge a varios cientos de personas todos los días, y llena «los vacíos creados por la insuficiente ayuda humanitaria y la falta de intervención gubernamental».

La ONG ofrece espacios y recursos gestionados por los propios refugiados que incluían centros de formación, atención sanitaria, guarderías, ocio y hasta una pequeña entidad bancaria. También recursos específicos para combatir la desigualdad de mujeres y personas vulnerables. en los campos de refugiados.

Cafetería hookah del centro de Ona Happy Family en Lebos

El centro comunitario se construye y administra de acuerdo las necesidades y propuestas de los propios refugiados, personas de diferentes naciones, voluntarios y personas desplazadas. La gente de los campamentos no solo se dedica a la construcción y el funcionamiento, sino también a la resolución de problemas y la toma de decisiones. Se trata de devolverles algo de independencia, autonomía y sentido de responsabilidad. Esas personas a menudo dependen totalmente de la ayuda gubernamental y las ONG. La mayoría de ellos no quieren eso. Quieren ayudarse a sí mismos. La autodeterminación en lugar de ser determinada por otros.

El proyecto One Happy Family está financiado por donaciones privadas y organizaciones asociadas. Hoy uno de sus centros ha ardido en Lesbos. La crisis de los refugiados en Europa se recrudece.

Petición de ayuda urgente a la Unión Europea

El pasado 2 de marzo, 132 ONG que operan en la isla de Lesbos y otras afectadas por la llegada de personas solicitantes de refugio y  asilo en Europa, dirigieron un escrito a presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y los jefes de Estado miembros de la Unión Europea.

En la misiva, los cooperantes de diferentes organizaciones, países y nacionalidades denuncian que las islas del Egeo han «caído en crisis» tras cinco años de «negligencia en la política de la UE» que, finalmente, han culminado en días de protesta en los campos de refugiados.

Las ONG se sienten «amenazadas de violencia y huelgas masivas» en las islas. Mientras más de 42,000 solicitantes de asilo residen en los campos de refugiados del Egeo, donde hay capacidad para sólo 6,178 personas. Tras el recrudecimiento de las guerra en Siria, las comunidades están preparadas para un aumento en las llegadas de personas refugiadas, ya que Turquía ha abierto sus fronteras, incumpliendo el acuerdo UE-Turquía.

«Este actual estancamiento político entre la UE, Grecia y Turquía debe resolverse», dicen las ONG firmantes. «Este juego, jugado por los poderosos, está poniendo en riesgo vidas humanas inocentes. Debe detenerse ahora. A esta mezcla ya volátil se agrega un pánico creciente sobre el coronavirus. Con la falta de atención médica en los campamentos críticos, las ONG temen que un brote tenga consecuencias desastrosas».

«Grecia se ha quedado sola para hacer frente a esta crisis, y las comunidades isleñas más que nadie», se lamentan las organizaciones. «Hoy, Europa debe actuar para corregir 5 años de políticas negligentes. Debe reconocer su rechazo crónico de esta carga internacional y reconocer que una buena política puede solucionar esta catástrofe provocada por el hombre. A medida que la situación humanitaria empeora más allá del cálculo de nadie, es su responsabilidad, como líderes de la UE, garantizar una acción decisiva y coordinada para proteger la vida humana».

En el texto, las ONG firmantes reclaman una «acción inmediata» de la Unión Europea para «descongestionar las islas del mar Egeo de Lesbos, Chios, Samos, Kos y Leros mediante la reubicación justa de los solicitantes de asilo en los países europeos en aras de los derechos humanos universales y de conformidad con las obligaciones establecidas en el artículo 78 (3) del TFUE y la Directiva de 2001 sobre protección temporal».

También piden la «provisión inmediata por parte de los estados de la UE de apoyo y supervisión de los Centros de Recepción e Identificación del gobierno griego, para garantizar el acceso a un proceso de asilo seguro y legal de acuerdo con el derecho humanitario, la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE y el Convenio Europeo sobre Derechos humanos».

Por último, las 132 ONG solicitan la creación de un registro europeo compartido de personal legal, médico y de protección para apoyar al gobierno griego a través de colocaciones rotativas en el Egeo en el procesamiento de solicitudes de asilo «de manera humana, digna y legal».

«Esperamos la respuesta de los Presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión, así como de los Jefes de los Estados miembros a esta Carta abierta. Seguimos unidos en la creencia de que los solicitantes de asilo y los refugiados tienen derecho a procesos legales, que la irresponsabilidad política se puede solucionar mediante una política y una gobernanza eficaces y humanas. ¡Europa debe actuar!», finaliza el escrito dirigido a los líderes de la UE.

Huelva en La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.