Agilizar el regreso de las temporeras marroquíes «atrapadas» en Huelva, ¿una cuestión de dinero?

Karima Benyaich, embajadora de Mohamed VI en España

La factura global oscilaría entre los 750.000 y los 7 millones de euros.

El Gobierno marroquí ha sufragado al menos 11 vuelos para repatriar a 1.100 de sus súbditos desde Málaga, Madrid, Barcelona, Las Palmas y Sevilla.

Las condiciones impuestas por el reino alauita multiplican entre cuatro y diez veces el coste habitual del regreso desde Huelva.

UPA Huelva denuncia que las restricciones impuestas por Marruecos “tienen un claro carácter mercantilista y de monopolio que seguro afectará a los costes económicos”.

La embajadora Benyaich asegura contar con el compromiso de los empresarios de los frutos rojos de «atender» y dar alojamiento a las temporeras «hasta finales de julio».

Rabat sí autoriza el regreso en ferry desde Marruecos… y España lo permite.

por Perico Echevarría

 

 

Una vez que el Gobierno marroquí ha abierto, aunque con severas restricciones, la posibilidad de regreso a las 7.081 temporeras contratadas en origen para la recolecta de frutos rojos, «atrapadas» en Huelva por el cierre de las fronteras a causa de la pandemia de COVID-19, el principal escollo para organizar ya los viajes de vuelta es, principalmente, el coste de los mismos. Y, sobre todo, quién debe hacerse cargo de la factura.

«Nuestros hijos están solos, nadie les esta cuidando», temporeras marroquíes imploran a Mohamed VI

Rabat sólo se permite la entrada en el país en este momento a sus nacionales llegados por vía marítima desde los puertos de Sète en Francia, y Génova en Italia. O en vuelos organizados expresa y exclusivamente por la compañía estatal Royal Air Maroc.

Las tarifas de vuelos regulares de dicha compañía pueden adquirirse, en condiciones normales y vía Internet, por un precio que oscila, salvo ofertas puntuales, entre los 110 euros y los 1.000 euros. El viaje desde Huelva en autobús y tren hasta Sète, con obligatorio trasbordo en Perpignan, supera los 150 euros de coste, a los que habría que añadir entre 110 y 160 euros del ferry que une el puerto francés con el de Tánger. En total, casi 300 euros, si no más, para regresar en barco desde Huelva a sus casas en Marruecos.

Para la patronal UPA Hueva, “es absurdo hacer recorrer a una trabajadora aproximadamente 1400 Km hasta el puerto de Sète en Francia para luego volver a Marruecos, cuando podría tomar un ferry a 280 o 290 Km dependiendo si lo hace en el puerto de Algeciras o Tarifa con mejores condiciones de seguridad sanitaria”. La organización de pequeños agricultores onubenses considera, además, que el hecho de que por vía aérea solo sea posible negociar vuelos con la Royal Air Maroc, excluyendo a otras compañías, “tiene un claro carácter mercantilista y de monopolio que seguro afectará a los costes económicos”.

Atendiendo a lo establecido en la Orden Gecco, la orden ministerial que regula anualmente la contratación en origen, el viaje de regreso corre a cargo de las propias temporeras, ya que el empresario sólo está obligado a sufragar el viaje para venir a España. Sin embargo, y según cuentan las propias trabajadoras y denuncian varios colectivos y hasta las propias organizaciones patronales, estas sufren serios problemas de liquidez, al haber enviado el dinero ganado a sus casas durante los meses de trabajo (hasta seis en algunos casos) a medida que lo iban cobrando, guardando sólo pequeñas cantidades para su propio sustento en España.

Tipos de tarifas para vuelos Sevilla- Rabat en Royal Air Maroc (hacer clik para ampliar)

En condiciones normales, suelen ser los empresarios los que organizan el desplazamiento en autobuses hasta los puertos de Algeciras o Tarifa, y una vez allí, las temporeras adquieren su billete de regreso en ferry, que apenas cuesta 30 euros. Las únicas posibilidades de regreso autorizadas por el reino aluita superan ese coste entre cuatro y diez veces. Resulta evidente que, agilizar el regreso de las temporeras cumpliendo las exigencias marroquíes se torna una cuestión de dinero y de buena voluntad por parte de los actores implicados en esta anómala situación.

Marruecos sufraga 11 vuelos de regreso para 1.100 de sus súbditos

No sería la primera vez que esa buena voluntad se hace visible durante esta crisis. En una carta a la que ha tenido acceso La Mar de Onuba, remitida el pasado 7 de julio al secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, la embajadora de Mohamed VI en España, Karima Benyaich, reconoce que su Gobierno ha facilitado hasta la fecha, “en una operación bien organizada, por etapas, eliminando eficazmente los riesgos para impedir el avance de la pandemia”, 11 vuelos para el regreso de 1.100 ciudadanos marroquíes desde los aeropuertos de Málaga, Madrid, Barcelona, Las Palmas y Sevilla, “sufragando todos los gastos correspondientes a estas operaciones”.

