Adiós a Manolo Bordallo, nos deja su palabra y su ejemplo

La muerte esta semana de uno de los fundadores del Grupo Gallo de Vidrio, colaborador de Confidencial Andaluz, deja una huella imborrable en la cultura popular andaluza.

A principios de año nos planteamos abrir el abanico de colaboradores en Confidencial Andaluz. Fue mi amigo y compañero José Manuel García quien me habló de la posibilidad de contar con varios nombres y entre ellos me habló de una posible colaboración semanal de Manolo Bordallo, un nombre que me sonaba y mucho de aquellos aventureros que agitaron la vida cultural de Sevilla a través del Grupo Gallo de Vidrio en décadas pasadas, cuando los libros eran considerados objeto de delito.

Fue cuando conocí a Manolo (y a Toñi), en el transcurso de un “café” que se me antojó demasiado corto pese a durar más de hora y media de charla. Me pareció un hombre de una personalidad desbordante, cercano, humilde, un tipo normal que decía lo que pensaba sin cortarse un pelo. El capítulo relacionado con la religión fue, sin duda, el más extenso, sin olvidar en esas calendas los efectos de un gobierno del PP carcomido por la corrupción, defendiéndose con la Ley Mordaza.

Así, los lectores de este digital, pudieron disfrutar a partir del mes de marzo de unos textos singulares, sinceros, actuales y valientes, pero sobre todo honestos de alguien que aún tenía muchas cosas que decir en la vida.

Pasaron artículos y semanas hasta que el propio Manolo me hizo partícipe de su jodido estado de salud. No mencionó la palabra cáncer, pero con solo enumerar efectos y tratamientos, no hizo falta aportar más detalles. Fue cuando Manolo dejó de escribir, aunque me hacía llegar comentarios puntuales sobre artículos que se iban publicando y de los que le dábamos cuenta a través de nuestra lista de distribución de titulares. Algunos les gustaban y los aplaudía, otros los criticaba porque no los compartía, aunque siempre entendió que un medio plural debe dar cabida a todo tipo de opiniones. “A mí tampoco me ha gustado ese artículo Manolo” le escribí en respuesta a uno de sus correos a cuenta de la sentencia de La Manada.

El 23 de junio el correo electrónico trajo una buena noticia remitida por “Manolo Aljarafe”: “Por fin me he animado a mandarte algo, Pepe.Enhorabuena por esa “redacción” y la generalidad, aunque todavía algún facha quiera anularnos…”

El artículo se titula “Podemos, o barbarie”

¡PODEMOS, O BARBARIE!

No ha quedado claro a lo largo del s. XX que no queremos a los pobres?

Ni líderes de masas, ni revoluciones de los de abajo, ni teóricos populistas que expliquen cómo cambiar el sistema, ni “¡El pueblo unido jamás será vencido!”

Tenemos armas suficientes para controlar el mundo, y para hacer que se eliminen los pueblos más inútiles, unos tras otros.

Producimos lo que queremos, para quienes queremos, y no vamos a producir para quienes no queremos.

Tenemos prácticamente todos los metales preciosos, las riquezas y las materias primas del mundo, convertidas en papel moneda en nuestros bancos y paraísos.

Organizamos la sanidad, la educación y la cultura; el papel de las mujeres, la infancia, la vejez y las migraciones en cada rincón del planeta.

¡¡Y si hace falta le enseñaremos a votar a griegos, italianos, españoles y portugueses!!

¡Y no vamos a cambiar nuestro sistema por nada!

¡¡Porque es el mejor!!

Y si somos los ricos es porque Dios nos bendice.

¡¡A por ellos, oé! ¡¡ A por ellos oéee!!

Manolo Bordallo

23-VI-18

 

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de Pepe Fernández 23 Articles
Editor y director de Confidencial Andaluz