Al Bashir pide la retirada total de la ONU por considerar que Sudán ya es “zona en paz”

Sudanese President Omar al-Bashir speaks during a joint news conference with his South Sudanese counterpart Salva Kiir (not pictured) before his departure at Khartoum Airport October 9, 2011. Sudan and South Sudan will resolve their disagreements through dialogue, al-Bashir and Kiir said, but gave no hint of any progress after several meetings on Saturday, which included discussions on Abyei and oil. Kiir arrived on Saturday in Khartoum on his first visit since South Sudan seceded in July from its former civil war foe. REUTERS/Mohamed Nureldin Abdallah (SUDAN - Tags: ENERGY POLITICS HEADSHOT)

El presidente de Sudán, Omar al Bashir, ha pedido la retirada total de la misión de paz que tiene establecidad la ONU junto con la Unión Africana, por considerar que la zona de Darfur (UNAMID) es actualmente un lugar en paz.Para ello, Naciones Unidas ha pedido a las partes que aún siguen en conflicto, pruebas tangibles de su compromiso con la paz que, pese a haber sido firmada hace unos días, no les consta la retirada de fuerzas y la alerta de nuevos conflictos en la zona.

La población aún ve con cierta cautela ese proceso de paz que no llega, porque no ven acciones reales sobre el terreno.

El problema real de Dafur añade, no es tanto la seguridad, sino la rehabilitación de los refugiados y migrantes que actualmente no disponen de los servicios adecuados y deben regresar a sus zonas de origen. Debemos rehabilitar las ciudades en donde vivían. Desmontar los campos de refugiados es un consejo que han sugerido los lores que visitaron un campo de desplazados en Abu Shuk.

La misión lleva activa desde hace once años y es una de las mayores atenciones que presta Naciones Unidas en todo el mundo. La UNAMID también ha bajado el nivel de cascos azules, porque prevén la paz absoluta en el 2020 y, hoy en día, solamente les constan algunos combates en la zona del monte Marra.

Darfur ha sido el escenario del movimiento de rebeldes contra el ejército sudanés desde 2013 y ha causado cerca de 300 000 muertos en la zona. Cerca de dos millones de personas continúan desplazadas y casi todos viven en la actualidad en campamentos organizados por la ONU. Sudán del Sur vive sumido en una guerra civil que enfrenta a los partidarios de Kiir, de etnia dinka, contra las fuerzas de Machar, de etnia nuer. El desarraigo de los habitantes, la destrucción de la producción de petróleo y la economía en un estado de absoluto empobrecimiento, ha alertado a Naciones Unidas sobre un posible genocidio en el país, debido al carácter étnico del conflicto y a la paz que llega, pero no parece que la población note un cambio.

Amnistía Internacional ha denunciado en reiteradas ocasiones la estrategia de guerra que permanece en la zona y el atentado contra civiles que incluso han sido quemados vivos, han sido violadas sistemáticamente mujeres y niñas y existe  la total impunidad contra los responsables. Una ofensiva que viola todos los derechos humanos y que ha causado cuatro millones de desplazados y, al menos, diez mil muertes.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.