15 Voluntarios pasan 40 días en una cueva sin luz ni reloj

Se trata de un experimento que consiste en llevar al extremo las habilidades espacio-temporales humanas y el funcionamiento del cerebro en situaciones de dicha índole. Esta expedición era liderada por Christian Clot, un explorador franco-suizo.  Participaron 15 voluntarios, 8 hombres y 7 mujeres de edades entre los 27 y los 50 años, en la cueva de Lombrives, en Ariège, Francia.

Este curioso experimento se le conoce como “Deep Time”, en el que los voluntarios tuvieron que acostumbrarse a los 10,5º C y a un 100% de humedad. Tenían que generar electricidad con un sistema instalado a pedales y obtener agua a 45 metros de profundidad.

Algunos de los voluntarios afirmaron haber tenido la sensación de que había transcurrido menos tiempo, “pensaba que todavía quedaban 5 o 6 días”, afirmó una mujer. Aunque la mayoría reconoció haber sufrido una clara desorientación de los ciclos del sueño, habiendo dormido unas noches más que otras.

El objetivo de este experimento es llevar al límite al ser humano para poder prepararnos para futuros y situaciones hipotéticas respecto al cambio climático o la colonización de otros mundos.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.