5 secuelas que dejará en la OMS la suspensión de fondos por parte de EEUU

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump,  ha decidido suspender la financiación a la Organización Mundial de la Salud (OMS) porque considera que el organismo internacional no ha estado a la altura de la gestión de la crisis provocada por el coronavirus.

Esta decisión, de carácter temporal, con la que el mandatario estadounidense ha congelado la aportación económica que le hace a la entidad, ha generado un auténtico cisma entre la potencia mundial y el resto de países que se han posicionado en contra de Trump y a favor de la OMS.

En plena pandemia del Covid-19, Trump ha puesto en jaque no solo a la entidad dirigida por Tedros Adhanom Ghebreyesus, sino también al resto de países que colaboran con la entidad, puesto que de ella dependen gran cantidad de decisiones que se toman en situaciones de extrema urgencia como la que atraviesa en la actualidad el mundo.

Además, Estados Unidos es el país que más contribuye – económicamente hablando – en la actividad de la OMS y esta parálisis monetaria dejará, mientras dure, grandes consecuencias en la entidad internacional.

¿A qué secuelas tendrá que hacer frente la OMS mientras se mantenga vigente la postura de Estados Unidos? 

DÉBIL CAPACIDAD DE TRABAJO DE LA OMS

Desde la OMS han manifestado su desconcierto ante la decisión tomada por EEUU dado que el país es una de sus principales vías económicas.

Por este motivo, la organización internacional ha advertido del «devastador impacto» que provocará esta medida en la OMS apuntando que mientras se mantenga activa, la capacidad de actuación y trabajo de la entidad se verá mermada al no poder ejecutar según qué movimientos por la «condición» que tienen con el país presidido por Trump.

Al no tener libertad de actuación, este freno abstracto supone una debilidad palpable en lo que a la toma de decisiones de la OMS respecta.

DIFICULTADES DE COOPERACIÓN GLOBAL FRENTE AL COVID-19

Si Estados Unidos mantiene la suspensión económica de los fondos destinados a la OMS, esto dificultará la cooperación global frente al Covid-19.

Esto implica que la OMS se enfrentará a diferentes complicaciones en el momento en el que tenga que dar soporte al resto de países que van a necesitar una respuesta por parte de la organización en diversos ámbitos.

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, enfatizó el rol de la OMS en un momento tan crítico como el actual asegurando que «no es el momento de reducir los recursos para las operaciones de la Organización Mundial de la Salud o cualquier otra organización humanitaria en la lucha contra el virus».

En la misma línea de apoyo a la OMS, un portavoz de la diplomacia china – otro de los principales blancos de Donald Trump durante la gestión de la crisis del coronavirus – ha asegurado que «esta decisión debilitará las capacidades de la OMS y socavará la cooperación internacional contra la epidemia

RALENTIZACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE UNA CURA

Estados Unidos ocupa el 22% del presupuesto total de la Organización Mundial de la Salud.

Entre los diferentes escenarios de actuación de la OMS, uno de ellos es el de actuar frente a la aparición de una pandemia y dar respuesta a los brotes que estas puedan generar.

Entre esas respuestas está la de ayudar y colaborar en la búsqueda de una vacuna e invertir en investigación para conseguirla. Sin embargo, esta congelación de fondos ordenada por EEUU podría retrasar considerablemente la lucha contra el Covid-19. 

De hecho, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, apuntó en su cuenta de Twitter que «la OMS no cuenta con fondos suficientes, por ejemplo, para el desarrollo y la distribución de pruebas y vacunas» y añade que es este motivo el que obliga «a trabajar estrechamente y no repartir culpas durante una pandemia».

VACÍO ECONÓMICO IRREMPLAZABLE

La incertidumbre en en la que se encuentra la OMS tras el anuncio del presidente estadounidense está más que justificada.

¿A cuánto asciende la cantidad económica aportada por Estados Unidos? Según datos ofrecidos por la entidad internacional, decir que EEUU es el principal donante es una realidad dado que las aportaciones del país oscilan entre los 400 y 500 millones de dólares anuales.

Y además, esto no queda aquí, puesto que un 76 % de las aportaciones voluntarias (tres cuartas partes del presupuesto de la organización) también fueron aportadas por la potencia mundial en el periodo transcurrido entre 2018-19.

Es por esta cuestión por la que muchos países han pedido a EEUU que reconsidere su decisión y no vaya en contra de la institución en un momento clave para la historia de la humanidad.

VULNERABILIDAD EXTREMA DE LOS PAÍSES MÁS POBRES

Además, esta retirada temporal de la financiación no solo dejará en jaque a la OMS, sino que también tendrá un efecto muy importante en todos aquellos países cuya situación sanitaria es muy vulnerable.

La falta de financiación dejará aún más débiles a los sistemas sanitarios de los países más pobres como África, cuya capacidad de recuperación frente a una pandemia como la del coronavirus es ínfima.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.