Antena 3 debe responsabilizarse por contenido denigrante hacia Michael Jackson

por Pablo Rodríguez Lago

 

Sirva esta carta abierta para denunciar la falta de responsabilidad, rigor periodístico y responsabilidad informativa perpetrada por los informativos de Antena 3, conducidos por el presentador Vicente Vallés, durante la jornada del 25 de diciembre de 2020.

El oficio de periodista que trabaja en un medio de información responde a un compromiso social por el que el comunicador debe de estar al servicio de la sociedad, y no servirse de ella. Tiene la obligación de buscar el rigor, la transparencia, y la honestidad, y el contenido de lo que se transmite debe fomentar la construcción de una sociedad con una opinión pública sana que otorgue más valor a lo que importa que a lo que impacta.

Nosotros, como espectadores y consumidores de esa información, tenemos el derecho de exigir que se nos cuente la verdad, y que los datos no sean manipulados y distorsionados con el único fin de exponer una idea alejada de la realidad.

A diario somos testigos y víctimas del exceso de poder y tiranía de los medios de comunicación, que pervierten los hechos y tergiversan los datos de una forma totalmente sesgada y condicionan el juicio propio de los receptores de esas noticias fraudulentas.

 

Antena 3 ha faltado a estos principios de rigor y neutralidad de manera deliberada y malintencionada, y como ejemplo de esta denuncia y principal motivo de ella, se encuentra la retransmisión de la noticia de la venta del rancho de Neverland, presentada por los informativos de Antena 3 el pasado 25 de diciembre de 2020.

La realidad contrastada sobre lo expuesto muestra unos hechos absolutamente opuestos a los compartidos a lo largo de la emisión de este reportaje, el cual ha inventado y tergiversado datos clave para hacerlos mucho más turbios y no coherentes con la objetividad de los sucesos.

La venta del rancho al empresario estadounidense Ronald Burkle demostró ser, para los informativos de Antena 3, una pequeña excusa para volver a despecharse, con mensajes de odio carentes de toda veracidad, sobre las acusaciones por presuntos abusos sexuales contra Michael Jackson, dando a entender que el hecho de que se haya vendido a bajo coste le da más validez a las denuncias.

Millones de españoles ven a diario las noticias en este canal de televisión, y nuevamente han sido víctimas de un demostrable ejemplo de desinformación que solo consigue deshumanizar aún más a esta persona de una forma cruel y sensacionalista.

    • A continuación, desarrollo las pruebas que demuestran que Antena 3 ha distorsionado intencionadamente esta noticia para dar a entender unos hechos totalmente alejados de la realidad:

Vicente Vallés comienza el reportaje asegurando que “en esta casa, el Rey del Pop cometió los presuntos abusos sexuales de los que fue acusado, aunque nunca fue condenado por ello”. En esta frase se sentencia que Michael Jackson cometió esos presuntos abusos, sin ofrecer el derecho razonable a la duda, y se subraya que, pese a haberlos cometido, nunca fue condenado por ello.

El 13 de junio de 2005, Jackson fue declarado no culpable de todos los cargos por unanimidad del jurado, después de un proceso judicial en el que se sometió a escrutinio público cada aspecto de su vida y se analizó con lupa cada esquina de Neverland. Según el jurado, que aseguraba haber seguido la ley a rajatabla y no haberse dejado llevar por la condición de celebridad del músico, Michael Jackson no solo no abusó del menor, sino que fue una víctima fácil de un grupo de expertos en el timo, quienes aprovecharon la simpatía y el aprecio que el cantante manifestaba por los niños. “Llegamos al veredicto con certeza. Era bastante obvio que la familia tenía motivos ocultos. No hubo la más mínima evidencia que pudiera generarnos alguna duda para votar que era culpable. Era bastante obvio que no había otra forma de votar que la de no culpable”, concluyeron. Absolutamente todos coincidieron en que la madre del acusador había convencido a sus hijos de que debían mentir para aprovecharse de Jackson.

Ya no se trata de defender la inocencia de Michael Jackson, sino de, al menos, informar de los hechos tal y como ocurrieron, algo que debería de ser labor de los periodistas de esta cadena. Los hechos contrastados prueban que los acusadores eran estafadores con un amplio historial delictivo, e incluso la madre del menor acabó cumpliendo condena por ello tras el proceso de Jackson. Los documentos y transcripciones del juicio son públicos, y se pueden encontrar fácilmente en la web del Tribunal Superior del Estado de California, Condado de Santa Bárbara, Sección de Santa María; División Cook Street. 4 Departamento SM-2, Juez Hon. Rodney S. Melville, Nº 1133603.

