Arabia Saudí: el feminismo, la homosexualidad y el ateísmo, ideas extremistas

Miembros de Amnistía Internacional reclaman ante la embajada de Arabia Saudí en Madrid la liberación del bloguero Raif Badawi con motivo del aniversario de su condena. © AI

Las personas acusadas por estos conceptos pueden ser castigadas con penas de prisión o de latigazos.

Amnistía Internacional ha hecho público que un anuncio oficial y un video promocional publicado por la agencia de seguridad del estado de Arabia Saudita clasifica el feminismo, la homosexualidad y el ateísmo como “ideas extremistas”.

Heba Morayef, directora de Amnistía Internacional para Medio Oriente y África del Norte, señala que “el anuncio de la agencia de seguridad del estado de Arabia Saudita que califica el feminismo, el ateísmo y la homosexualidad como ideas extremistas castigadas con cárcel y flagelación es indignante”.

Añade que “el feminismo, el ateísmo y la homosexualidad no son actos criminales. Este anuncio es extremadamente peligroso y tiene serias implicaciones para los derechos a la libertad de expresión y vida, libertad y seguridad en el país. Elimina la apariencia de progreso bajo Mohammed bin Salman y revela la verdadera cara intolerante del Reino que criminaliza las identidades de las personas, así como los pensamientos e ideas progresistas y reformistas en el hogar”.

Heba Morayef considera que “el silencio internacional ante el encarcelamiento de docenas de disidentes sauditas pacíficos por su expresión también es alarmante. Aliados clave como los Estados Unidos, el Reino Unido y la UE deben presionar al Reino y resaltar la urgente necesidad de proteger la libertad de expresión en el país, comenzando con la liberación de los defensores de los derechos humanos encarcelados y cualquier persona detenida por su expresión pacífica”.

Antecedentes:

El ateísmo es ilegal y se castiga con la muerte en Arabia Saudita. Si bien los castigos por las relaciones entre personas del mismo sexo no están codificados por la ley, están estrictamente prohibidos por la Sharía (ley islámica) en la que Arabia Saudita basa su marco legal.

Las recientes reformas del sistema de tutela masculina y otras leyes que discriminaban a las mujeres, como el levantamiento de la prohibición de las mujeres para conducir, son un testimonio del trabajo incansable de las feministas y las voces activistas de larga data que ahora están encerradas o que continúan siendo procesadas en el país.

Desde mayo de 2018, trece mujeres activistas, incluidas Loujain al-HathloulSamar Badawi y Naseema al-Sada, quienes permanecen detenidas, han sido procesadas por su activismo por los derechos humanos y su trabajo para promover los derechos de las mujeres.

Otros catorce escritores, activistas y familiares de activistas por los derechos de las mujeres permanecen detenidos sin juicio desde abril de 2019. Muchos de ellos son partidarios del movimiento de derechos de las mujeres.

Lo más reciente en La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.