Carta de 7 de julio remitida por la embajadora de Mohamed VI en España, Karima Benyaich, a Unai Sordo, secretrio general de CCOO (Hacer clik para ver)

A día de hoy, se desconoce si el Gobierno marroquí se ha planteado sufragar también el regreso de las temporeras atrapadas en Huelva, o si, finalmente, serán ellas las que tengan que hacerlo. Si se sabe que desde el Consulado General de Marruecos en Sevilla se ha pedido a las organizaciones patronales listados de la distribución de las temporeras en las fincas onubenses.

Por su parte, ni el Gobierno español, ni la Junta de Andalucía, ni los propios empresarios se han pronunciado respecto de plantear algún tipo de ayuda económica que acelere el regreso de las “marroquinas”. Un viaje que supera, en global, los dos millones de euros si se opta por el tedioso trayecto marítimo, y que oscila, atendiendo a las tarifas oficiales de Royal Air Maroc, entre los 770.000 y los siete millones de euros si el viaje se hace en avión.

En cualquier caso, siempre cabe esperar que en las próximas semanas Rabat decida autorizar el regreso en ferry desde Tarifa o Algeciras y las temporeras puedan sufragarlo de sus propios bolsillos. Una espera que parece dar por hecha el gobierno de Mohamed VI, sin que ello aparente motivo de preocupación por la situación en España de sus temporeras. En la misiva al líder de CCOO, la Embajadora destaca que “después de varias reuniones y contactos con las autoridades españolas y los representantes del sector fresero de Huelva, se ha conseguido la prolongación de la estancia de las temporeras hasta finales de julio”. Benyaich también destaca el “compromiso de los empresarios de atender a las trabajadoras marroquíes y darles alojamiento hasta su vuelta a Marruecos”.

Rabat sí autoriza el regreso en ferry desde Marruecos... y España lo permite

Las estrictas restricciones al tráfico marítimo impuestas por Marruecos a embarcaciones procedentes de puertos españoles no se han topado, en contrario, con las que el propio Gobierno español estableció el pasado 3 julio al reino alauita por «falta de reciprocidad».

Según ha confirmado a esta revista a naviera FRS Group, ese mismo día, el buque Kattegat trasladó a más de 300 ciudadanos alemanes desde el puerto de Tánger al de Algeciras. Llegado al puerto gaditano, los repatriados por FRS pudieron continuar su viaje por el territorio español con destino a sus países de origen. La organización del viaje, según una nota de la naviera, «es fruto del acuerdo alcanzado a través de la Embajada alemana en Rabat, que ha permitido desbloquear una situación que ha retenido en Marruecos durante todos estos meses a ciudadanos alemanes y de otras nacionalidades».

La misma compañía fletó el pasado mes de mayo otro de sus buques para la repatriación de ciudadanos británicos, concretamente 57 residentes de Gibraltar y 25 del Reino Unido, que también habían quedado bloqueados en Marruecos. Como en el caso de los ciudadanos alemanes, este viaje fue posible gracias al trabajo diplomático.


El acceso a Marruecos desde el 15 de julio es una operación excepcional que no significa abrir las fronteras

En una sesión informativa celebrada el pasado jueves, el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y marroquíes que viven en el extranjero, Nasser Bourita, aclaró que las medidas de retorno al país autorizadas por su gobierno no suponen «una apertura de las fronteras del Reino».

Bourita explicó que no se trata de la apertura de las fronteras aéreas, terrestres y marítimas del Reino, sino «una operación excepcional dirigida a autorice el acceso al territorio nacional desde el miércoles 15 de julio de 2020 a ciudadanos marroquíes independientemente de su condición (turistas varados, estudiantes o residentes en el extranjero), así como a los extranjeros que residen en el Reino y están en el extranjero por alguna razón, así como a sus familias».

Nasser Bourita confirmó que las personas afectadas por esta operación excepcional deben respetar ciertas condiciones: tener la nacionalidad marroquí o un permiso de residencia en Marruecos para extranjeros y presentar una prueba de PCR antes de abordar, y cualquier persona con síntomas relacionados con el coronavirus debe ser sometida a análisis  adicionales.

El Ministro también mencionó la autorización para abandonar el territorio nacional a partir del miércoles 15 de julio de 2020 para los marroquíes que residen en el extranjero, varados en el territorio nacional y que desean unirse a su país de residencia, así como los extranjeros varados en Marruecos.

También afirmó que esta operación se llevará a cabo desde los puntos de cruce aéreo esencialmente a través de vuelos de Royal Air Maroc y Air Arabia, así como a través de los puntos de cruce marítimo, exclusivamente desde los puertos de Sète (en Francia ) y Génova (en  Italia ).


Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.