No hay excusa

La noticia de la venta del rancho prosiguió en el informativo de Antena 3 con esta frívola afirmación: “En 2003, la policía registró la casa y encontró supuestas pruebas de abusos, vídeos y pornografía infantil”.

El rancho fue allanado en varias redadas en 1993 y 2003, y los resultados de los registros también son públicos. Ni en Neverland ni en las propiedades de Michael Jackson o sus asociados se encontró prueba alguna que indujese a creer que había cometido cualquier tipo de abuso sexual ni, mucho menos, se encontró pornografía infantil.

La pornografía infantil también es delito federal en EEUU. De haber sido cierto, Michael Jackson habría sido detenido y arrestado de inmediato.

La única pornografía que se encontró fue en revistas para adultos heterosexuales y de curso totalmente legal, como Playboy, Penthouse, Hustler, etc., historiales de búsquedas en internet de la misma índole y libros de arte que cualquiera puede comprar en una librería convencional.
Todo lo que se encontró en Neverland fue usado por la fiscalía y por la defensa en el proceso de 2005 y se puede acceder a esta información accediendo a las mismas transcripciones del juicio.

La fake new de la “pornografía infantil” fue fabricada por el tabloide Radar Online en 2016 como apoyo mediático a las demandas de Wade Robson y James Safechuck contra el patrimonio de Michael Jackson, y hasta el Departamento del Sheriff del Condado de Santa Bárbara confirmó a través de un comunicado que los documentos de la noticia habían sido falsificados intencionadamente con imágenes que nunca habían sido parte de los documentos originales de la investigación.

En este artículo de Raven Woods para HuffPost se explica con detalle cómo se creó esta noticia falsa y la posible motivación que se encuentra detrás de ella.  

https://www.huffpost.com/entry/no-child-porn-found-at-neverland-thenor-now-the_b_577fdfbce4b0f06648f4a3f8

La noticia de Antena 3 continuó con lo siguiente: “[Michael Jackson] se deshace de Neverland asediado por las deudas, en parte, para hacer frente a las indemnizaciones y callar a los niños de los que abusó”.

Nuevamente, se da por hecho de manera tendenciosa y falaz que Jackson abusó de esos niños, sin ofrecer el más mínimo derecho a la duda, algo que debería ser considerado, ya que Michael Jackson es oficialmente una persona no culpable de esos delitos y fue sentenciado como tal tras un proceso judicial.

Lo que el redactor de la noticia pasa por alto es que Jackson no pagó para callar a ningún niño, sino que fue su aseguradora la que afrontó el acuerdo civil de 1994.

También se pasa por alto todo el proceso que llevado a cabo para llegar al acuerdo extrajudicial, hecho inspirador de esta incorrecta y malintencionada afirmación.

En 1993, Michael Jackson demandó por extorsión a los Chandler después de que le pidiesen veinte millones de dólares a cambio de no hacer una acusación formal en los medios y las autoridades. Jackson se negó a pagarles, y peleó en los juzgados durante ocho meses.

Hay dos tipos de procedimientos, los juicios civiles (que buscan una compensación económica) y los juicios penales o criminales (en los que el acusado puede acabar en prisión). Los Chandler no mostraron interés alguno en llevar a cabo un proceso penal. Los abogados de Michael Jackson pusieron hasta cuatro mociones judiciales para anteponer el proceso criminal al civil, ya que si se llevaba a cabo el proceso civil en primer lugar, su defensa quedaría expuesta para el posterior caso criminal. Pero les denegaron todas las peticiones.

Michael Jackson (y, con él, todas las empresas relacionadas con su figura) perdía millones cada día, se había cancelado la gira, se estaban rompiendo contratos con empresas de publicidad y patrocinadores, y se venían abajo proyectos de todo tipo que generaban cientos de millones. Era el artista que más ingresos generaba en el mundo, hay que tenerlo en cuenta.

El proceso civil podía durar años y las pérdidas para Michael y sus asociados serían incontables, así que llegaron a un acuerdo civil, asumido por su aseguradora, porque era «el mal menor» y permitía a Michael tener un juicio criminal justo y en poco tiempo. En el acuerdo viene claramente expresado que no se trata de una admisión de culpabilidad, y que se lleva a cabo para proteger los intereses de Michael Jackson y sus empresas, ya que sus ingresos se estaban viendo afectados por este proceso.

Los Chandler, en cuanto recibieron el dinero, decidieron abandonar el proceso criminal. ¿Qué padre pediría dinero a cambio de la libertad de una persona que abusó sexualmente de su hijo? ¿Realmente esto puede interpretarse como una forma de “callar a los niños de los que abusó”, o se trató de una extorsión de manual que los medios han decidido olvidar?

Jordan Chandler ha sido contactado por el FBI y por los abogados de Wade Robson para tratar de que declarase en los procesos posteriores, y se ha negado en rotundo, asegurando que “lucharía legalmente contra aquel que le obligase” a testificar contra Jackson. Incluso en la actualidad, Chandler sigue negándose.

Estos son los hechos que se entierran con esta noticia absolutamente sesgada, amarillista y denigrante, y que se pueden encontrar desarrollados en la siguiente página web:

https://themichaeljacksonallegations.com/the-1993-allegations/

Y sigue sin haber excusas para no informarse

Por último, se asegura en la noticia de Antena 3 que “después de su muerte [de Jackson], las acusaciones se multiplicaron”.

En vida, Jackson se enfrentó a dos acusadores. En once años que pasaron desde su muerte, aparecieron tan solo dos personas más, que después de haber defendido a Jackson toda su vida, incluso en los procesos judiciales, cambiaron su relato para pedir cientos de millones al patrimonio de Jackson.

Pero la vida del Rey del Pop fue la más documentada de la historia, y es muy fácil saber cuando alguien no cuenta la verdad sobre los hechos. Y eso fue lo que pasó con las acusaciones de Wade Robson y James Safechuck. Sus acusaciones estuvieron tan llenas de mentiras probadas que el juez que condujo el proceso aseguró que “ninguna persona racional creería jamás su historia”. En sus acusaciones se han revelado más de 60 mentiras probadas que, intencionadamente, nunca se han compartido en los informativos de Antena 3. Sin embargo, sí amplifican bulos, fake news, y rumores totalmente desmontados y que solo deshumanizan más a una persona ya juzgada y que ahora no está aquí para defenderse. Una actitud ruin y mezquina que se debe reconocer y por la que esperamos que se ofrezca una explicación, además de una disculpa y rectificación.

Desde hace años, se está instaurando en España un periodismo que transforma la realidad para malinformar o directamente mentir sobre sucesos controvertidos y de juicios cada vez más delicados. Antena 3 es participe de ello de forma intencionada, y valga este ejemplo para dar pruebas suficientes de ello.

Como bien define la página web oficial de los informativos de Telecinco (irónicamente), “el objetivo de las fake news es desinformar, manipular, inducir a error, desprestigiar, enaltecer… En definitiva, existe una motivación claramente opuesta a la voluntad de informar de forma veraz. Se podría decir que se trata de una forma moderna de propaganda que, sin embargo, dada la tecnología actual, cuenta con un poder de propagación (y de daño potencial) mucho mayor. Este término se relaciona también con el concepto de posverdad, que consiste en la distorsión deliberada de un hecho objetivo apelando a las emociones y a las creencias personales, con el fin de dirigir hacia una postura determinada a la opinión pública. En ambos casos, la verdad queda en un segundo plano: la posverdad da un valor secundario a los hechos y pone por delante los sentimientos, distorsionando así la realidad a través de algo tan humano y directo como una respuesta emocional. En el caso de las fake news, la distorsión es, si cabe, más burda: el engaño es mucho más directo porque no se ignoran los hechos objetivos para dejarlos en un segundo plano, sino que directamente se falsean”.

No son pocos quienes opinan que los medios de comunicación que se hagan eco de noticias falsas, o los responsables de publicar informaciones engañosas de manera deliberada, deberían ser sancionados. Los “delitos contra el honor” están recogidos en el Título XI del Libro II del Código Penal. El Capítulo primero está dedicado a la calumnia. El segundo determina el “delito de injurias” y lo define como “la acción o expresión que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación”. Asimismo, está legislado en el artículo 211 del Código Penal que han sido hechas con publicidad cuando las injurias o calumnias “se propaguen por medio de la imprenta, la radiodifusión o por cualquier otro medio de eficacia semejante”.

En las redes sociales de Antena 3 se puede encontrar el siguiente eslogan: “Frente a las noticias falsas, rigor. Frente a los bulos, información contrastada. Esa es nuestra responsabilidad como líderes en información. Juntos, venceremos”.

Espero que Antena 3 ofrezca una explicación de cómo se informaron para redactar la noticia de la venta del rancho Neverland. Espero que puedan ofrecer una sola prueba que confirme las acusaciones que han vertido.

Nosotros, como espectadores, tenemos el derecho de exigir que nos cuenten la verdad. Y, en este caso, lo mínimo es una corrección, una disculpa y una rectificación de esta noticia que ya se ha convertido en uno de los episodios más vergonzosos de la historia del periodismo de este país (haciendo alusión al artículo del reputado periodista Charles Thomson, “One of the Most Shameful Episodes In Journalistic History”)

https://www.huffpost.com/entry/one-of-the-most-shameful_b_610258

Acerca de La Mar de Onuba 3783 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.